ciencia y literatura


SOY CHARLOTTE SIMMONS

 

Soy Charlotte Simmons Wolfe,  Tom.

Traducción: Eduardo Iriarte, Carlos Mayor

Ediciones B, Barcelona, 2005.

 
 
 
 

EL AUTOR

Tom Wolfe (Virginia, Estados Unidos, 1930) es uno de esos novelistas norteamericanos de éxito mundial gracias al formidable aparato industrial y mediático que lo apoya. Considerado uno de los pioneros del <<nuevo periodismo>> en los años sesenta, es autor de varias novelas de difusión internacional, entre ellas la muy conocida <<La hoguera de las vanidades>>, que fue llevada al cine con notable éxito. Nos encontramos, pues, ante un fenómeno típicamente norteamericano, que es difícil de evaluar con rigor. Aunque no parece que estemos de entrada ante un escritor de la talla u orientación de los grandes de América en este siglo: los Faulkner, Hemingway, Dos Passos, Steinbeck…

 
 

RESUMEN ARGUMENTAL

La novela cuenta en rigor la iniciación a la vida adulta de Charlotte Simmons, una adolescente aventajada de Carolina del Norte, que acude a estudiar a la universidad puntera de Dupont. En el curso de su estancia durante el año escolar que se novela, Charlotte conoce la decepción sentimental, se confunde con un ambiente moralmente degradado, pierde en su propia estimación hasta que, merced a su código de valores basado en la autenticidad y la profesionalidad consigue restablecer la paz de su espíritu y acceder a la plena madurez.

Pero Wolfe no se conforma con hacer una novela de aprendizaje. Charlotte es una suerte de hilo conductor que permite al autor la reconstrucción narrativa de una universidad americana de élite, donde sin duda hay sabios profesores y aplicados alumnos, pero lo que más comparece en las páginas de la fábula es un elenco interminable de machos achulados, atletas pendientes del culto al músculo, fornidos jugadores de baloncesto, borrachos permanentes, mujercitas despendoladas, promiscuidad, y un constante clima de orgía sexual-etílica.

 
 

VALORACIÓN

En <<La hoguera de las vanidades>> Wolfe trazó una durísima sátira del Wall Street de los años ochenta; en <<Soy Charlotte Simmons>> perfila otra durísima sátira de las universidades de élite norteamericana. Hay que hablar de sátira en este caso concreto porque no es posible que una universidad que se tenga por tal funcione –es decir, no funcione—como lo hace esta imaginariade Dupont, dominada por el machismo, el culto al sexo, las orgías constantes, la veneración del músculo, el escaso nivel intelectual (¡esos estudiantes de Francés que leen <<Madame Bovary>> en traducción!), los grupos estudiantiles de presión compartimentados,la promiscuidad más absoluta, la jerga más indecorosa (<<el putañés>>)…

Wolfe ha procedido en buen satírico y ha organizado una novela de planos múltiples, aunque de un único escenario, que le permite manejar a muchos personajes, y no solo a la protagonista, que incide constantemente en la degradación del mundo universitario. La novela es una sucesión de barbaridades de todo tipo, contadas con evidente amenidad, que dan para cerca de mil páginas pero que podían igual haber dado para dos mil. Hay alguna moralina en la conclusión, pero ninguna trascendencia. El bien –relativo—se impone, pero es muy poca cosa para tanto despliegue de planos y personajes.

Nos atrevemos a calificar de superficial la sátira de Wolf, que dialoga muy bien, como todos los escritores de su país, que narra con buen ritmo –otra característica—, pero que no llega al fondo de las cuestiones: el porqué del racismo en el baloncesto, el porqué del culto al cuerpo, el porqué del machismo desaforado, el porqué de la sumisión femenina al macho, tan exacerbada, el porqué.... Son muchas preguntas las que quedan sin contestar. Por un caso de corrupción investigado, son muchas las corrupciones que quedan flotando sin que Wolfe esboce ninguna hipótesis o muestre las consecuencias trágicas de tales estructuras. De esto último, que era una solución, no hay ni rastro en el voluminoso libro.

 


 

 





sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org