Metas Educativas 2021 – Las TIC en la educación y los retos que enfrentan los docentes

Por Frida Díaz Barriga (UNAM, México)

>En relación al sugerente tema de la educación quequeremos para los jóvenes bicentenarios, no puedo menos que pensar queresultará imposible perfilar dicha empresa, si no tenemos claro el tipode docentes que necesitamos formar para que apoyen el aprendizaje ydesarrollo de estos jóvenes.

Aún cuando se ha demostrado que las TIC constituyen en fenómeno socialde gran trascendencia que ha transformado la vida de millones, tambiénse ha reconocido que su impacto en la educación dista de suspotencialidades. En la región latinoamericana, con base en los análisisde los expertos en el tema, se encuentra un claro rezago no sólo en lasposibilidades de acceso en condiciones de equidad a dichas tecnologías,sino también en relación a sus usos pedagógicos.  Al parecer, en lascondiciones actuales, y de no mediar acciones a todos los niveles(político, educativo, económico), en nuestra región las TIC pasarán aser un factor más de desigualdad que perpetúe el círculo de exclusiónsocial y educativa en que se encuentran atrapados muchos de nuestrosniños y jóvenes. 

Estoyplenamente convencida que la introducción de las TIC en la educaciónabre muchas posibilidades, pero también plantea nuevas exigencias. Unode los desafíos más importantes se refiere a la tarea docente. Lasnuevas exigencias a la profesión docente demandan que sean precisamentelos profesores los responsables de la alfabetización tecnológica desus  estudiantes y del dominio de una diversidad de competenciasrequeridas en el contexto de las demandas de la sociedad delconocimiento. La cuestión es ¿están preparados los docentes para ello?,¿se está haciendo lo debido para asegurar una formación docenteapropiada?

A pesar de lasreformas curriculares de la última década que se precian de susfundamentos en el constructivismo, por lo menos en el caso de lossistemas educativos de nuestra región, todavía prevalecen las formas deenseñanza centradas en la transmisión del conocimiento declarativo y enlas evaluaciones del aprendizaje a través de exámenes de opciónmúltiple o de recuperación casi literal de información puntual. Enalgunos estudios realizados sobre el particular (en países como Chile,México, Colombia, España) se ha concluido que los profesores y alumnosen general, emplean las TIC para hacer más eficiente lo quetradicionalmente han venido haciendo, sobre todo, para recuperarinformación o presentarla. Pero los usos más constructivos einnovadores vinculados con el aprendizaje complejo, la solución deproblemas, la generación de conocimiento original o el trabajocolaborativo, son poco frecuentes. Asimismo, se ha encontrado que muchos profesores están experimentando una falta de seguridad técnica ydidáctica en relación a la introducción de las TIC en el aula, dada lafalta de programas de habilitación docente apropiados y debido a que nose han logrado crear las condiciones favorables para su uso pedagógico.Con relativa frecuencia, los profesores muestran menor seguridad y unabaja percepción de competencia o autoeficacia frente a las TIC encomparación a sus estudiantes.

Porlo anterior, entre las prioridades a atender para promover usosinnovadores de las TIC en las escuelas, se encuentra el tema deldesarrollo y perfeccionamiento continuo de las competenciastecnológicas y didácticas del profesorado. Hay que considerar no sóloespacios para la reflexión y eventual transformación de sus creencias yprácticas pedagógicas, sino ante todo, la creación de equipos o gruposde trabajo (a la manera de comunidades de práctica y discurso crítico)que brinden el debido soporte y acompañamiento en esta labor. Losesfuerzos conducidos (meritorios pero insuficientes) se han centrado endotar a los profesores de las nociones básicas de uso instrumental delas TIC, con poco apoyo para su introducción sistemática en el aula.Son menos las experiencias donde los profesores logran adquirir lascompetencias necesarias para utilizar conjuntamente metodologíasdidácticas innovadoras y TIC sofisticadas, enfatizando la comprensióndel conocimiento escolar pero sobre todo su aplicación tanto aproblemas del mundo real de interés para sus alumnos, como a su propioabordaje pedagógico.  Más allá del manejo instrumental básico de lasTIC, el docente requiere mejorar y enriquecer las oportunidades deaprender a enseñar significativamente a sus estudiantes con apoyo endichas tecnologías, lo que implica su participación activa en proyectoscolectivos de  diseño y uso de ambientes de aprendizaje enriquecidoscon las TIC.

Lograr loantes expuesto no es tarea sencilla, pero tampoco es inasequible.Existe afortunadamente evidencia suficiente de experiencias educativasexitosas donde los docentes han logrado innovar la enseñanza y promoveraprendizajes significativos en sus estudiantes. Al respecto, cierro micomentario con la mención a los cinco atributos clave que plantea laUNESCO para llevar a buen término una innovación educativa, basados enla literatura reportada sobre el papel y necesidades de los profesores:1. Ventaja relativa: hay que demostrar al profesor que el aprendizajeenriquecido por medio de las TIC es más efectivo que los enfoquestradicionales; 2. Grado de compatibilidad: demostrar que el uso de lasTIC no se opone a los puntos de vista, los valores o los enfoqueseducativos de actualidad; 3. Complejidad: demostrar que es viableimplementar las TIC en la enseñanza; 4. Prueba empírica: dar a loseducadores la oportunidad de probar las TIC en entornos no amenazantes,para lo cual, se necesita tiempo y apoyo técnico. 5.  Observabilidad:dar a los profesores la oportunidad de observar el uso de las TICaplicadas con éxito en la enseñanza.

Referencias:

Coll, C. (2007). TIC y prácticas educativas: realidades y expectativas.Ponencia magistral presentada en la XXII Semana Monográfica deEducación, Fundación Santillana,  Madrid, España. Disponible en http://www.oei.es/tic/santillana/coll.pdf
Cerf, V. y Schutz, C. (2003). La enseñanza en el 2025: La transformación de la educación y la tecnología.
Ramírez, J.L. (2006). Las tecnologías de la información y de lacomunicación en la educación de cuatro países latinoamericanos. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 11(28), 61-90.
Rueda, R., Quintana, A., Martínez, J.C. (2003). Actitudes,representaciones y usos de las nuevas tecnologías: El caso colombiano. Tecnología y Comunicación Educativas, 38, 48-68.
UNESCO. (2004). Las tecnologías de la información y la comunicación en la formación docente. Guía de planificación. París: Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

 

Acceder y participar en el foro

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola, soy estudiante de pedagogia en ingles, Bogotá – Colombia, y me ha impactado mucho tu escrito, debo decir que nunca antes habia leido algo tan explicito como lo plasmado aqui. tengo la oportunidad de hacer una ponencia en ni universidad y este documento me será de mucha ayuda para complementar mi intervención. espero no tengas ningun inconveniente al momento de citar algunas de tus frases..!!!

Excelente critica.

Marcela Sopó

(requerido)

(requerido)


*