Madrid, capital iberoamericana de la Matemática en 2017

2017 es un año en el que se van a realizar muchas actividades sobre la matemática y su popularización en la ciudad de Madrid. El momento más imprtante será el VIII CIBEM Congreso Iberoaméricano de Educación Matemática que será del 10 al 14 de julio y que reunirá unos mil docentes de todos los países de Iberoamérica en la ciudad de Madrid. La organización correrá a cargo de Sociedad Madrileña de Profesores de Matemáticas Emma Castelnuovo (SMPM) y la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemática con la colaboración de la OEI.

Los CIBEM son congresos que se vienen realizando desde 1990 cada 4 años y que son promovidos por la Federación Iberoamericana de Sociedades de Educación Matemática (FISEM) que agrupa a las sociedades de casi todos los países iberoamericanos. El último se celebró en Montevideo en 2013 y contó con la participación de 1.200 profesores.

Toda la información está en http://www.cibem.org

En ese mismo marco se va a celebrar el V Día Iberoamericano de GeoGebra(el 13 de julio)  que tendrá como ponente principal a Markus Hohenwarter creador del programa GeoGebra.

El Instituto Iberoamericano para la Enseñanza de las Ciencia y la Matemática – IBERCIENCIA – de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) viene celebrando desde 2013 el Día Iberoamericano de GeoGebra.

Al igual que la primera edición, celebrada en 2013 en Montevideo (Uruguay) se va a enmarcar con el Congreso Iberoamericano de Enseñanza de la Matemática / VIII CIBEM que se celebrará en Madrid del 10 al 14 de julio.

Los días GeoGebra se empezaron a realizar en España en 2010 desde los distintos Institutos GeoGebra. La experiencia se ha ido extendiendo a distintos países, entre otros Portugal e Italia, y a propuesta del equipo académico de matemáticas de IBERCIENCIA se consideró que era una posibilidad de incrementar las acciones de difusión del uso de GeoGebra en los distintos países iberoamericanos.

Todas estas actividades quieren representar un salto en la educación matemática. Iberoamérica es una región en la que se dan muchas circunstancias que permiten trabajar en forma conjunta por la tradición de trabajo tanto a través de FISEM como con las Olimpíadas Iberoamericanas de Matemática (nacidas en 1984 por iniciativa de la OEI).

Se quiere lograr que se de un salto de calidad en la enseñanza de la matemática al mismo tiempo que se populariza entre la ciudadanía. Para la OEI es un año muy especial ya que vienen siendo muchas las acciones de formación (sobre todo con GeoGebra) en la que en los últimos años han participado más de 10.000 profesores y que estamos seguros que 2017 será un año muy especial.

Aunque estas son las acciones más emblemáticsa todo empieza este mismo fin de semana. Una profesora que contactó con la Junta Municipal de Chamberí  con la colaboración de otros matemáticos, algunos de la Sociedad Madrileña de Profesores de Matemáticas Emma Castelnuovo (SMPM) con el Ayuntamiento de Madrid, va a organizar una jornada de matemáticas en la calle.

Se va a realizar en la calle Fuencarral, entre las glorietas de Bilbao y Quevedo, entre las 11.30 y las 14.00 con actividades variadas como:

 

  • papiroflexia
  • construcciones geométricas
  • juegos numéricos
  • juegos probabilísticos

Además a las 12 y a las 13 se harán dos sesiones de matemagia.

También el último fin de semana de enero (18 y 29) se va a celebrar en la sede de la OEI un seminario sobre resolución de problemas.

En febrero se realizará, también en la sede de la OEI, un Seminario Federal sobre paseos matemáticos convocado y organizado por la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas, y con la colaboración de la Organización de Estados Iberoamericanos y de la Universidad de Córdoba, tiene como objetivos: Analizar recorridos matemáticos por las ciudades. Profundizar en el uso didáctico en el aula de los Paseos Matemáticos. Reflexionar sobre el papel de divulgación matemática que tienen los Paseos Matemáticos por las ciudades.

En marzo, también en la sede de la OEI, se realizará un seminario sobre STEM y matemáticas.

Hace muchos años el siempre recordado Miguel de Guzmán escribía para la OEI una desiderata sobre la enseñanza de la matemática que mantiene su vigencia y que para nosotros representa una hoja de ruta a la que sólo falta añadir la promoción del uso de GeoGebra:

6.1. Atención a la formación inicial y permanente de los profesores de matemáticas.

En 1908, Felix Klein escribía en la introducción de sus lecciones sobre Matemática elemental desde un punto de vista superior: “…durante mucho tiempo la gente de la universidad se preocupaba exclusivamente de sus ciencias, sin conceder atención alguna a las necesidades de las escuelas, sin cuidarse en absoluto de establecer conexión alguna con la matemática de la escuela. ¿Cuál era el resultado de esta práctica? El joven estudiante de la universidad se encontraba a sí mismo, al principio, enfrentado con problemas que no le recordaban en absoluto las cosas que le habían ocupado en la escuela. Naturalmente olvidaba estas cosas rápida y totalmente. Cuando, después de acabar su carrera se convertía en profesor de enseñanza media se encontraba de repente en una situación en la que se suponía que debía enseñar las matemáticas elementales tradicionales en el viejo modo pedante; y puesto que, sin ayuda, apenas era capaz de percibir conexión alguna entre su tarea y sus matemáticas universitarias, pronto recurría a la forma de enseñanza garantizada por el tiempo y sus estudios universitarios quedaban solamente como una memoria más o menos placentera que no tenía influencia alguna sobre su enseñanza”.

Ha pasado cerca de un siglo y, al menos en lo que respecta la formación inicial que nuestros licenciados reciben no creo que se pueda decir que en nuestro entorno la situación difiere mucho de estas circunstancias indeseables que Klein describe.

