Perdemos a un filósofo del humor

Nuevamente las malas noticias llegan al ámbito del Humor Gráfico, cuando no hace todavía los dos meses que despedíamos a Carlos Killian, y el pasado día 3 a Ronald Searle, a quien dedicaré un post más adelante, despertamos hoy sábado, catorce de enero, con la triste noticia del fallecimiento de Ángel Menéndez Menéndez, cuyo nombre a primera vista tal vez no les diga nada, pero si les aporto el dato de su creación más conocida, su personaje y firma Kalikatres, estoy seguro que muchos de ustedes lo recordarán sin ningún género de dudas, aunque seguramente no será así para los más jóvenes, pues llevaba algunos años retirado de los medios.

Entre algunas de las sentencias del sapientísimo Kalikatres y que permanecen de actualidad destacan “No mintáis, dejad eso a los políticos… saben hacerlo mejor.” O “No alardees de nada. Solo los políticos saben de lucimiento; son capaces de caminar de victoria en victoria hasta la derrota final.”

Portada del libro "El hada, el diablo y la oficina" de Kalikatres

Kalikatres había nacido en San Sebastián en 1923, y aunque comenzó con la literatura de humor,

poco a poco la fue abandonando a favor del humor gráfico, con el que publico en La Codorniz firmando sus primeros trabajos como Pitti,

firma que dejaría enseguida sustituyéndola por aquella con la que llegaría a alcanzar la fama, correspondiente a su personaje egipcio, que protagonizaría miles de viñetas. Sus dibujos se caracterizaban por un gran esquematismo recordando al cubismo de Picasso, lleno de un sutil humor, con el que decía, incluso más de lo que se podía en ese momento de gran protagonismo de la censura.

Sus trabajos también aparecieron en publicaciones como en 30 Días, El País, Informaciones, Garbo, 7 Fechas, Arriba, Balalaika, etc…

Entres sus libros destacan «¡Oh!, Kalikatres sapientísimo», Muchnik editores, Barcelona, 1990; «De cómo las bestias hacen el amor a lo humano y de cómo los humanos hacen el amor a lo bestia», editado en Madrid por Calambur en 1992; «Maturranga, Espía y Mártir», Muchnik editores, Barcelona, 1996; «Los aborígenes de Andrómeda», editado en Bilbao por la editorial Albia en 1978; «Lo que hablan los microbios», editado en Barcelona por la editorial Rocas en 1960; o «El hada, el diablo y la oficina, editado en Barcelona por Bruguera en 1961»

Obra de Kalikatres

Su obra de teatro “La cárcel de Fedro” fue representada en el teatro Beatriz y en el Nacional, y de ella dijo el propio autor en el diario ABC del 26 de mayo de 1965 “ante todo deseo que nadie se pueda llamar a engaño. El hecho de que publique chistes no quiere decir que yo sea un impenitente chistoso.  … No es, desde luego, una obra de -chacha, patata y pulga-. Pero hay humor. Lo hay, sí; pero supeditado siempre a las necesidades del acontecer dramático y nunca por encima de lo poético, valor éste que considero fundamental. No son pocos los momentos divertidos; pero nunca se dan porque sí..:”

Ángel Menéndez formó parte de la Comisión Asesora del Programa de Humor Gráfico de la Fundación General de la Universidad de Alcalá desde sus inicios en 1992, y su obra se ha podido ver en un gran número de Muestras, organizadas anualmente por esta entidad.

Etiquetas: , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*