Identificación de usuariosEntrevistas


 COMPARTIR ENTREVISTA
Facebook  Delicious  Digg  Yahoo meneame
"Los investigadores debemos tener pasión por nuestro trabajo, perseverancia y capacidad de aceptar las críticas de manera constructiva"

Eva Hevia

Catedrática de Química Organometálica en la Universidad de Strahclyde, Glasgow, Escocia, Reino Unido.
 

19/01/2017

1.- Para empezar esta entrevista, nos gustaría conocer cómo nació su vocación científica ¿Cuándo y por qué decidió que quería ser científico?

Aunque desde muy pequeña, en el colegio y el instituto, siempre tuve una mayor afinidad por las asignaturas relacionadas con Ciencia, no fue hasta que comencé mis estudios en la Universidad, cuando realmente descubrí el mundo de la investigación y cuando quede totalmente cautivada por él. He tenido mucha suerte de encontrarme a lo largo de mi carrera con excelentes profesores y científicos que me han transmitido su pasión por la investigación y de los que he aprendido muchísimo.

2.- ¿Cuál es su formación y trayectoria como investigador? ¿A qué instituciones ha estado vinculado hasta ahora?

Los investigadores debemos tener pasión por nuestro trabajo, perseverancia y capacidad de aceptar las críticas de manera constructiva

Mi licenciatura y doctorado los lleve a cabo en la Universidad de Oviedo, de la cual guardo estupendos recuerdos. Al terminar mi tesis me fui a la Universidad de Strathclyde en Glasgow como investigador postdoctoral Marie Curie. Durante este tiempo fue donde realmente tuvo lugar mi transición como investigadora independiente. Al cabo de tres años volví a la Universidad de Oviedo con un contrato Ramón y Cajal, al que finalmente renuncié al cabo de unos meses cuando la Universidad de Strathclyde me ofreció una plaza como profesora en el mismo departamento donde había llevado a cabo mi estancia postdoctoral. Aunque la decisión de dejar España fue una de las más difíciles que he tenido que tomar, las condiciones y facilidades para poder llevar a cabo investigación de manera independiente fueron determinantes para que al final acabase aceptando la oferta de Strathclyde.

3.- ¿En qué líneas de investigación está trabajando y qué resultados concretos espera alcanzar?

Nuestro trabajo se centra en el diseño de nuevos reactivos (uno podría decir nuevas herramientas), para facilitar la síntesis de moléculas esenciales en la producción de fármacos empleando metales que son sostenibles, abundantes y benignos para el medio ambiente como por ejemplo sodio o zinc. Una de las principales características de nuestras investigaciones es que estamos interesados en compuestos que combinan dos metales diferentes dentro del mismo entorno molecular, ya que de esta manera es posible encontrar sinergismo molecular. Por ejemplo los compuestos de sodio o zinc por separado tienen limitadas aplicaciones, pero cuando están juntas en la misma molécula es posible emplearlos de manera ultra efectiva para la creación de nuevos enlaces y la síntesis de moléculas complejas de gran relevancia en farmacología.

Mirando hacia el futuro, la extensión de este concepto de sinergismo entre metales en otras áreas de síntesis puede realmente revolucionar la práctica de la química organometálica en general, facilitando transformaciones químicas de manera más sostenible, minimizando su impacto con el medio ambiente y permitiendo el acceso a nuevas moléculas necesarias en industria, tecnología y en el sector de la salud.

4.- ¿Qué utilidad económica y social tiene su proyecto? ¿Cómo va a beneficiarse la sociedad de los resultados que obtenga?

Nuestro trabajo se centra en el diseño de compuestos organometálicos. La química de estos compuestos ocupa un lugar fundamental en la sociedad ya que se emplean a diario a nivel industrial para la producción de fármacos, perfumes, productos de química fina, o materiales. Una de nuestras mayores aspiraciones es el desarrollo de nuevas tecnologías que permiten emplear estos compuestos tan esenciales en síntesis, pero de manera sostenible, minimizando el gasto energético, el impacto medio ambiental y facilitando a la vez el acceso a nuevas moléculas que pueden ser empleadas como bloques de construcción en ensamblajes moleculares más complejos, presentes en fármacos y otras moléculas con actividad biológica.

5.- ¿Qué cualidades cree que debe tener un buen investigador?

Pasión por su trabajo, perseverancia, y capacidad de aceptar críticas de manera constructiva.

6.- ¿Considera que está, como investigador, en un momento especialmente creativo de su carrera investigadora?

Por supuesto que sí, y espero que la creatividad siga siendo parte de mi vida diaria como investigadora. Las ideas a veces son buenas y otras veces, no tanto, pero lo importante es ponerlas en práctica para evaluar su validez. Una de las cosas que me apasiona de mi trabajo es que cada día es diferente. Hay días de grandes emociones, como cuando consigues un gran resultado en el laboratorio por el que llevas tiempo luchando o nos aceptan una publicación, pero otras veces también nos llevamos grandes decepciones, como cuando nos llega algún rechazo o parece que algún proyecto está estancado. Lo importante es no dejar que los aspectos menos positivos influyan en la motivación y el entusiasmo y siempre seguir hacia adelante.

7.- Su trabajo ha sido reconocido con los premios Harrison-Meldola Medal de la "Royal Society of Chemistry" británica y el Premio Sigma-Aldrich a investigadores noveles de la Real Sociedad Española de Química. Además, acaba de recibir el premio talento Emergente de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (CERU). ¿Qué relevancia profesional tienen los premios para la progresión científica?

La concesión de estos premios ha sido muy relevante en mi progresión científica ya que han sido un gran vehículo para aumentar la visibilidad de nuestra investigación, facilitando colaboraciones con otros científicos e incrementando en gran medida las oportunidades para diseminar nuestros resultados.

8.- ¿Es fácil conciliar la familiar con la vida laboral en un entorno científico tan competitivo?

Creo que independientemente de ser mujer o hombre, la conciliación de la vida familiar y la investigación es siempre difícil. En mi caso tengo un gran apoyo en casa por parte de mi pareja, que también es científico y entiende algunas de las necesidades de mi trabajo como por ejemplo el tener que viajar para dar una conferencia o trabajar hasta bastante tarde cuando se acerca la fecha de mandar un proyecto. Nuestro secreto es el ser tremendamente organizados y siempre reservar tiempo especial para disfrutarlo con la familia. También tengo que destacar la flexibilidad de horario que me permite la Universidad en la que trabajo, facilitándome por ejemplo el trabajar desde casa un día a la semana o asegurando que las reuniones de trabajo no coincidan con los horarios de recogida de los colegios. Este es un tipo de práctica que está generalizado en muchas universidades británicas, para poder facilitar la conciliación.

9.- ¿Cree que las empresas deberían apostar por la investigación y por el talento de los investigadores más de lo que lo hacen actualmente? ¿Cómo considera que podrían hacerlo?

No puedo comentar acerca de la situación en España, pero en el Reino Unido la investigación, tanto básica como aplicada, está estrechamente ligada con las empresas. Existen varias maneras de colaborar con compañías privadas, a través de la financiación de estudiantes de doctorado, investigadores postdoctorales o incluso como asesor de la compañía. Este tipo de intercambios de conocimiento también son respaldados por nuestros Research Councils, que ofrecen financiación adicional para facilitar colaboraciones entre las empresas y las universidades. A través de estos proyectos no solo es posible encontrar soluciones a problemas científicos sino también facilitar la incorporación de investigadores especializados al sector privado.



Subir