A las niñas de África también les interesa la ciencia

Bianchi Méndez

En pocos días llega el 11 de febrero, Día de la mujer y la niña en ciencia, y entre las noticias que de vez en cuando se publican sobre las mujeres y la ciencia, que afortunadamente cada vez hay más, he encontrado una noticia sobre Mirjana Povic. ¿Y quién esta mujer? Pues la ganadora del premio “Nature Research’s inspiring Science”, patrocinado por Nature y Estée Lauder, del año pasado por su trabajo en atraer a las mujeres africanas a la ciencia, en particular a niñas y jóvenes a la astronomía. Aquí podéis encontrar una entrevista publicada en Nature donde Mirjana nos desgrana un poco su trayectoria vital y su trabajo en diversos países africanos.

Mirjana trabaja como investigadora y profesora asistente en el Instituto Etíope de Ciencia y Tecnología Espaciales y es doctora vinculada al Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC). Esta científica de origen serbio, estudió Astrofísica en la Universidad de Belgrado, y desde su infancia le admiraba e impresionaba las estrellas que lucían por la noche. Durante su tesis doctoral trabajó como voluntaria en Tanzania y Kenia, y se preguntaba por las barreras que se encontraban las mujeres africanas para dedicarse a la ciencia. Estas mujeres, a priori, parecería que se encuentran un entorno más desfavorecedor que en Europa o América, desde el punto de vista del desarrollo, pero ¿por qué no se pueden dedicar a la ciencia?

Según Mirjana: “”La astronomía tiene muchísimas caras y una capacidad impresionante para contribuir al desarrollo de la educación, la ciencia, la innovación y la tecnología”. La ciencia es uno de los aspectos claves para el desarrollo de la sociedad, luego también es bueno atraer a las mujeres a ella. También es importante invertir en ciencia en África, y ayudar en los problemas concretos de ese continente relacionados con la escasez de agua, los cultivos, las infraestructuras, etc.

Con esta intención Mirjana ha visitado varios países africanos y ha constatado que las barreras que tienen que sortear las mujeres africanas son las mismas que las del resto del mundo. El apoyo de las familias para que las niñas estudien es un obstáculo, debido a que el abandono escolar es mayor en las niñas que en los niños. Por otra parte, en África, la necesidad de mujeres científicas como referentes es para ellas mucho más necesario, si cabe. Así, Mirjana ha organizado charlas en escuelas de secundaria en Etiopia, al menos para mostrar que también las mujeres pueden desarrollar carreras científicas. También ha promovido una red de mujeres africanas en astronomía y ciencia espacial, su especialidad. En muchos países africanos se está promoviendo esta investigación y las mujeres no deberían quedarse fuera. De este modo ha podido seguir la trayectoria de niñas y adolescentes desde el colegio hasta la universidad.

Sin duda, estas actividades ayudan a que en todas partes del globo las niñas y jóvenes se animen a seguir carreras profesionales relacionadas con la ciencia y la tecnología.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Según Mirjana: “”La astronomía tiene muchísimas caras y una capacidad impresionante para contribuir al desarrollo de la educación, la ciencia, la innovación y la tecnología”. La ciencia es uno de los aspectos claves para el desarrollo de la sociedad, luego también es bueno atraer a las mujeres a ella. También es importante invertir en ciencia en África, y ayudar en los problemas concretos de ese continente relacionados con la escasez de agua, los cultivos, las infraestructuras, etc.

(requerido)

(requerido)


*