El caricaturista Ali Ferzat atacado

La noticia del brutal ataque perpetrado por cuatro hombres armados y con la cara cubierta contra el conocido humorista político sirio Ali Ferzat ha dado la vuelta al mundo. Así, la BBC informaba del hecho al tiempo que describía una serie de dibujos realizados en los últimos meses por Ferzat.  El diario El País informa de que los opositores acusan a los servicios secretos y a las milicias cercanas al régimen del Presidente sirio Bashar al-Assad de estar detrás de la agresión, y recoge las declaraciones del periodista especializado en Oriente Próximo, James Miller, en las que afirma que “el ataque a Ferzat no fue para nada casual”.

Dibujo de Ali Ferzat

The Washington Post escribe que Ferzat “fue encontrado por transeúntes en la carretera del aeropuerto de la capital, sus manos fueron heridas de manera especialmente grave, en un intento aparente de silenciar su pluma”. Al parecer fue abandonado maniatado y con una bolsa en la cabeza. El diario mexicano Milenio habla de que uno de los amigos del agredido, que lo visitó en el hospital dijo que sufría fracturas en dos dedos y el brazo derecho, y tiene el ojo izquierdo muy dañado.
El Dailymail afirma que Ferzat se había convertido en un importante crítico “sobre todo después de que los militares lanzaran una brutal represión contra los movimientos de protesta del país”. “Algunas de sus caricaturas criticaban directamente a Assad”. Hay que recordar que las caricaturas del presidente están prohibidas en Siria.
The Guardian califica a Ferzat como “una de las grandes figuras de la cultura del mundo árabe, y sus dibujos han luchado por la libertad de expresión”. Según recoge la agencia Europa Press la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha expresado su preocupación por los “continuos abusos” cometidos contra los periodistas por las fuerzas de seguridad sirias, haciendo referencia expresa en su comunicado al caso de Ali Ferzat.

Ali Ferzat en el Hospital

Esto no es sino un ejemplo de la repercusión que la agresión a Ali Ferzat ha tenido en los medios de comunicación de todo el mundo, y desde luego también entre sus colegias, desde el francés Plantu, el español Forges, y un numerosísimo grupo de autores del mundo árabe han mostrado su solidaridad con Ferzat.
La ONU cifraba el pasado 19 de septiembre en 2.700, entre ellos cien niños, los fallecidos por la represión del régimen sirio del presidente Bashar al-Assad, desde que en marzo se iniciaran las manifestaciones de oposición. Siria cuenta con una población cercana a los veinte millones de habitantes, siendo en su mayoría de religión musulmana sunníes, aunque la dinastía Assad, que gobierna desde 1971 es de religión alauí. La superficie que ocupa este país de Oriente Medio es de 185.180 Km2.
Ali Ferzat Nació el 22 de junio de 1951 en Hama. Se trata de uno de los caricaturistas políticos más reconocidos de Siria. A los catorce años publicó sus primeros dibujos como profesional en el periódico al-Ayyam, que más tarde sería prohibido por el partido Baath. En 1969 comenzaría a publicar en el diario al-Yhawra y a mediados de los setenta pasaría al periódico Tishreen. Su reconocimiento internacional le llegaría tras ganar varios premios internacionales. Sus dibujos también han aparecido en el diario francés Le Monde. En 1989 realizó una exposición en el Instituto del Mundo Árabe en París. Uno de los dibujos mostraba un general dando condecoraciones en lugar de comida a un pueblo árabe hambriento, siendo amenazado de muerte por Sadam Hussein, y se le prohibió la entrada en Irak, Jordania y Libia.
A finales del año 2000 consiguió autorización para la publicación de Al Domari, primer periódico satírico independiente desde 1963, año en el que se inicia el gobierno del partido Baath en Siria. Pese, o tal vez por eso, al gran éxito conseguido llegando a vender más de 50.000 ejemplares, sólo aguanta hasta 2003, momento en el que le retiran los permisos. A partir de esta fecha y hasta el momento publica en al-Watan de Kuwait.
El caso de Ali Ferzat es un ejemplo más de la dificultad de ejercer la profesión de caricaturista en la actualidad en diversas partes del mundo, pero incluso más cerca de lo que creemos. Esperamos que no quede impune, sin que esto signifique tener la menor confianza en la investigación que la policía siria dice haber abierto para detener a los atacantes de Ferzat. Ojala que no tengamos que comentar ninguna noticia más de este tipo.

Juan García Cerrada
Septiembre 2011.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] The Washington Post escribe que Ferzat “fue encontrado por transeúntes en la carretera del aeropuerto de la capital, sus manos fueron heridas de manera especialmente grave, en un intento aparente de silenciar su pluma”. Al parecer fue abandonado maniatado … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

[...] (Más información en este artículo de Juan García Cerrada). Esta entrada fue publicada en Actualidad y humor gráfico, Caricatura, Democracia, Libertad de expresión, Prensa. Guarda el enlace permanente. ← EL TAJO EN EL ALMA VIÑETAS EN EL FRENTE: UBÚ REY NO SE RINDE → [...]

[...] caricaturista Ali Ferzat, quien criticó al régimen sirio en sus dibujos, por lo que fue agredido en agosto de 2011. Le rompieron el brazo derecho, dos dedos de la mano izquierda y le provocaron [...]

(requerido)

(requerido)


*