Dar a conocer, el objetivo detrás del Foro Iberoamericano de Comunicación y Divulgación científica

Manuel Crespo (CAEU-OEI-AECID). Es sabido que una parteimportante del trabajo de todo científico es comunicar lo que hace. Sinembargo, en algunas regiones de Iberoamérica, quizás por cuestiones másamplias que las que atañen exclusivamente al ámbito científico, muchasveces los resultados de una investigación se pierden porque nadie seencargó de divulgar su existencia o porque esos resultados no fueroncomunicados efectivamente. Por ese motivo, con el doble propósito decorregir el rumbo en esta materia y de generar un espacio común a todala región, entre el 23 y el 25 de noviembre se celebró en laUniversidade Estadual de Campinas (UNICAMP), Brasil, el ForoIberoamericano de Comunicación y Divulgación Científica.

Alrededorde 250 personas, en su mayoría investigadores y gestores de la ciencia,circularon por los distintos espacios ofrecidos por el foro, diseñadoenfáticamente como un lugar de encuentro e intercambio paraespecialistas de la región. “Hemos tenido asistentes de todos lospuntos de Iberoamérica: Brasil, Argentina, México, Uruguay, España,Chile y Costa Rica, entre otros”, dijo Sabine Righetti, quien formóparte del comité organizador del evento. “Creemos que es importantefortalecer la cooperación interregional. Al haber en un mismo espacioprofesionales de todos los países iberoamericanos, es posible quesurjan ideas y proyectos comunes para discutir y generar nuevas ymejores formas de divulgación científica”, agregó.

ErnestoRobles, también miembro del comité organizador, estuvo de acuerdo eneste último punto: “No todo científico sabe comunicar, lo cual puedeconvertirse en un problema. Hay muchos centros de investigación que sonmuy cerrados y no divulgan lo que hacen. Creo que el aspecto másinnovador del foro fue reunir perfiles de profesionales similares detoda Iberoamérica, de modo que el foro se convirtiera en un punto deencuentro para empezar a vislumbrar la necesidad de tomar en serio ladivulgación del quehacer científico”.

Estanecesidad fue una de las principales aristas desarrolladas en las mesasy los paneles, que incluyeron exposiciones de coordinadores de agenciasde noticias científicas, exhibiciones de pósteres diseñados porestudiantes e interesantes debates sobre las diferentesinterpretaciones acerca de qué significa exactamente divulgar, laconstrucción de una cultura científica y la importancia de motorizar elgiro participativo en la relación entre especialistas de la ciencia yel público “no experto”. Se trató de una primera experiencia en elcampo de la divulgación y la comunicación científica, ya que el foro nocontaba con antecedentes a nivel iberoamericano. De todas maneras,tanto Robles como Righetti confían en que el evento tenga pronto susecuela. “Esperemos que esto siga. Nuestro deseo es que el intercambioen materia de divulgación se consolide en la región, ya que de estamanera se asegurará el crecimiento de la red de divulgación científicaque promovió el foro”, dijo Robles.

La iniciativa se llevó a cabo en el marco de actividades que lleva adelante la Red Iberoamericana de Comunicación y Divulgación de Información Científica, Cultural y Educativa, proyecto que impulsala Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en el marco delEspacio Iberoamericano del Conocimento. A su vez, el evento recibió elpatrocinio y la participación activa de la  Agencia Española deCooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la FundaciónEspañola para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), la UniversidadeEstadual de Campinas (UNICAMP), el Instituto ECYT de la Universidad deSalamanca, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) yla Dirección General de Divulgación Científica de la UNAM (México).

