La huella de carbono de las ciudades

Un grupo de investigadores de diferentes universidades del mundo han publicado un estudio sobre la huella de carbono de las ciudades, determinando la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del ciclo de vida completo de las actividades de cada ciudad participante en el estudio.

 

[José Luis Gálvez]

Las ciudades participantes en el estudio son Barcelona, Bangkok, Ciudad del Cabo, Denver, Génova, Londres, Los Ángeles, Nueva York, Praga y Toronto. Por parte de Barcelona participó Gara Villalba Méndez, del Instituto de Ciencias y Tecnologías ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Este estudio de la huella de carbono tiene como objetivo proponer una metodología nueva para comparar diferentes ciudades en base a inventarios compatibles de emisiones y con una perspectiva de ciclo de vida global, tomando en cuenta el origen de materias primas y energía. Así, se descubren nuevos factores determinantes en las emisiones de gases de efecto invernadero  que corresponden a la vida de las ciudades, que deben llegar a los responsables correspondientes para hacer políticas consistentes con el origen del problema particular de cada población.

El inventario de emisiones se divide en siete categorías: electricidad, calefacción y combustibles industriales, procesos industriales, transporte urbano, aviación, transporte marino y residuos. El estudio detallado se muestra en Environmental Science and Technology, 43(19), 2009, 7297-7302 y fue coordinado por la Cristopher Kennedy de la Universidad de Toronto.

Barcelona es la ciudad, entre las estudiadas, con menor cantidad de emisiones (Figura 1), pero recibe un toque de atención respecto al gran aumento que está sufriendo respecto del tráfico aéreo y el uso cada vez mayor del aire acondicionado. Además, una de las razones de su baja huella de carbono es la alta contribución de la energía nuclear.

Fig. 1. Huella de Carbono de las ciudades estudiadas (valores no mostrados intencionadamente)

 

La ciudad con más emisiones es Denver, donde uno de las principales fuentes de CO2 es el transporte urbano, ya que es una ciudad con una densidad de población muy baja.

 

Más información aquí:

http://pubs.acs.org/doi/full/10.1021/es902896h

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me parece un parámetro más adecuado la huella de carbono por habitante. Para ello habría que saber si se refiere a cada ciudad o ciudad más area metropolitana.

Francisco, la huella se determina por habitante en su área metropolitana. Tienes más detalles en el vínculo de la noticia

(requerido)

(requerido)


*