Los canales de Marte y la Gran Muralla China

David ByNLa Gran Muralla China … la única estructura artificial discernible desde el espacio. O eso se creía. ¿Qué hay de cierto en ello? Se desvanece este monumento único cuando nos alejamos unos cuantos cientos de kilómetros por encima de la superficie de nuestro planeta? ¿Es un mito, como los canales de Marte de Schiaparelli?

Mapa dibujado con los famosos e irreales canales marcianos. Se puede encontrar una imagen en alta resolución aquí.

Giovanni Schiaparelli, astrónomo italiano y gran observador, afirmó en 1877 que había descubierto una estructura de canales (no necesariamente artificiales). Desde entonces, los famosos canales se han desvanecido, al igual que otros mitos marcianos (aun cuando existan intentos de revivirlos de vez en cuando, a pesar de las evidencias).


Unos pocos metros de la Gran Muralla.

La Gran Muralla China es un monumento excepcional, de más de dos mil años de antigüedad y miles de kilómetros de longitud. Al menos desde que tengo memoria, se dice que es la única (o al menos la más relevante) estructura humana que se avista desde el espacio. ¿Qué hay de cierto?


La famosa toma de Proba (crédito ESA). Se puede encontrar una imagen en alta resolución aquí.

Hace tres años, después de las declaraciones del primer astronauta lanzado con un cohete chino en las que afirmaba que esta barrera no se divisaba desde su órbita a baja altura, la Agencia Espacial Europea mostró una imagen tomada con el satélite Proba en las que sí se distinguía, según la nota de prensa. Sin embargo, la ESA tuvo que retractarse poco después. Lo que en realidad se veía eran los meandros de un río. De hecho, es demasiado estrecha para poderse distinguir desde, por ejemplo, la Estación Espacial Internacional (ISS), según las declaraciones de Michael López-Alegría, relatadas hace unos días (y en las que mostrábamos la facilidad con la que se ven los invernaderos de Almería). Sin embargo, con instrumentación adecuada, y con condiciones óptimas, sí se puede vislumbrar, como es el caso de la foto tomada con detectores térmicos, cuando hay una tenue capa de nieve.


Imagen tomada con el “Advanced Spaceborne Thermal Emission and Reflection Radiometer” (ASTER) en el Norte de la provincial de Shanxi, en China. La muralla se aprecia a duras penas por efecto del ángulo del Sol y la nieve depositada (crédito NASA/GSFC/MITI/ERSDAC/JAROS, and U.S./Japan ASTER Science Team). Se puede encontrar una imagen en alta resolución aquí.

Sin embargo, hay otros monumentos de la Antigüedad que sí se pueden observar con relativa facilidad . Nos referimos, por supuesto, a las piramides de Giza, en Egipto. Probablemente haya más monumentos (y por supuesto, numerosas estructuras modernas) que si se pueden observar desde una órbita a baja altura.  Esto no significa que el ojo humano pueda distinguirlos sin ninguna ayuda.


El valle del Nilo en la zona de El Cairo, y las pirámides de Giza, fácilmente identificables desde la ISS. Se puede encontrar una imagen en alta resolución aquí.

En cualquier caso, basta contemplar cualquier imagen del lado nocturno para ver el efecto verdadero y global de la actividad humana sobre el planeta. Desde las Megalópolis en cualquier continente hasta los campos petrolíferos con la combustión continua.

ENLACES:


Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*