Directivas y ejes de trabajo

Alo largo de tres días, el campus de UNICAMP, una de las casas deestudios más importantes de Brasil, fue el escenario de un amplioabanico de ponencias y talleres sobre las más variadas aristasteóricas, prácticas y metodológicas implicadas en la comunicación de laciencia, siempre en el marco del Espacio Iberoamericano delConocimiento. Desde la organización del evento se trabajó para que laagenda del foro reflejara los tres objetivos principales de la red quele dio sustento: buscar formas para aumentar el acervo de informacióncientífica y tecnológica disponible en las sociedades de la región,pensar estrategias para mejorar la cultura científica de los ciudadanosy difundir la transmisión de conocimientos en español y en portugués. Aestos objetivos incluso se podría agregar un cuarto propósito, de mayorescala que los anteriores, consistente en la generación de nuevosconductos que incrementen la visibilidad internacional del conocimientogestado y producido en Iberoamérica.

De estemodo, a partir de estas directivas, el evento se estructuró de acuerdocon tres ejes específicos de actividades. Los primeros dos ejes, sobrecomunicación científica y divulgación científica respectivamente,contaron, a su vez, con elementos parecidos. En el caso del primer eje,los talleres y las exposiciones de los especialistas se centraron en elpapel que juegan la fluidez y el intercambio en la relaciónciencia-sociedad, motor imprescindible del desarrollo socioeconómico deuna región, así como también en el rol que ocupa la ciencia a la horade asesorar iniciativas políticas y empresariales.

Elsegundo eje, en tanto, se creó con el propósito de definir factorescomunes en materia de estrategias de divulgación y promoción deinformación científica. Se trata de un campo de enorme heterogeneidad,ya que en la actualidad se pueden encontrar muchos programas, proyectosy trabajos de esta índole en distintas agencias científicas, tanto eninstituciones públicas como en empresas privadas. Desarrollado porFECYT, este segundo eje fue, además, el que más inscriptos obtuvo.

Latercera área de trabajo estuvo dedicada a la participación pública enciencia y tecnología. “Se trata de algo que le preocupa bastante a OEI,un tema sobre el que venimos trabajando desde hace algún tiempo. Aunquefue el eje más pequeño de los tres, también es el que podría aportarmás, ya que todavía queda mucho por hacer en este terreno”, declaróRobles. A partir del desarrollo de la sociedad del conocimiento, lanecesidad de construir una cultura científica a través de laparticipación ciudadana se ha convertido en un tema de gran interés enel ámbito científico. El foro sirvió para mostrar algunas experienciasllevadas a cabo en Iberoamérica, así como también para empezar a darcuenta de la enorme importancia que tiene la voz del público en eldesarrollo científico de toda sociedad. En este sentido, segúnRighetti, quien puso a su país como ejemplo, cualquier esfuerzorealizado en este sentido no debe ser tomado a la ligera: “En Brasil,la mayoría de los proyectos en ciencia y tecnología son solventados condinero del gobierno. Por eso es algo que debería importarnos a todos.La gente debe entender la trascendencia de conocer, saber y opinar”.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

LA función del JARDÍN DE INFANTES es enseñar , dado que esta institución se ahlla dentro de un sistema. Si reflexionamos sobre qué enseñar, cuando, donde en el aquí y ahora llegamos a la conclusión de que se debe trabajar la pedagoía de la Educación Ambiental . No es nuevo para los docentes de este nivel educativo el respeto por la palabra, el consenso de las normas, el "otro" como parte del yo y todo lo que tenga relación con lo social pero aprece que no hemos desarrollado lo natural, el cuidado por la naturaleza, agua, tierra, sol, energía, etc.

Es aqui que como profesora de institutos terciarios y directora del Jardín de I. N º 236 pongo el acento en planificar para todo un año de trabajo con alumnos, padres y comunidad educativa en secuenciar junto a los docentes contenidos de la pedagogía ambiental basado en la sustentabilidad. Es apasionante encontrar los nudos conceptuales, los ejes que permitirán desarrollar unidades didácticas y proyectos educativos. Piaget decía que el niño debe desarrollar la noción de tiempo, espacio, objeto y causalidad , todo junto es desarrollar la noción de ambiente y el recurso reciclado o el compost en lo orgánico.

Toma valor nada se tira todo se transforma

cajauroselli@yahoo.com.ar ARGENTINA

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..