Nuevo metodo para el diagnóstico de la osteoporosis

Investigadores alemanes y suizos han desarrollado un nuevo método de nanotomografía que utiliza los rayos X para generar imágenes médicas precisas y tridimensionales de estructuras óseas frágiles. Este método podría dar paso a mejoras en los métodos terapéuticos contra la osteoporosis, una enfermedad muy común entre las personas mayores que provoca una mayor fragilidad en los huesos. El nuevo método se publicó recientemente en la revista Nature, en septiembre de 2010.

Los autores del estudio, procedentes de la Universidad Técnica de Múnich (TUM, Alemania), el Instituto Paul Scherrer (Suiza) y el Instituto Federal de Tecnología de Zúrich (ETH-Zúrich), afirman que en la actualidad el diagnóstico de esta enfermedad se realiza casi exclusivamente apreciando la reducción general de la densidad ósea. Este nuevo método podría generar más información sobre la estructura asociada y los cambios en la densidad ósea. Hasta ahora los médicos no poseían una forma de estudiar con detalle los cambios en la densidad ósea.

Mediante este nuevo método de nano-TC (tomografía computerizada) es posible observar la estructura ósea y los cambios en su densidad en alta resolución y en tres dimensiones, permitiendo investigar cambios estructurales relacionados con la osteoporosis a escala nanométrica y desarrollar mejores métodos terapéuticos.

El equipo del profesor Pfeiffer, responsable de este proyecto, utilizó TC de rayos X en su método. Los escáneres de TC se utilizan a diario en la práctica médica y en los hospitales para realizar diagnósticos del cuerpo humano. Éstos irradian rayos X al organismo mientras que un detector registra desde distintos ángulos cuánta radiación está siendo absorbida.

El nuevo método mide tanto la intensidad media del haz absorbido por el objeto examinado desde cada ángulo como las partes del haz de rayos X que se desvían en distintas direcciones. En cada punto de la muestra se genera un patrón de difracción que aporta información adicional exacta sobre la nanoestructura. Esto es posible gracias a la gran sensibilidad de los rayos X a los más pequeños cambios estructurales.

Fuente: Cordis

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..