La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) elabora todos los años un informe sobre la distribución de la riqueza y de la pobreza en el mundo, para cuantificarlo se determina un parámetro denominado Índice de Desarrollo Humano (IDH) que es una medida de la calidad de vida de la población de los 127 países de los que disponen información, parte del informe se centra en indicadores energéticos (consumo de energía primaria, de electricidad per cápita, emisiones de CO2, origen de la energía, etc.). El Ranking lo encabeza Islandia y Noruega con un IDH de 0.968 y un consumo de electricidad de  29430 kWh  y unas emisiones de 7.6 Toneladas por persona y año y lo cierra en el puesto 127 Sierra Leona con un consumo de 24 kWh y emisiones de 0.2 Toneladas de CO2, también por persona y año.

 

España en este informe de 2007-2008 se encuentra en el puesto 13 de con un IDH de 0.849, consumo de electricidad de 6325 kWh y unas emisiones de CO2 de 7.6 Toneladas por habitante y año.

 

[Mª Jesús Marcos Crespo]

El Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), desde el año 1990, elabora año a año un informe en el que se analiza la evolución del bienestar y de la calidad de vida en el mundo, para ello y con información obtenida en 127 países cuantifica dicha evolución a través de la determinación de un parámetro denominado Índice de Desarrollo Humano (IDH) que es un indicador que toma valores entre cero y uno y es una medida por país de la mejora de las condiciones de vida de sus ciudadanos, reflejando la capacidad de cubrir las necesidades básicas de los habitantes de cada país respetando el entorno. El IDH está compuesto por tres parámetros: Esperanza de vida, tasa de alfabetización y producto interior bruto per cápita.

 

El informe, tal como corresponde a los objetivos de las Naciones Unidas tiene un carácter de denuncia de la desigualdad y de la injusticia en el mundo, dedicándose cada año a un aspecto especial de la vida (derechos humanos, libertad de expresión, igualdad, desarrollo, etc.) estando el informe 2007-2008 dedicado al cambio climático y llevando por título el que precisamente da título a esta noticia La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido”, en dicho informe y a lo largo de 400 páginas se van tratando aspectos tales como el desafío climático del siglo XXI, crisis climáticas, estrategias de mitigación y propuesta de medidas a tomar tanto nacionales como de cooperación entre países. El Índice de Desarrollo Humano en los 127 países analizados oscila entre un valor máximo de 0.968 que corresponde a Islandia y Noruega hasta un valor mínimo de  0.336 en el caso de Sierra Leona, en la página web de PNUD se encuentra un Mapa interactivo del IDH en el que se puede observar tanto el IDH de cada uno de los países como todos los parámetros analizados (población, alfabatización, superficie forestal, etc.)

 

 

Y acercándonos al tema de nuestro weblog, Energía y Sostenibilidad, el informe proporciona datos estadísticos sobre: consumo de energía y electricidad per cápita, tasa de electrificación, población sin acceso a la electricidad, PIB por unidad de energía, cambio en la superficie forestal del país, emisiones de CO2 totales y per cápita, origen de la energía (fósil, nuclear, hidráulica, renovables, etc.), finalizando con los tratados sobre protección del medio ambiente firmados por cada uno de los países.

 

Con respecto al consumo de energía en el año 2006 (año en el que se basa el informe del 2007-2008) se consumió en el mundo 11000 Millones de Toneladas equivalentes de petróleo (Tep) y unas emisiones de CO2 de 26993 Millones de Toneladas, que comparados con los 8689 Mtep y 20517 Mton CO2 del año 1990 supone un incremento en el consumo de energía y emisiones del 30% ó un 2% anual.

 

Tal como vemos en el mapa, la distribución de estos parámetros a lo largo de los 127 países analizados no es uniforme, ya que sólo entre los primeros 20 países del ranking de IDH (con valores comprendidos entre 0.968 y 0.95) y China en este caso no porque consumen mucho sino porque son muchos (IDH=0.777) consúmenle 60% de la energía mundial, sólo EEUU con un IDH de 0.951 consume el 20% de la energía.

 

 La calidad de vida o el bienestar no esta directamente relacionado con el consumo de energía sino que a partir de un cierto valor este consumo pasa a ser un derroche, es decir podríamos prescindir de él sin que por ello nuestro bienestar se resintiera y sin embargo si contribuiríamos a la mitigación del cambio climático y el ahorro energético, tal como muestra la figura siguiente para consumos superiores a 4000 KWh por persona y año (IDH de 0.90) el IDH permanece constante.

 

 

 

España en concreto en 1999 ocupaba el puesto 21 del ranking con un consumo de electricidad de 4000 kWh, unas emisiones de 6.2 Toneladas de CO2 por persona y año y un IDH de 0.913, a ocupar en el año 2004 el puesto 13 con un IDH de 0.949, un consumo de electricidad de 6413 MWh y unas emisiones de 7.6 Ton por persona y año tal como refleja el informe 2007-2008 que utiliza para sus estimaciones los datos del 2004. Es decir esos ocho puestos de subida en el ranking han sido a costa de un incremento en el consumo de electricidad del 43% (9% anual) en sólo cinco años. En cuanto a emisiones el dato es menos malo, únicamente han aumentado en un 22.5%, que aunque lejos de cumplir los objetivos marcados por el tratado de Kioto al menos si indica que nuestra electricidad es más limpia.

 

La figura muestra la comparación del consumo de energía anual en España (en Millones de Toneladas equivalentes de petróleo), en 1990 y 2005, como se observa la reducción de emisiones es debida fundamentalmente a la sustitución del carbón (que en 1990 suponía el 22% del total de energía primaria consumida en España por Gas Natural que pasó de un 2.5% en 1990 a 21.4% en 2006).

 

 

La conclusión del informe de PNUD 2007-2008 ó “La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido” sería que si los 20 países que consumen el 40% de la energía adaptaran su modo de vida a conseguir un óptimo bienestar consumiendo únicamente esos 5000 kWh de electricidad y se redistribuyera la riqueza mejoraría el Índice de Desarrollo Humano mundial.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

pss esta muii bien escrito esta seccion de solidaridad

psss solo passe a buskar una tarea ii me encontre esta pagina

esta genial

sale

kuidate

xaoOoo

biie

suerte kon su editorial jejeje

biie =)

(requerido)

(requerido)


*