Nutriscore: la etiqueta relacionada con la calidad nutricional de los alimentos

nutriscore

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, anunciaba ayer lunes la futura implantación en España de un etiquetado frontal en referencia a la calidad nutricional de los alimentos y bebidas, siguiendo las recomendaciones de diversas sociedades científicas, la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea. El modelo elegido ha sido el Nutriscore, también conocido como logotipo de 5 colores.

Instaurado en Francia hace seis meses y pendiente de introducirse en Bélgica y Portugal, el código Nutriscore consiste en un gráfico con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles. Cada producto destacará el color que le corresponda en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas. Así, los colores verdes identificarán los alimentos más saludables y los rojos, a los de menor calidad nutricional. Como explicó la ministra, la información del nuevo etiquetado permitirá a los ciudadanos “comparar productos semejantes de forma sencilla y tomar una decisión informada y motivada para seguir una dieta más saludable”.

El anuncio se ha producido durante el acto de entrega de los XI Premios NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) que ha tenido lugar este lunes en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Así durante este acto se han anunciado otras medidas como limitar la publicidad de los alimentos poco saludables dirigida a menores de 15 años, impedir la venta de alimentos y bebidas poco saludables en el entorno escolar, convertir en promotores de la calidad nutricional a centros públicos como hospitales o universidades y lograr acuerdos para la reducción de azúcares añadidos, sal y grasas saturadas en más de 3.500 productos.

Este etiquetado se empezará a ver en los supermercados en breve, siendo esta medida obligatoria dentro de un año, plazo en que estará aprobado el real decreto que la regula.

¿Cuál es el algoritmo que se esconde tras el logotipo nutriscore? 

nutriscore

NUTRISCORE. Algoritmo y puntuación FSAm/HCSP

El algoritmo que sirve de base a nutriscore es un sistema desarrollado por un equipo de investigación de Oxford en 2005  que fue validado posteriormente por la Food Standards Agency (FSA) del Reino Unido.

Este sistema se basa en la atribución de puntos en función de la composición nutricional por 100g de producto. El algoritmo tiene en cuenta los elementos considerados como “desfavorables” nutricionalmente, a los que se atribuyen de 0 a 10 puntos según su composición en calorías, azúcares, grasas saturadas y sodio, y elementos considerados como “favorables”, proteína, fibra y porcentaje de frutas y verduras, a los que se les asignan de 0 a 5 puntos también según su composición. Se calcula una primera suma de los puntos correspondientes a los nutrientes “desfavorables” (puntos A). En función del nivel de estos puntos A y del porcentaje de frutas y verduras, se sustrae el total de puntos favorables (puntos C).

La puntuación permite clasificar los alimentos en 5 clases de calidad nutricional representadas en forma de una cadena de colores que va desde el verde oscuro al rojo (mejor y la peor calidad nutricional, respectivamente).  La asociación de los colores a letras (A/B/C/D/E) garantizaba una mayor legibilidad. El algoritmo y sus elementos de cálculo son universales para todos los productos alimenticios. Sin embargo, para tres grupos alimentarios (bebidas, materias grasas y quesos) fueron necesarias algunas adaptaciones a la puntuación inicial para garantizar una mejor coherencia con las recomendaciones nutricionales de salud pública. El Haut Conseil de la Santé Publique (HCSP) en Francia fue el encargado de establecer en 2015 los elementos del cálculo, sus límites y las adaptaciones del algoritmo que condujeron a la puntuación definitiva modificada FSAm/HCSP.

Mas información:

Sergio González Domínguez

Servicio de Informática y Comunicación
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me parece genial cada vez comemos con peor calidad y cuesta trabajo encontrar productos de calidad. Creo que esto nos va a servir a muchos de los que preferimos pagar aunque sea un poco mas por comer con calidad

Si el código de color se pone como algo adicional ayudara. Pero el cambio de la etiqueta es una muy mala decisión. La nueva etiqueta oculta información esencial referentes a la comida.

El problema principal es que la etiqueta equipara el almidón con la proteína. 100 gramos de atún según esta etiqueta, con 23 gramos de proteína son equivalentes a 100g patata con 6 gramos de aceite de girasol con 21 gramos de almidón y solo 2 de proteína. Pero la patata se va a convertir en glucosa en la sangre y la proteína en proteína. No son iguales ni para un deportista, que con la patata va a tener atrofia muscular, aumento de grasa y debilidad del sistema inmune; ni son iguales para un diabético que va a tener un aumento de glucosa incluso si tiene una actividad física saludable. El efecto para un niño va a estar cercano al del deportista. ¿Qué ocurre si comemos patatas a lugar de atún? En las islas Canarias comen mucho patatas y tienen el doble de diabetes y obesidad.

Solo con esta etiqueta estaremos el país peor informado en Europa. Y con más diabetes. Los países del sur de Europa tienen mejor comida y es razonable que la preservan buena. Es nuestra herencia. Italia entre otros países no va a cambiar la etiqueta. Espero que los políticos se darán cuenta que este cambio no nos favorece, ni como consumidores ni como país.

(requerido)

(requerido)


*