¿Cuándo y dónde ocurren las auroras?

David Barrado, Benjamín Montesinos¿Cuándo occuren la auroras polares? ¿Cuándo es posible observar este fenómeno? Puesto que las partículas del viento solar llegan continuamente a la  Tierra siempre existen auroras tanto durante el  día  como  por  la  noche,  aunque obviamente durante el día la luz del Sol es muchísimo más intensa y  no  las podemos  ver.


Mapa que muestra la actividad auroral en el hemisferio Norte, creado a partir de datos tomados con el Polar-orbiting Operational Environmental Satellite (POES), cortesía del National Oceanic & Atmospheric Administration, EEUU.


Mapa análogo al anterior, en este caso en el hemisferio Sur.

Los  siguientes  factores  favorecen  las  posibilidades   de observar una aurora:

  • Hora del día: puesto que la intensidad del  brillo  de  una  aurora  es  muy baja, sólo puede observarse por la noche. De hecho las auroras  más  activas y brillantes ocurren normalmente en torno a  medianoche,  de  modo  que  las mejores horas para observarlas están entre las 23:00 y las 2:00.
  • Estación: A las latitudes donde las auroras son más comunes en verano hay luz del Sol prácticamente durante todo el día…  ¡es  por  tanto  imposible tener a la vez un tiempo templado y ver una buena  aurora!  El  otoño  y  la primavera son  períodos  muy  adecuados,  debido  a  la  cantidad  de  horas nocturnas disponibles y a las temperaturas, que no son demasiado  bajas.  En la mayoría de las regiones polares el tiempo tiende a ser bueno y  claro  en la mitad del invierno, de modo que también se pueden realizar  observaciones durante esta época del año.
  • El ciclo de actividad solar:  cada  11  años  el  Sol  tiene  un  máximo  de actividad magnética que se aprecia en imágenes tomadas en luz visible en  un máximo en el número de manchas, y en imágenes en rayos X  en  una  actividad máxima de la corona (Figura 12). En la actualidad  estamos  saliendo  de  un mínimo de actividad, y comenzando un nuevo  ciclo.  Como regla general cuanto mayor es la actividad solar  más  frecuentes son las auroras y es posible que el rango de latitudes a  las  que  se observan se extienda algo más hacia el sur en el hemisferio septentrional (y lo contario en el caso de nuestros vecinos meridionales). Hay que decir sin  embargo que se observan auroras brillantes e intensas en cualquier momento del ciclo solar.
  • La rotación del Sol: si  sabemos  que  hoy  ha  ocurrido  una  aurora espectacular es muy probable que dentro de unos 27 días tengamos  la  suerte también de ver otra. Ello es debido a que si en el  Sol  está  presente  hoy una región activa, que  proporciona  en  un  día  dado  un  mayor  flujo  de partículas sobre la Tierra, al ser el periodo de rotación del Sol  sobre  su eje de unos 27 días, es muy posible que al cabo de ese  periodo  de  tiempo, aunque quizás debilitada, todavía queden rastros de esa región activa y  nos pueda proporcionar de nuevo una buena aurora. En las figuras adjuntas se pueden observar tres imágenes del Sol en rayos X obtenidas el 11, el 13 y el 17 de agosto (de arriba a abajo). El Sol rota en el sentido contrario a las agujas del reloj y el eje de rotación es aproximadamente vertical en las imágenes. El 11 de agosto hay dos grandes regiones activas a la izquierda del disco solar, que debido a la rotación se han desplazado y aparecen a la derecha en la imagen tomada el 17 de agosto. Se aprecia también una región activa apareciendo en el limbo ese día. Durante nuestro viaje es posible que esas regiones sean de nuevo visibles, y muy probablemente serán las responsables de las auroras que observemos.
  • Fase de la Luna: se ha de evitar en la medida de lo posible observar auroras en noches de Luna llena o cerca de esta fase y también si la Luna se encuentra muy alta sobre el horizonte.
  • Localización: cuanto más al Norte (en ese hemisferio) mayor será la probabilidad. En España, con latitud +40, es un fenómeno muy raro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las posiciones próximas a los polos magnéticos Norte y Sur no son adecuadas, como claramente muestran las imágenes tomadas por satélite. Groenlandia, el Norte de Canada y Alaska son sitios privilegiados en el Norte. En el Sur, la Antartida es perfecta. Al sur de Australia y Nueva Zelanda también se alcanza a ver el fenómeno con cierta frecuencia. El extremo del continente americano también permite ver auroras de manera regular.


