Ese pálido punto azul (III): la Tierra vista desde el Voyager I

David ByNY alcanzamos los confines del Sistema Solar … a 6,400 millones de kilómetros de casa, ¿cómo se verá la Tierra?

La sonda Voyager I alejándose de casa, poco después de partir el 5 de septiembre de 1977, a una distancia de 11.66 millones de kilómetros (crédito NASA/JPL). Se puede encontrar una imagen en alta resolución aquí.

La misión Voyager, compuesta por dos sondas prácticamente gemelas y lanzadas con pocos días de diferencia (20 de agosto y 5 de septiembre de 1977), ha sido una de las más exitosas de todo el programa de exploración planetaria. De hecho, la Voyager II todavía sigue funcionando. Han visitado los planetas más externos del Sistema Solar, los gigantes gaseosos: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, y se encuentran entre los objetos más veloces creados por el hombre. Entre sus muchos records, la Voyager I envió la primera foto del sistema Tierra-Luna. Con posterioridad, numerosas naves han captado nuestro planeta bajo circunstancias muy diversas. Podéis encontrar la galería de la Sociedad Planetaria en este enlace.


Una de las 60 imágenes que el Voyager I tomó en 1990, a 6,400 millones de kilómetros, después de más de 13 años de viaje (crédito NASA/JPL). Se puede encontrar una imagen en alta resolución aquí.

En febrero de 1990 la sonda Voyager I tomó una serie de imágenes únicas, a sugerencia de Carl Sagan: fotografías del planeta Tierra desde los confines del Sistema Solar. Entonces se encontraba ya a 6,400 millones de kilómetros, y muy por encima del plano del la eclíptica, en el cual orbita nuestro planeta en torno al Sol. Nuestro planeta se ve como un punto, tan pequeño y débil que podría pasar inadvertido. Un pálido punto azul.


Una ampliación de una de esas fotografías (crédito NASA/JPL). Se puede encontrar una imagen en alta resolución aquí.

Frágil, delicado … perdido en mitad del espacio. Sin embargo, nuestro hogar. Nada mejor que las palabras del mismo Sagan, en el siguiente vídeo:


Carl Sagan, “Pale Blue Dot”, con subtítulos en castellano.

Me emociono al escucharlo. Me emociono al ver la imagen. Espero que a vosotros os suceda lo mismo. Deseo que ese pálido punto siga teniendo esos colores … dónde la vida continúe, donde los seres humanos no hayan devastado ecosistemas y recursos en un vana carrera sin sentido.

Un pálido punto azul. Eso es todo lo que tenemos.

 

PD (2007/XII/12):
Ayer vi el documental de Al Gore “Una verdad incomoda” (An inconvenint Truth). Sin ser extraordinario, me pareció bastante bien hecho. Y necesario. Lo recomiendo a pesar de sus limitaciones (enlace a parte del video). Casi al final muestra la imagen del Voyager I. Espero que al final se combierta en una de esas ideas que definen a una generación, a un momento histórico.


ENLACES:


Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*