Los vientos de Marte: El róver Perseverance en el cráter Jezero

Durante sus primeros 216 días en el cráter Jezero, el róver Perseverance Mars de la NASA ha sido testigo de una de las actividades de movimiento de polvo más intensas jamás presenciadas por una misión enviada a la superficie del Planeta Rojo. El róver no solo detectó cientos de polvorientos torbellinos llamados diablos de polvo (dust devils en inglés), sino que Perseverance grabó el primer vídeo de ráfagas de viento levantando una nube de polvo masiva en Marte.

Ráfaga de viento barriendo el polvo a través de la llanura marciana el 18 de junio de 2021. La nube de polvo se estimó en 4 kilómetros cuadrados de tamaño; fue la primera nube de polvo marciano levantada por el viento de esta escala jamás captada en imágenes. Crédito: NASA / JPL-Caltech / SSI.

Los primeros 216 soles o días marcianos han proporcionado una valiosa lista de fenómenos meteorológicos presentes en la atmósfera marciana. Estos descubrimientos permiten a la comunidad científica comprender mejor los procesos de polvo en Marte y contribuyen a formar un cuerpo de conocimiento que algún día podría ayudar a predecir las tormentas de polvo por las que Marte es famoso, y que representan una amenaza para la futura exploración robótica y humana.

Perseverance llevó a cabo estas observaciones y medidas principalmente con las cámaras del róver y con el conjunto de sensores que forman el Mars Environmental Dynamics Analyzer (MEDA), un instrumento científico liderado por el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA, España), en colaboración con el Instituto Meteorológico de Finlandia y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en California (EE.UU.). MEDA cuenta con sensores de viento, sensores de luz que pueden detectar torbellinos polvorientos a medida que dispersan la luz solar alrededor del róver, y una cámara orientada al cielo para capturar imágenes del polvo y las nubes.

Según José Antonio Rodríguez Manfredi, investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) e Investigador Principal del instrumento MEDA, “No esperábamos tanta actividad de levantamiento de polvo y vientos. Ni los modelos ni nuestra experiencia en otros lugares marcianos (donde están Curiosity o InSight) nos pronosticaron tantos eventos y de tal intensidad”.

 

Frecuentes torbellinos

Los autores del estudio vieron que, al menos, cuatro torbellinos pasan por la ubicación del Perseverance en un día marciano y que, durante un período pico de una hora justo después del mediodía, pueden pasar más de uno por hora.

Las cámaras del róver también documentaron tres ocasiones en las que las ráfagas de viento levantaron grandes nubes de polvo, algo que llaman “eventos de levantamiento de ráfagas”. El más grande de ellos creó una nube masiva que cubrió cuatro kilómetros cuadrados. En el artículo científico se estima que estas ráfagas de viento pueden levantar colectivamente tanto o más polvo que los torbellinos, que los superan en número.

¿Por qué Jezero es diferente?

Si bien el viento y el polvo prevalecen en todo Marte, lo que los investigadores e investigadoras están descubriendo parece diferenciar a Jezero. Esta mayor actividad puede estar relacionada con que el cráter está cerca de lo que Newman denomina una “pista de tormenta de polvo”, que corre de norte a sur del planeta, a menudo levantando polvo durante la temporada de tormentas de polvo.

Newman añadió que la mayor actividad detectada en el cráter Jezero puede deberse a factores como la rugosidad de la superficie de la zona, que puede facilitar que el viento eleve el polvo. Esto podría explicar por qué el módulo de aterrizaje InSight de la NASA – situado en Elysium Planitia, a unos 3 452 kilómetros del crater Jezero – todavía espera que un torbellino limpie sus paneles solares, cargados de polvo, mientras que Perseverance ya ha medido movimientos de polvo en la superficie por el paso de varios torbellinos.

De hecho, el movimiento de polvo de Jezero ha sido más intenso de lo que el equipo podría desear: los granos de polvo y arena transportados por los torbellinos dañaron los dos sensores de viento de MEDA. Estas partículas, levantadas por el viento y probablemente transportadas en torbellinos, también dañaron uno de los sensores de viento del róver Curiosity (el otro sensor de viento de Curiosity fue dañado por los escombros agitados durante su aterrizaje en el cráter Gale).

Con los daños de Curiosity en mente, el equipo de MEDA diseñó el sensor de viento con protección adicional y redundancia en los detectores del mismo. Pese a ello, el clima de Jezero se ha acabado imponiendo. Para Manfredi, “Nuestro instrumento que, por definición tiene que estar expuesto a las condiciones ambientales para poder estudiarlas en detalle, ha tenido que soportar estos intensos eventos de polvo y viento. Algunos de los elementos detectores han sufrido algunos daños pero, por suerte, fueron diseñados con mucha redundancia para poder seguir midiendo y caracterizando la interesante atmósfera marciana”.

“Recopilamos una gran cantidad de excelentes datos científicos”, declara de la Torre Juárez. “Irónicamente, los sensores de viento se han visto afectados porque conseguimos lo que queríamos medir”.

Más sobre la misión Perserverance

Un objetivo clave para la misión de Perseverance en Marte es la astrobiología, incluida la búsqueda de signos de antigua vida microbiana. El róver caracterizará la geología del planeta y el clima pasado, allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo y será la primera misión en recolectar y almacenar rocas marcianas y regolitos (roca rota y polvo).

Las posteriores misiones de la NASA, en cooperación con la ESA (Agencia Espacial Europea), enviarían naves espaciales a Marte para recoger estas muestras selladas de la superficie y devolverlas a la Tierra para analizarlas en profundidad.

La misión Mars 2020 Perseverance es parte del enfoque de exploración de la Luna a Marte de la NASA, que incluye las misiones Artemisa a la Luna, que ayudarán a prepararse para la exploración humana del Planeta Rojo.

JPL, gestionado para la NASA por Caltech (en Pasadena, California), construyó y administra las operaciones del róver Perseverance.

 

 

Más información:

NASA: Perseverance Views Wind Lifting a Massive Dust Cloud

CAB: El róver Perseverance de la NASA estudia los fuertes vientos del cráter Jezero

 

Compartir:

3 comentarios

Deja un comentario