15 de junio: Día Mundial de la Energía Eólica

El día 15 de junio se ha celebrado, como todos los años, la cuarta edición del Día Mundial del Viento.

Este día mundial dedicado a la energía eólica está organizado por la European Wind Energy Association (EWEA) y el Global Wind Energy Council (GWEC), quienes coordinan a los diversos países colaboradores. Este evento trata de descubrir a todo el mundo el poder de la energía eólica, planteando actividades para dar a la gente la oportunidad de aprender sobre esta tecnología y sus beneficios, destacando las ventajas que la eólica aporta a ciudades, municipios y al conjunto de la sociedad.

Autora: Rosalía Rodríguez-Universidad Rey Juan Carlos

En España, la Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha celebrado el Día Mundial del Viento otorgando el Premio a la Integración de la Eólica 2013 al municipio de Xermade (Lugo). Este municipio ha integrado perfectamente los beneficios de la eólica en el entorno rural mediante la puesta en marcha del parque eólico experimental de Sotavento, que acoge 20.000 visitantes al año y que ha resultado una labor de investigación de primer orden. Mediante el uso de la eólica en municipios rurales, se pretenden lograr mayores repercusiones socioeconómicas, como la creación de empleo, la utilización de las rentas para el desarrollo local, la promoción del turismo ecológico, la sensibilización sobre la necesidad de una mayor sostenibilidad en todas las actividades o cualquier otra iniciativa que responda a una integración de la energía. Además, dicha Asociación ha organizado en el marco de Wind PowerExpo del 24 al 26 de septiembre, y por quinta edición consecutiva, las Jornadas Técnicas de Energía Eólica, cita ineludible de todos los profesionales del sector.

Una vía muy interesante que se encuentra en investigación dentro de la energía eólica es la de las instalaciones eólicas marinas. Estas instalaciones presentan características ventajosas frente a las instalaciones en tierra, entre las que se encuentran:

- El recurso eólico existente en el mar es superior que en las costas próximas.

- Por su propia ubicación mar adentro, el impacto visual y acústico es menor que el de los parques eólicos en tierra, lo que permite un mayor aprovechamiento del recurso eólico existente, con máquinas más grandes y la utilización de geometrías de pala más eficaces. Igualmente, la menor rugosidad superficial en el mar favorece la utilización de menores alturas de torre.

- Supone una mayor creación de empleo en las fases de construcción, montaje y mantenimiento, debido a la mayor complejidad durante la instalación y explotación.

- Posibilidad de integración en complejos marinos mixtos.

Sin embargo, estas instalaciones marinas tienen también importantes desventajas respecto a las terrestres, que están limitando su desarrollo: inexistencia de infraestructuras eléctricas, condiciones ambientales más severas, evaluación del recurso eólico más compleja y cara, y sobre todo, sus mayores gastos de inversión y gastos de explotación, necesitando tecnologías específicas para la construcción y cimentaciones, transporte y montaje en alta mar, tendidos de redes eléctricas submarinas y tareas de operación y mantenimiento.

La potencia unitaria de los aerogeneradores en el mar es superior a la de las turbinas en tierra. Si bien no existe en la actualidad ninguna instalación eólica en el litoral español, es probable que los primeros aerogeneradores localizados en nuestro litoral durante esta década superen los 4 MW, permitiendo un mejor aprovechamiento de los emplazamientos.

La profundidad media de los parques eólicos marinos existentes en el mundo al finalizar 2010 (en su práctica totalidad en los mares del Norte de Europa) resultó inferior a los 20 m aunque se prevé que aumente hasta el año 2020.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*