Reseñas Bibliográficas
   
   

Fundación COTEC para la innovación tecnológica (2000): Relaciones para la innovación de las empresas con las Administraciones. Informes sobre el sistema español de innovación.
Autor: Fundación COTEC

Madrid: Fundación COTEC

A raíz del Informe COTEC sobre el sistema español de innovación publicado en 1998, esta Fundación ha proseguido en su labor dirigida a profundizar en el análisis de dicho sistema con el objetivo de influir sobre los gestores de la política tecnológica mediante un conjunto de atinadas recomendaciones.

La monografía que comentamos se ha centrado en las relaciones que mantienen empresas y Administraciones públicas como agentes esenciales de todo sistema de innovación. El texto recoge de forma rigurosa las opiniones de destacados especialistas en torno a diferentes aspectos de las políticas públicas de ciencia y tecnología, así como sobre su impacto sobre el tejido empresarial. Tras los análisis efectuados, siguiendo una estructura a la que ya nos tiene acostumbrados COTEC en sus valiosos informes, se proponen diversos "diagnósticos y recomendaciones".

La obra ha sido elaborada a partir de un borrador redactado por un equipo de economistas coordinado desde el Programa de Investigaciones Económicas de la Fundación Empresa Pública por Jordi Jaumandreu (e integrado por X. González, E. Huergo, C. Pazó y X. Torres). Posteriormente, ese documento de trabajo fue sometido al análisis y debate con un amplio grupo de relevantes expertos. El resultado es una obra que se ha convertido en un must read, como dicen los anglosajones, para todos los interesados en la innovación y la tecnología en nuestro país.

Estructura de la monografía

La tesis básica a la que se adhieren los autores se resume diciendo que la innovación es la fuente principal de crecimiento económico, y, por tanto, de incremento del bienestar social. A partir de ese planteamiento, se revisan los motivos que la ciencia económica ha ido elaborando sobre la intervención pública en la asignación de recursos a las actividades de I+D. El diagnóstico elaborado en este sentido destaca la búsqueda de equilibrio entre los "fallos del mercado" y los "fallos de la regulación" a la hora de plantear una política eficiente de ciencia y tecnología.

A continuación se revisan las principales acciones de dicha política:

  • Acciones que comportan incentivos financieros (incentivos fiscales, subvenciones y política de compras públicas).

  • Acciones no financieras de protección y estímulo (protección de la propiedad industrial a través de patentes, apoyo a la difusión de innovaciones, cooperación entre agentes para reforzar la actividad innovadora).

  • Acciones regulatorias con consecuencias sobre la innovación (en tres ámbitos: protección de la competencia, creación de nuevas empresas y regulación medioambiental).

Algunos aspectos de interés destacado

Resulta difícil extractar cuestiones específicas en una obra tan bien estructurada y desarrollada como la presente. No obstante, y dado el carácter monográfico de este número de "Madri+d" sobre las relaciones entre fiscalidad e innovación, vamos a dedicar especial atención a este aspecto. Este criterio no implica desconocer la necesidad de un enfoque integrado en todas las medidas de fomento de la innovación desde la Administración, como han puesto de relieve diferentes autores en este número de la revista.

Tras constatar la tendencia en los países miembros de la OCDE hacia una simplificación de las exenciones fiscales y una búsqueda de la neutralidad en el impacto de la imposición, la pervivencia relativamente generalizada de este tipo de medidas supone un cierto refrendo de su eficacia.

La obra analiza de manera comparada la tipología de incentivos fiscales para la innovación, y que es la siguiente:

  • Incentivos fiscales en la base imponible del impuesto.

  • Depreciación acelerada para ciertos tipos de activos.

  • Crédito fiscal o deducción en la cuota.

A continuación, se revisa la evolución del tratamiento fiscal de la I+D en España, con especial detalle en la legislación actual, derivada de la Ley 55/1999, de 29 de diciembre, de Medidas fiscales, administrativas y del orden social, que modifica, entre otras normas, el artículo 33 de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades. El efecto principal es la transformación de las deducciones por actividades de investigación e innovación tecnológica, de acuerdo con las directrices emanadas del Plan Nacional de I+D+I 2000-2003.

