Archivo de febrero, 2012

Actualidad sobre la Encefalopatía Espongiforme Bovina

El pasado mes de diciembre se publicó, por parte de la Dirección General sobre Salud y Consumidores, el informe anual de la UE sobre la vigilancia en rumiantes de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EETs), correspondiente al año 2010. En respuesta, el 30 de Enero de 2012, la EFSA emitió un comunicado mostrando su satisfacción por los resultados alcanzados. Estos revelan un evidente éxito para las políticas llevadas a cabo en la UE en relación a la lucha contra estas enfermedades, así como en la excelente percepción que sobre estos temas tienen los consumidores europeos. Así, se recoge una marcada disminución de la prevalencia de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) en relación al año anterior (un 33% menos, 67 animales positivos en 2009), con 45 casos positivos sobre aproximadamente siete millones y medio de animales sometidos a pruebas diagnósticas. En todos los casos fueron además detectados mediante vigilancia activa, lo que respalda la seguridad de los métodos empleados. En España se identificaron 13 casos positivos en 2010 según dicho informe de la UE, con un descenso respecto a 2009 del 28% (18 casos en 2009). Desde la descripción de los dos primeros en 2000, un total de 797 casos han sido detectados en nuestro país hasta 2010, con un pico de 173 en el año 2003.

Así mismo, se constata el bajo número de casos de la enfermedad humana derivada de la EEB, la variante de la Enfermedad de Creuzfeldt-Jakob (vCJD). Los datos ofrecidos son relevantes: se ha pasado de aproximadamente 120 casos entre los años 1996 y el 2002 (con un pico de 28 fallecidos en el año 2000) a aproximadamente un caso al año en la actualidad.

Y por último, la EFSA se hace eco del aumento de la confianza de los consumidores en relación a estos temas, ya que tan sólo el 2% de los participantes en el Eurobarómetro de riesgos asociados a los alimentos señalaron la EEB como un riesgo potencial.

Probablemente, en los años inmediatos, se revisarán las políticas sobre EEB en el seno de la UE en base a este menor riesgo, pero sin que se abandone las estrictas medidas de prevención ante una enfermedad que tan graves consecuencias ha tenido para la industria ganadera y para la confianza de los consumidores en la seguridad alimentaria.

En cuanto a la situación en nuestro país, está lejos de aparecer satisfactoria todavía. El número de casos positivos de EEB es todavía relativamente elevado, representando casi un 29% del total de la UE y por encima incluso del Reino Unido, con once casos positivos, cuando la cabaña bovina española representa sólo el 7,5% aproximadamente del total de la UE. Sólo Portugal, con un índice de 0,65 casos por 10000 animales supera a España, que presenta un valor de 0,35. Estos datos exigen aún mas en nuestro caso mantener la vigilancia activa frente a la EEB.

 

Víctor Briones Dieste

Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid

Etiquetas:
Categorias: General