Lo que la sociedad tiene derecho a esperar de la universidad en lo que respecta a la formación inicial de aquellas personas a las que le va a confiar la educación matemática de los más jóvenes se podría concretar en:

- una componente científica adecuada para su tarea específica,

- un conocimiento práctico de los medios adecuados de transmisión de las actitudes y saberes que la actividad matemática comporta,

- un conocimiento integrado de las repercusiones culturales del propio saber específico.

Cualquiera que estudie atentamente los programas de estudio de la mayor parte de nuestras universidades podrá apreciar sus importantes carencias en los aspectos que podrían conducir a esta formación adecuada de nuestros enseñantes.

A mi parecer, ni los cursos complementarios añadidos al final de los estudios de Licenciatura con el objeto de proporcionar una formación pedagógica razonable ni los cursillos de formación permanente pueden substituir razonablemente la formación intensa que se debería realmente estimular durante los años de permanencia en la universidad, años en los que el alumno está mucho más abierto para recibirla.

Pienso que son raras entre nosotros las universidades que no descuidan abiertamente esta seria obligación con respecto a la sociedad y que urge poner manos a la obra a fin de remediar esta situación rápidamente.

6.2. Atención a la investigación en educación matemática.

Como hemos tenido ocasión de ver, la educación matemática es una actividad interdisciplinar extraordinariamente compleja, que ha de abarcar saberes relativos a las ciencias matemáticas y a otras ciencias básicas que hacen uso de ella, a la psicología, a las ciencias de la educación, … Sólo en tiempos muy recientes se ha ido consolidando como un campo, con tareas de investigación propias, difíciles y de repercusiones profundas en su vertiente práctica. Se puede afirmar que en el sistema universitario un tanto inerte de nuestro país la educación matemática aún no ha llegado a encontrar una situación adecuada por muy diversos motivos, a pesar de que ya van formándose grupos de trabajo en los que se producen resultados importantes.

A mi parecer es muy necesario, por lo que a la sociedad le va en ello, que se formen en nuestras universidades buenos equipos de investigación en educación matemática que ayuden a resolver los muchos problemas que se presentan en el camino para una enseñanza matemática más eficaz.

6.3. Atención a la educación matemática de la sociedad. Popularización de la matemática.

La sociedad de España se encuentra, por tradición de siglos, con una cultura fuertemente escorada hacia sus componentes humanísticas. En España, cultura parece ser sinónimo de literatura, pintura, música,…Muchas de nuestras personas ilustradas no tienen empacho alguno en confesar abiertamente su profunda ignorancia respecto de lo elementos más básicos de la matemática y de la ciencia y hasta parecen jactarse de ello sin pesar ninguno. Las páginas de la mayor parte de nuestros periódicos aún no se han percatado de que las ciencias, y en particular las matemáticas, constituyen ya en nuestros días uno de los pilares básicos de la cultura humana. Es más, parece claro que, como afirma Whitehead, “si la civilización continúa avanzando, en los próximos dos mil años, la novedad predominante en el pensamiento humano será el señorío de la intelección matemática”.

Sería muy deseable que todos los miembros de la comunidad matemática y científica nos esforzáramos muy intensamente por hacer patente ante la sociedad la presencia influyente de la matemática y de la ciencia en la cultura. Una sociedad con el conocimiento cabal de lo que la ciencia representa para su desarrollo se hará colectivamente más sensible ante los problemas que la educación de los más jóvenes en este sentido representa.

En la comunidad matemática internacional se viene prestando recientemente una gran atención a los medios convenientes para lograr abrir los ojos de amplios sectores de la sociedad hacia los beneficios de todos los órdenes que puede reportar una cultura que integre, del modo debido, ciencia y matemática.

6.4. Atención al talento precoz en matemáticas.

Es seguro que en nuestras comunidades escolares existe un cierto número de estudiantes con una dotación intelectual para las matemáticas verdaderamente excepcional. Son talentos que pasarían a veces más o menos inadvertidos y más bien desatendidos por la imposibilidad de que los profesores dediquen la atención personal que se necesitaría. Son personas que, en un principio ilusionadas con la escuela, pasan a un estado de aburrimiento, frustración y desinterés que les conducirá probablemente al adocenamiento y a la apatía, tras un período escolar de posible gran sufrimiento.

Por otra parte son talentos que podrían rendir frutos excepcionales para el bien común de nuestra sociedad, si no se malograran, mediante su aporte extraordinario al desarrollo cultural, científico y tecnológico del país. Constituye una gran responsabilidad social la indudable pérdida de talento que causa su desatención. En la actualidad ningún organismo, ni público ni privado, presta atención continuada a la tarea de detectar, estimular y orientar el talento extraordinario y precoz en matemáticas, así como tampoco en ninguna otra de las ciencias. Existe, y con mucha justificación, una atención, apoyo y cuidado especiales con respecto a la enseñanza del infradotado, pero pienso que apenas se ha prestado atención alguna a los problemas propios de los talentos precoces en los países.

Se puede pensar con cierto fundamento que el talento precoz en matemáticas es más fácil de detectar y estimular que en otras ciencias. De hecho existen desde hace mucho tiempo proyectos realizados con éxito en un buen número de países. Hay diversos caminos para encauzar el problema y entre ellos los hay que no son de un coste excesivo, especialmente si se tiene en cuenta el rendimiento a largo plazo de una actuación bien llevada.

Es posible, a juzgar por el efecto que en países de nuestro ámbito cultural iberoamericano ha tenido la emergencia de unas pocas personalidades de extraordinario talento en el desarrollo matemático del país, que una acción sostenida de detección y estímulo del talento matemático precoz podría colocar nuestro país en tiempo razonable a una altura matemática y científica mucho más elevada.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*