Archivo de abril, 2018

Vivir Felices: Ideas, tecnologías e innovación. Soluciones para el envejecimiento activo, saludable y feliz

El grupo de investigación Life Supporting Technologies (LST), de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros en Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid, organizó ayer 26 de abril una jornada para analizar, intercambiar y construir caminos que permitan superar uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la sociedad actual: cómo vivir más felices y construir la propia felicidad centrado en las personas mayores pero con una visión a lo largo de todas las generaciones.

La jornada se realizó en el marco del proyecto europeo ACTIVAGE, una iniciativa de Horizonte 2020 que aborda el paradigma del Internet de las Cosas con el fin de generar soluciones tecnológicas que permitan promover un envejecimiento activo y saludable.

La jornada cuanto menos resultó sorprendente,…sorpresa agradable!!. Acostumbrado a las conferencias científicas o de divulgación de la ciencia a la sociedad en la que el publico mayoritario son los propios científicos, esta jornada resultó un chorro de aire fresco. Desde el hilo conductor de “Vivir Felices”, la Dra. María Teresa Arredondo, Directora del LST, nos transmitió toda su energía y nos dio paso a la jornada con una serie de conferencias breves que planteaban el desafío de construir la propia felicidad, situación del envejecimiento poblacional, cómo podemos cuidar el cerebro y la importancia de conectarnos con la emoción y las ilusiones.

En la primera conferencia la Dra. Dolores Puga, investigadora del CSIC y coordinadora del comité de expertos sobre envejecimiento de la FGCSIC, expuso desde una perspectiva positiva, el gran logro conseguido en la situación actual del envejecimiento demográfico y su previsible evolución. La Dra. Puga destacó la situación actual de la sociedad al ser todos mucho más iguales ante la muerte, frente a generaciones anteriores, ahora todos vivimos más y con más salud durante la vejez, retrasando el inicio de la senectud y siendo una población mucho más diversa. La Dra. Puga lanzó una duda muy razonable: ¿La sociedad actual esta envejeciendo o rejuveneciendo en realidad?. Además destacó, la próxima exposición itinerante que desarrollará la FGCSIC sobre el tema del envejecimiento, denominada: “A vivir que son 100 años”, que iniciará su andadura en octubre de este año en Sevilla.

En la segunda conferencia la Dra. Maite Garolera responsable de la Unidad de Neuropsicología y directora del grupo de investigación Cerebro, Cognición y Conducta del Consorcio Sanitario de Terrassa, intentó transmitir de una forma muy didáctica cómo cuidar nuestro cerebro y la importancia de ser felices, vivir experiencias y de qué manera eso influye en el modelado de nuestros cerebros. La importancia de la memoria para proyectar hacia el futuro y cómo cambia el cerebro cuanto “más vivimos”. Destacó el concepto de Reserva Cognitiva y cómo es beneficioso invertir en nuestro cerebro durante toda nuestra vida para llegado el momento del envejecimiento, nuestro cerebro pueda compensar la perdida cognitiva propia de la edad.

Posteriormente el Dr. Fermin Mayoral, doctor en Psiquiatría del Servicio Andaluz de Salud, trasmitió la importancia de la sonrisa, la emoción y la ilusión como fuerzas motoras para la felicidad y un envejecimiento exitoso. Hizo cuatro recomendaciones generales para luchar contra el envejecimiento y las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer que se producen mayoritariamente durante el envejecimiento: Conectarte, mantener y generar nuevas relaciones y amistades, actividad física, experimentar emociones y fomentar la curiosidad y el aprendizaje continuo, como receta preventiva para un envejecimiento saludable.

Finalmente el Dr. Sergio Guillen, comento los aspectos clave de un ambicioso proyecto europeo para un envejecimiento activo, mediante soluciones que plantean el uso del Internet of Things (El Internet de las Cosas), denominado ACTIVAGE financiado por el Horizonte 2020. El proyecto desarrolla un concepto que se basa en la interconexión digital y que permitirá incrementar la seguridad de las personas mayores, favoreciendo el mantenimiento de su independencia y participación social, así como reducir el impacto negativo que implican enfermedades crónicas y el deterioro.

Al terminar las coferencias, hubo una exposición que invitaba a divertirse usando tecnologías para la vida diaria que permiten potenciar una vida más conectada e independiente. La exposición estaba concebida como un circuito interactivo para enseñar algunas de las aplicaciones para enfrentar la tristeza y la soledad, herramientas para el estrés y la depresión, juegos para fortalecer la motricidad, ejercicios de entrenamiento cognitivo o del equilibrio, además de una sorprendente rifa con premios para el público asistente, entre otros.

