Superficies antimicrobianas basadas en recubrimientos fotocatalíticos

Autor: Ana Iglesias Juez. Instituto de Catálisis y Petroleoquímica. CSIC

En las últimas décadas, el aumento de la resistencia a los antibióticos convencionales ha derivado en un desarrollo importante de la investigación de estrategias alternativas para prevenir la diseminación de patógenos (destruir o suprimir la propagación de bacterias, virus y hongos).

Las superficies antimicrobianas, que contienen agentes biocidas, inhiben o reducen la capacidad de crecimiento de microorganismos en la superficie de los materiales. Son aplicables en el ámbito hospitalario y en la industria alimentaria para evitar infecciones pero también se pueden extender a todos aquellos entornos con gran tránsito de personas como guarderías y colegios, aeropuertos, instalaciones deportivas, restaurantes, hoteles, oficinas, estaciones de transporte masivo, aéreas residenciales… cuyas superficies de contacto se convierten en focos de propagación de infecciones y enfermedades, por las condiciones de aglomeración, calor y humedad.

Los recubrimientos basados en óxidos semiconductores fotoactivos tales como TiO2 y ZnO han recabado gran interés por su capacidad de desactivar una amplia variedad de microorganismos, previniendo problemas de infección y trasmisión. Además, confieren otras características adicionales a los materiales como pueden ser propiedades autolimpiantes o aumento de durabilidad y de resistencia. Los materiales fotocatalíticos promueven procesos químicos en la superficie del catalizador cuando éste es iluminado mediante una fuente de energía externa de luz UV o visible. Al iluminar el óxido semiconductor con luz de energía adecuada es posible excitar un electrón de la banda de valencia a la banda de conducción generando pares electrón-hueco que pueden dar lugar a reacciones químicas en la superficie generando radicales altamente oxidantes. Esto les confiere una gran actividad bactericida. Pero los pares electrón-hueco también pueden recombinarse liberando calor y, por tanto, sin producir ningún efecto desinfectante. Es crucial evitar los procesos de recombinación ya que compiten con los procesos químicos.

Entre los sistemas más prometedores se encuentran los basados en ZnO (bajo coste, alta actividad y estabilidad…), que presenta mejores actividades que el TiO2. Además es más seguro y su compatibilidad con la piel humana hacen que sea un aditivo adecuado para los materiales textiles y las superficies que entran en contacto con el cuerpo. Sin embargo, la mejora de la eficiencia fotocatalítica de ZnO para cumplir los requisitos de aplicación práctica sigue suponiendo un desafío, debido a la necesidad de reducir la recombinación de los pares electrón-hueco fotogenerados, que conduce a rendimientos pobres.

Recientemente, en el Instituto de Catálisis del CSIC en colaboración con la Universidad de Alcalá hemos desarrollado recubrimientos mejorados altamente eficientes combinando el ZnO con óxido de grafeno reducido (OGr). El grafeno (u OGr), posee una estructura de capa bidimensional de átomos de carbono que le confiere gran área superficial, alta conductividad eléctrica, propiedades mecánicas superiores. Además es biocompatible. Estas propiedades únicas hacen del grafeno un excelente material de transporte de electrones, que reduce la recombinación de cargas. El objetivo de este trabajo fue combinar las notables propiedades eléctricas y mecánicas que ofrece el OGr con el alto rendimiento antibacteriano de las nanopartículas de ZnO para preparar superficies fotoactivas bactericidas mejoradas.

Los materiales preparados mostraron excelentes propiedades de fotodesinfección debido a las especies oxidantes fotogeneradas que dañan la membrana celular de las bacterias y aumentan el nivel de estrés oxidativo intracelular. Las superficies recubiertas con ZnO-OGr permanecen esencialmente libres de colonización bacteriana y de formación de biopelículas.

La mejora del rendimiento fotocatalítico del ZnO tras la incorporación de OGr se debe a una mayor generación de los radicales oxidantes, atribuidos a la reducción de la recombinación de las cargas por interacción con el OGr. Paralelamente, el contacto íntimo entre ambos componentes confiere mayor estabilidad al recubrimiento al evitar la pérdida de zinc por lixiviación.

La alta actividad antibacteriana y la estabilidad de las superficies funcionalizadas con ZnO-OGr muestran un gran potencial para su uso como recubrimientos antimicrobianos eficientes.

Artículo de referencia

  1. L. Valenzuela, A. Iglesias-Juez, B. Bachiller-Baeza, M. Faraldos, A. Bahamonde, R. Rosal. Enhanced antimicrobial surfaces based on zinc oxide-reduced graphene oxide photocatalytic coatings. Applied Catalysis B. (2020) enviado, Ref. No.:  APCATB-D-20-01473.

Contacto

Ana Iglesias Juez, Investigadora del Grupo FCF del Programa FotoArt-CM, ana.iglesias@icp.csic.es

Coordina FotoArt-CM: Víctor A. de la Peña O´Shea, Instituto IMDEA Energía.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..