Gas Natural frente a Diesel en vehículos pesados: comparando las implicaciones climáticas de ambos combustibles

En los últimos años se está asistiendo a la introducción del gas natural como combustible en vehículos debido a sus ventajas medioambientales frente al diésel en lo que se refiere a reducción de emisiones. Sin embargo la mayor bondad medioambiental de los vehículos alimentados por metano ha sido puesta en duda en un reciente estudio científico en el que se comparan los efectos climáticos del uso de diésel o gas natural en vehículos pesados. Los investigadores del estudio han llegado a la conclusión de que los beneficios medioambientales del uso de metano como combustible en automoción pueden no llegar a serlo si no se implementan medidas para mejorar la eficiencia de los motores alimentados por metano y se reducen las emisiones de metano en la cadena de producción y suministro de dicho gas.

Autor: [R. M. Navarro – Instituto de Catálisis y Petroleoquímica (CSIC)]

Las recientes innovaciones tecnológicas para la extracción de gas natural (fractura hidráulica horizontal (fracking)) han hecho que las reservas de este gas hayan crecido considerablemente en los últimos años. El gas natural es además un combustible que tiene poca intensidad en carbono lo que significa menores emisiones de CO2 por unidad de energía generada comparado con otros combustibles fósiles, lo que ha significado que el gas natural sea considerado comparativamente beneficioso para el medioambiente respecto del resto de combustibles fósiles.  La  combinación de ambos factores, mayores recursos y menor efecto medioambiental, se ha traducido en un notable interés en el uso del gas natural como combustible alternativo al diésel en vehículos pesados. 

Sin embargo, en estudios científicos recientes se ha hecho hincapié en la necesidad de hacer un análisis más detallado de los efectos medioambientales a medio y largo plazo del uso masivo de metano. Mientras que es cierto que el gas natural emite menos CO2  que otros combustibles fósiles durante su combustión, el potencial beneficio climático de este hecho puede verse reducido o incluso retrasado dependiendo de la magnitud de las pérdidas de metano que se tengan en el ciclo de extracción, distribución y uso del metano. Aunque el metano decae más rápidamente que el CO2 en la atmósfera, su potencial como gas de efecto invernadero es muy superior al del CO2 y su influencia en el clima puede ser significativa durante décadas. Teniendo en cuenta este hecho, se hace necesario analizar la influencia climática del uso del metano teniendo en cuenta también esta perspectiva.

En este escenario, un equipo de investigadores de la Fundación para la defensa del medioambiente y de la Universidad de Columbia ha realizado un estudio comparativo [1]  sobre las implicaciones climáticas derivadas del cambio de diésel a gas natural en diferentes vehículos pesados. En el estudio han examinado diferentes tipos de motores y sistemas de almacenamiento para gas natural y diferentes escenarios de pérdidas de metano en el ciclo de extracción, distribución y uso del metano. Los resultados del estudio mostraron que el cambio de diésel a gas natural en vehículos pesados implicará un empeoramiento en el impacto climático en los próximos 50-90 años derivados de la menor eficiencia de los motores alimentados con gas natural y al impacto como gas de efecto invernadero de las pérdidas de metano actuales en la cadena de extracción y distribución. No obstante, los autores del estudio también indican que el cambio de diésel a metano como combustible en vehículos tiene potencial para producir beneficios climáticos significativos siempre y cuando se produzcan mejoras significativas en los niveles de pérdidas de metano en la cadena de extracción y distribución así como mejoras en la eficiencia de los motores de combustión alimentados por metano.

Más información

J. R. Camuzeaux, R.  A. Alvarez, S. A. Brooks, J. B. Browne, T. Sterner, Influence of methane emissions and vehicle efficiency on the climate implications of heavy-duty natural gas trucks

Enviromental Science &Technology , 2015; 150519080024002 DOI: 10.1021/acs.est.5b00412

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*