Sin duda una buena experiencia de divulgación científica y tecnológica para intentar “poner de moda” la felicidad y el envejecimiento saludable…

Etiquetas: , , ,

El espacio también puede ayudar en la innovación sobre el envejecimiento de la población

GPM Core ObservatoryEs indudable el proceso de envejecimiento de la población a nivel mundial y cómo el rango de población de mayor de 60 años esta creciendo más rápido que cualquier otro grupo de edad. Este “terremoto” demográfico sin duda tendrá efectos económicos y sociales si no conseguimos adaptar nuestra sociedad al gran beneficio que supone tener más años de vida. Para ello la innovación puede ser uno de los principales factores para conseguir esa adaptación y esta innovación puede provenir de multiples y heterogeneos campos de investigación, tan diferentes como las nuevas soluciones que presenta un ámbito que aparentemente esta tan alejado del envejecimiento como es la demografía geoespacial.

En los últimos años, la Unión Europea ha lanzado iniciativas destinadas a abordar los desafíos que enfrenta el envejecimiento de la población. Para ello se esta desarrollando una industria al rededor de la denominada “Silver Economy” que aborda los aspectos y necesidades más específicas de este grupo de población, como son los aspectos de la vivienda y la adaptación de las ciudades a estas especificidades.

Pero, ¿ dónde y cómo vivirán en el futuro exactamente las personas más mayores? Sin esta información importante, la construcción de estrategias para atender adecuadamente a las personas mayores (una cohorte diversa y heterogénea que incluye tanto a los que están enfermos como a los que disfrutaran de una buena salud con motivaciones y actividades diversas), por lo que será difícil satisfacer sus necesidades con éxito.

La buena noticia es que una nueva generación de modelos de dinámica poblacional, se están apoyando en las nuevas imágenes de satelites de alta resolución para innovar, generando modelos que puedan predecir dónde es probable que vivan en el futuro las personas mayores en los núcleos urbanos. Un estudio reciente financiado por la Agencia Espacial Europea examinó este desafío. Los resultados preliminares de este experimento, llamado AgeSpot, se dieron a conocer recientemente.

En pocas palabras, el trabajo del equipo era predecir la densidad de personas mayores (de 65 años en adelante) que viven en un lugar determinado en cualquier momento durante los próximos 20 años.

Mediante la aplicación de técnicas de modelado econométrico y demográfico, el uso de los datos censales, junto con la utilización de los datos de los satélites actuales, y mediante técnicas de machine learning e inteligencia artificial, se entrenó a algoritmos de predicción para encontrar patrones de relaciones entre los humanos y su entorno físico. Y, como resultado, algunos de estos patrones se ha encontrado que son muy buenos predictores de quién probablemente vive al lado, dos puertas abajo, o a cinco paradas de metro.

La ciudad elegida para llevar acabo este estudio fue Viena, Austria, una ciudad europea de tamaño medio con tendencias poblacionales estables y una gran cantidad de registros abiertos al público. Como paso preliminar, el motor analítico de AgeSpot fue alimentado con entradas de varias fuentes de datos que finalmente le permitieron predecir la distribución actual de edades a nivel agregado con más del 95% de grado de precisión.

En la siguiente figura se muestra los datos censales de la población mayor, su localización y concentración en la ciudad y a la derecha la predicción que los algoritmos desarrollaron con los datos obtenidos de los satélites.

Cómo se puede observar, en el gráfico de la derecha que es el de la predicción, además de obtener una mayor precisión y resolución de los datos de concentración de la población mayor, los patrones obtenidos por el algoritmo son muy similares a los datos censales. Esta metodología innovadora tendría múltiples utilidades, como pueden ser una mejor planificación de las leyes urbanísticas, planificación y optimización de infraestructuras, mejor planificación de los presupuestos de servicios sociales, campañas locales y regionales, etc. En los países en desarrollo cuyas sociedades y economías están cambiando rápidamente y donde el censo (con datos muy desactualizados), la planificación pública y la prestación de servicios se ven obstaculizados por muchas limitaciones, las aplicaciones para aprovechar este tipo de herramientas parecen ilimitadas, para el mejor desarrollo de estas ciudades y su adaptación a la población cada vez más longeva.

Fuente: Auropean Space AgencyThe Brookings Institution.

Etiquetas: , , , , , , ,