El proyecto SOLGEMAC propicia el intercambio de investigadores dentro del programa Horizon 2020

‘La diversidad y amplitud del proyecto Solgemac, cuyo objetivo es la integración eficiente de tecnologías novedosas de producción y almacenamiento de energía, despierta el interés de investigadores europeos para continuar con el desarrollo de dichas tecnologías en otros países no tan familiarizados con el uso de energías renovables’

[Autora: Laura Sanz Rubio-Unidad de Procesos Electroquímicos, Instituto IMDEA Energía]

Dentro de las distintas líneas de investigación que conforman este ambicioso proyecto, una apuesta interesante es el desarrollo de baterías avanzadas para almacenamiento de energía a gran escala. Actualmente el hándicap de este tipo de sistemas radica en sus elevados costes de fabricación, debido principalmente a dos motivos; el primero es que sus componentes y materiales son, a día de hoy, demasiado caros y el segundo, pero no menos importante, se trata de tecnologías emergentes que todavía requieren grandes inversiones para su desarrollo y optimización.

Sin embargo, los resultados obtenidos dentro del proyecto SOLGEMAC han captado la atención de investigadores de la Universidad de Aalto en Helsinki, Finlandia, y desde el pasado mes de septiembre se han producido intercambios de investigadores entre dicha Universidad y el Instituto IMDEA Energía para continuar con las investigaciones bajo la financiación del programa Horizon 2020 hasta el próximo mes de Febrero.

El objetivo es profundizar en el estudio de baterías de flujo de nueva generación basadas en materiales de bajo coste y alta densidad de energía de manera que un día puedan ser procesos aplicables a escala industrial. La naturaleza intrínseca de las baterías de flujo permite una eficiencia en la transformación de energía en electricidad superior al de otras tecnologías de almacenamiento, mientras que presentan otras ventajas en cuanto a emplazamiento, capacidad y modularidad que permiten su acoplamiento a generadores renovables de casi cualquier tipo.

En Finlandia sufren de una política energética ineficiente, sólo el 10% de la electricidad se obtiene de fuentes renovables y se ven obligados a importar grandes cantidades de combustibles fósiles para satisfacer la alta demanda energética del país (el 80% del consumo doméstico se usa para calefacción). Por no mencionar las emisiones de gases contaminantes. Es por tanto que este tipo de países comienza a interesarse por el desarrollo de las renovables y los sistemas de almacenamiento para mejorar su economía y su calidad de vida en general. Sin embargo no disponen de la experiencia ni las condiciones climatológicas oportunas para un rápido desarrollo de estas tecnologías y por ello buscan apoyo en países como España, donde la mitad de la generación diaria de electricidad proviene de fuentes renovables.

El potencial de la energía renovable y su integración con sistemas de almacenamiento avanzados como las baterías de flujo tiene un potencial indudable para expertos en el sector de todo el mundo, que ponen sus ojos en nuestro país para el desarrollo de sus propias tecnologías y nuevas industrias dentro del problemático panorama energético actual.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*