José Manuel Sánchez Ron

José Manuel Sánchez Ron


José Manuel Sánchez Ron. Premio Julián Marías 2016

Cuando se recibe un premio, cuando un jurado decide que una persona merece un reconocimiento, esa persona, yo ahora, sin duda siente alegría y algún, grande o pequeño, orgullo. Más aún, si como sucede en esta ocasión, ese premio constituye un reconocimiento a toda una carrera científica.

No les sorprenderá que les confiese que yo no soy ajeno a tales sentimientos, Constituye para mí un gran honor que la Comunidad de Madrid me haya concedido el Premio Julián Marías 2016 a la carrera científica en el campo de las Humanidades.

Pero me gustaría creer que además de reconocer con este premio lo, poco o mucho, que he aportado a las Humanidades, a la historia de la ciencia y al ensayo, hoy represento aquí -y lo digo, créanme, sin ningún tipo de presunción y con la mayor, sincera, humildad- el esfuerzo de reunir mundos que con demasiada frecuencia se han mantenido, a veces interesadamente, separados: los de las Humanidades y la Ciencia.

Me eduqué y trabajé durante años como físico teórico, de lo que estoy muy orgulloso. Nunca he recibido una formación reglada en historia o filosofía, y bien que lo siento, pero a partir de un cierto momento, ya lejano, me di cuenta de que más que intentar crear o desarrollar nueva ciencia debía, por mis habilidades y espíritu, esforzarme en reconstruir la historia de la ciencia, entenderla de esa otra manera. Y hacerlo prestando atención no solo a sus contenidos - algo que también he hecho en, por ejemplo, mis libros y artículos sobre las teorías de la relatividad, la mecánica cuántica o la física de la segunda mitad del siglo XX -, sino también a marcos institucionales, sociales, industriales, políticos o económicos (mis obras sobre las relaciones entre ciencia y poder, la ciencia en las dos guerras mundiales y durante la Guerra Fría, así como sobre instituciones españolas como la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, la Junta de Energía Nuclear o, investigación aún en curso, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Y también sobre personas: Albert Einstein, James Clerk Maxwell, Miguel Catalán, Isaac Newton, Galileo Galilei, Charles Darwin, Marie Curie, Blas Cabrera, John von Neumann, David Hilbert o José Echegaray, ciudadano distinguido éste de los mundos de la ciencia y las letras.


Hoy represento aquí - y lo digo, créanme, sin ningún tipo de presunción y con la mayor, sincera, humildad - el esfuerzo de reunir mundos que con demasiada frecuencia se han mantenido, a veces interesadamente, separados: los de las Humanidades y la Ciencia

En algún sentido, metafóricamente, el lugar en el que nos encontramos ahora conserva un cierto "aroma" de la hermandad que debería existir entre ciencias y letras, pues esta fue la casa de la Real Academia Española hasta que se trasladó en 1894 al edificio que ocupa en la actualidad en la calle Felipe IV. Y no faltan ejemplos de académicos numerarios que pertenecieron a ambas corporaciones, entre otros José Echegaray, José Rodríguez Carracido, Santiago Ramón y Cajal, Blas Cabrera y Julio Rey Pastor.

En cierta ocasión. Albert Einstein escribió que "en Alemania se me describe como un 'sabio alemán', en tanto que en Inglaterra se dice que soy un 'judío suizo'. Si mi destino me llevara a ser definido como una bête noir, me convertiría en un 'judío suizo' para los alemanes y en un 'sabio alemán' para los ingleses". De forma parecida, a mí acaso me podrían haber calificado los humanistas, los "de letras", como "de ciencias", y los científicos decir: "No es uno de los nuestros. Es de letras". Me alegra decir que nunca he padecido, o conocido, semejantes caracterizaciones excluyentes. Especialmente en el que ha sido, y es, mi hogar profesional, académico, durante casi toda mi carrera, salvo los años que pasé en Inglaterra, Estados Unidos y, en comisión de servicio, en el Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas; esto es, en la Facultad de Ciencias y el Departamento de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid, donde me he sentido siempre querido y respetado, tanto cuando como profesor titular de Física Teórica ejercí de profesor e investigador en ese campo, como cuando me convertí, sin cambiar de despacho, en catedrático de Historia de la Ciencia, cátedra que se creó dentro del entonces llamado "Plan Propio" a petición de miembros de la Facultad de Ciencias.

El agradecimiento que siento por esto, por haber hecho posible que sea lo que he terminado siendo y porque hoy pueda estar aquí recibiendo este premio, es inmenso. Me alegra especialmente que me acompañen, a mí y a mi compañero de Departamento y Premio Miguel Catalán, Luis Ibáñez (un motivo éste de alegría añadido), mi rector, Rafael Garesse, mi decano, José María Carrascosa, mi vicedecano de Estudios de Grado, Manuel Chicharro, y mi director de Departamento, Luis Labarga. Solo yo sé lo mucho que les debo, especialmente estos últimos años.

Permítanme que exprese mi orgullo por pertenecer al claustro de profesores de la Universidad Autónoma de Madrid.

Quiero agradecer, asimismo, a tres queridos amigos que tuvieron la generosidad y amabilidad de presentar mi candidatura a este premio: Santiago Muñoz Machado, Carmen Iglesias y Luis María Anson. Y no puedo olvidar, por supuesto, a mi familia, a mi esposa, Ana, sobre todo, por todo lo que me han dado y continúan dando. Sin ellos, yo no estaría hoy aquí.

Gracias a todos y a la Comunidad de Madrid, por premiar en mí persona a una visión integradora del mundo y del trabajo académico, en el que ciencias y letras, letras y ciencias, no son sino caras de una misma moneda.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Le informamos que de acuerdo a la normativa de Protección de Datos Personales, 15/99 y 8/2001, sus datos pasarán a formar parte de un fichero automatizado de acuerdo a la Política de Privacidad.