Guía para evaluar la seguridad de Enterococcus faecium en la alimentación animal

Enterococcus faecium CDC Janice Haney CarrLa Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha desarrollado una guía pionera para evaluar la seguridad de uno de los probióticos más comunes utilizados en la alimentación animal, Enterococcus faecium. La guía ofrece una nueva metodología para distinguir cepas seguras de E. faecium de aquellas potencialmente dañinas en la alimentación animal. Esta guía está diseñada para su uso por los productores de aditivos para piensos que presenten solicitudes a la EFSA para la evaluación de la seguridad.Los enterococos son bacterias conocidas que se encuentran en abundancia en el tracto gastrointestinal de los animales y seres humanos. A menudo se utilizan en la producción de aditivos para piensos como un probiótico para prevenir diarreas o para mejorar el crecimiento en animales. La eficacia de los aditivos para piensos es evaluada por los expertos de la EFSA junto con su seguridad. En los últimos 20 años, algunas cepas infecciosas de enterococos resistentes a antibióticos, incluyendo E.faecium, se han identificado en pacientes hospitalizados. Fuera del ámbito hospitalario, los enterococos muy rara vez presentan un riesgo de infección para el hombre.

El desarrollo de nuevos enfoques científicos, particularmente en el área de la genómica, ha permitido comprender mucho mejor por qué algunas cepas de E. faecium pueden ocasionar problemas de salud pública. Hasta ahora, para ser considerados seguros por la EFSA aditivos a base de E. faecium, los productores de aditivos de piensos necesitaban demostrar la ausencia de un número de marcadores genéticos asociados con la virulencia de estas bacterias. En este nuevo documento de orientación, se da una metodología práctica para diferenciar entre cepas seguras y las cepas clínicas potencialmente dañinas de E. faecium, en base a la susceptibilidad de las bacterias al antibiótico ampicilina y la ausencia de tres marcadores genéticos asociados con la virulencia. En la práctica, esto significará una reducción significativa en el número de pruebas y datos que los productores deben presentar a la EFSA,  para la autorización de aditivos basados en  E. faecium. También aumenta la claridad de los criterios que la EFSA utiliza para evaluar la seguridad de sus productos.

El documento de orientación se desarrolló durante el último año por el Panel de la EFSA sobre aditivos y productos o sustancias empleadas en la alimentación animal (FEEDAP) en cooperación con los principales expertos internacionales en esta área y fue objeto de una consulta pública en la página web de la EFSA.

 

Sergio González Domínguez

Servicio de Informática y Comunicación
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*