Imágen tomada por el satélite SOHO en el rango más extremo del espectro ultravioleta, en el borde con los rayos X. La fecha corresponde al 11 de agosto del 2006 (crédito NASA/ESA)


El mismo tipo de imágen, tomada dos días después (13 de agosto).


El mismo tipo de imágen, en este caso del 17 de agosto.

PD (2007 / VIII /15):

¿Dónde ver una aurora polar?

En el Hemisferio Austral es muy complicado, salvo que se visite la Antártida y las islas circundantes. Con un poco de suerte, es posible desde el sur de Australia, especialmente desde Tasmania, o desde el sur de Nueva Zelanda. Las figuras incluidas con los óvalos aurorales claramente muestran lso paises sobre los cuales se suelen localizar las auroras.

En lo que respecta al Hemisferio Boreal,  los mejores sitios son Canadá, Alaska (EEUU) y Groenlandia (Dinamarca). La combinación de accesibilidad y meteorología hace que el sur de Groenlandia sea especialmente propicio en el mes de septiembre, que suele presentar un gran número de noches despejadas. Hay que tener en cuenta que durante la mayor parte de verano es Sol casi no se pone, y hay claridad en el cielo. Es posible ver auroras en el norte de los paises escandinavos, especialmente en la parte más septentrional de Noruega, Suecia y Finlandia. Pero las condiciones meteorológicas no son tan adecuadas.

En cualquier caso, las auroras son fenomenos transitorios, de complicada predicción, especialmente con más de unos pocos días. Nunca se puede garantizar que el Sol esté activo ni que el cielo esté despejado.

¡Buena suerte!

PD (2007 / VIII / 20):

Fotografiando las Auroras Polares

 

Para obtener una buena fotografía de una aurora polar no es necesario disponer de un equipo caro. Con una cámara digital, lo mejor es tomar numerosas imágenes con los diferentes modos que proporciona, cambiando los tiempos de exposición y/o el nivel de contraste, ya que es un sistema rápido, donde se pueden deshechar a posteriori aquellas fotos que no tengan la calidad deseada. A continuación describiremos el procedimiento a seguir con una cámara reflex convencional con película (siguiendo los consejos de Murray Lundberg, fotógrafo experto en auroras):

  • Usa un trípode. Hará tu vida más fácil, y ayudará a que el resultado sea adecuado.

  • Usa un una película ASA 200 o 400. Películas de mayor sensibilidad harán que el grano sea visible.

  • No uses filtros.

  • Pon a tu cámara un cable disparador para evitar que al pulsar el interruptor la cámara se desplace. En su ausencia, haz uso del temporizador.

  • Por la apertura mayor de las disponibles (la focal menor, o número f). Se perderá profundidad en la fotografía, pero no es importante en el caso de las auroras.

  • Toma la foto en modo manual. Evita el uso de automatismos, como pudiera ser un autofoco. La distancia debe ser puesta a “infinito”.

  • Obtén varias fotografías con distintos tiempos de exposición, desde unos pocos segundos hasta un minuto. No olvides tomar nota de los mismos, para futuras fotografías.

En esta página encontrareis una colección más completa de consejos.

ENLACES:
Auroras australes, auroras boreales

Auroras polares: ¿qué son?
¿Qué formas y colores tienen las auroras?
¿Cuándo y dónde ocurren las auroras?
Más allá de la Tierra: Auroras en el Sistema Solar

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*