Entre las novedades destacables que instaura la citada norma pueden citarse las siguientes:

  • La ampliación de la definición de las actividades de I+D+I sujetas a deducción.

  • Aumento de la deducción de la cuota íntegra del 20% al 30% en los porcentajes deducibles por actividades de investigación y desarrollo. Además, pasa del 40% al 50% la deducción de los gastos de I+D+I que excedan de la media de los efectuados en los dos ejercicios anteriores. De manera adicional también podrán deducirse tanto el 10% de los gastos de personal investigador adscrito a actividades de I+D, como el 10% de los gastos correspondientes a proyectos de investigación y desarrollo contratados con universidades, organismos públicos de investigación y desarrollo o centros de innovación y tecnología (registrados como tales de acuerdo con el R.D. 2609/1996, de 20 de diciembre).

  • Permite deducciones específicas por diversas actividades de innovación tecnológica (tales como proyectos de investigación encargados a universidades, organismos públicos de investigación o centros de innovación y tecnología, diseño industrial e ingeniería de procesos de producción, adquisición de tecnología avanzada, y obtención de certificados de calidad de la serie ISO 9000).

  • Minoración de los gastos en I+D+I del 65% de las subvenciones recibidas.

  • Elevación del límite conjunto de todas las deducciones del impuesto del 35% al 45% de la cuota íntegra, que se aplicará sólo cuando la deducción correspondiente al I+D+I exceda del 10% de tal cuota.

  • Se introduce la consulta vinculante y la valoración previa de los gastos de I+D+I (R.D. 2060/1999, de 30 de diciembre) por parte de la Administración tributaria.

Por último, los autores analizan la eficacia de los incentivos fiscales pasando revista a los resultados de varios trabajos econométricos efectuados entre 1985 y 1999.

Como en los restantes capítulos de la obra, se concluye con diagnósticos y recomendaciones al respecto.

En concreto, los diagnósticos efectuados son los siguientes (pp. 44-45):

  • "La actual definición fiscal de la I+D+I ha supuesto una notable mejora, pero todavía es necesario que se acerque más a su concepto teórico."

  • " La introducción en nuestro sistema fiscal de la figura de la consulta vinculante es un estímulo para acometer más proyectos, algunos más innovadores y arriesgados."

Tales diagnósticos expresan una opinión que seguramente sería la mayoritaria entre los expertos en política científica y tecnológica. No obstante, sería conveniente matizar los aspectos ideales de las construcciones teóricas con una referencia a las contingencias específicas que condicionan la ejecución de las diversas medidas estudiadas de política fiscal. Cuando existen importantes dificultades en la definición del propio concepto de "investigación y desarrollo" (recordemos los meritorios, y necesariamente en evolución, trabajos de la OCDE en los Manuales de Frascati y de Oslo), quizá debería dotarse a la normativa fiscal de algún mecanismo rápido y ágil para considerar los nuevos desarrollos teórico-prácticos en este terreno.

Las recomendaciones recogidas a este respecto por el estudio analizado son las siguientes (p. 45):

  • " Se debería ofrecer la posibilidad de compensar pérdidas con los beneficios de períodos impositivos posteriores."

  • "Se debería estudiar la posibilidad de establecer un trato fiscal preferencial a las empresas con mayores dificultades de acceso a la innovación y para los casos de muy alto riesgo."

Ambas recomendaciones nos parecen muy razonables, teniendo en cuenta que su potencial eficiencia dependería (en la segunda recomendación) del concepto que se considere para "empresas con mayores dificultades de acceso a la innovación" (¿de determinado tamaño?, ¿de determinado sector de actividad?, ¿de determinada región?).

Conclusión

En suma, podemos decir que la obra reseñada representa un más que meritorio esfuerzo para presentar de manera rigurosa y completa los vínculos entre las empresas, como agente principal del proceso de innovación tecnológica, y la Administración pública a la hora de llevar a cabo su esfuerzo innovador.

El análisis, claro y asequible, permite a todos los interesados entender una faceta tan importante del sistema nacional de innovación, y facilita un debate informado en torno a las posibles medidas de fomento de la innovación desde la citada perspectiva.

Por Jesús Rodriguez Pomeda.