Una cuestión de niños: ¿por qué Plutón no es un planeta?

“Málaga, 17 de diciembre de 2012:

Queridos científicos:

Somos los niños de cuatro años de la clase de Los Piratas del CEIP Pintor Félix Revello de Toro, de Málaga. En el cole estamos estudiando los planetas y el universo.

 Por favor, queremos saber por qué han quitado a Plutón de la lista de los planetas, porque a nosotras nos gustaría que sí fuese un planeta, ya que  sabemos que en el espacio hay muchos planetas. Esperando que nos digan algo nos despedimos con 26 besitos”.

———————————————

Granada, 05 de febrero de 2013

Queridísimos Piratas:

Los planetas y el universo son preciosos, y nos da mucha alegría que los estudiéis.

En realidad Plutón sigue siendo planeta, solo que es un planeta enano. Como sabréis, en el Sistema Solar tenemos el Sol, que es muy grandote y luminoso, y después a Mercurio, muy pequeñito, a Venus, cubierto siempre de nubes, a la Tierra, con sus ríos y elefantes y personas, y a Marte, el planeta rojo. Estos cuatro planetas, aunque muy diferentes unos de otros, son todos rocosos (vamos, que se puede andar sobre ellos).

Más allá de Marte se encuentra el Cinturón de asteroides, formado por un montón de rocas de distintos tamaños que, se cree, son los pedazos de un planeta que nunca llegó a formarse. Y después están los gigantes gigantescos: Júpiter, trescientas y pico veces más grande que la Tierra, Saturno, con sus anillos, Urano, que gira tumbado, y Neptuno, todo azul. Estos cuatro, además de grandísimos, no tienen suelo que pisar: están compuestos de gas (el aire que respiramos también es gas).

Y después venía Plutón, que era muy raro desde el principio porque era muy pequeño y rocoso y no pegaba con los cuatro grandotes. Con los que sí pegaba era con sus compañeros en los confines del Sistema Solar: en la región donde se encuentra Plutón se fueron encontrando más y más mini planetas parecidos a él, aunque más pequeños. Pero un día, después de buscar y buscar, los astrónomos encontraron uno que era más grande que Plutón, y creen que encontrarán más, puede que tan grandes como Marte.

Entonces hubo una discusión: ¿ponemos en la lista de planetas a todos los nuevos (imaginad que os tuvierais que aprender una lista de treinta planetas… qué difícil, ¿no?) o ponemos a Plutón y sus vecinos en una lista nueva?

Aunque a todos nos dio mucha pena porque teníamos cariño a Plutón, los científicos decidieron ponerlo en una lista nueva, la de los planetas enanos, donde también está Ceres, a quien le pasó lo mismo que a Plutón: cuando, hace más de doscientos años, los astrónomos vieron a Ceres con sus telescopios, lo pusieron en la lista de planetas. Pero después fueron encontrando más vecinos de Ceres y se dieron cuenta de que en realidad todos ellos formaban un cinturón (el Cinturón de asteroides del que hemos hablado antes). Y entonces decidieron sacar a Ceres de la lista de planetas y pusieron a todos en la de asteroides, porque si no iba a ser un lío un Sistema Solar con tantos planetas (tiene gracia, pero ahora que existe la lista de planetas enanos han vuelto a cambiar a Ceres de sitio y lo han puesto ahí).

De modo que tenemos la lista de planetas normales, donde están Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, y la de los planetas enanos, en la que por ahora están Ceres, Plutón, Haumea, Makemake y Eris.

Así que, como decíamos al principio, Plutón sigue siendo planeta… Y que sea enano no es malo, porque hay cosas enanas maravillosas, como los renacuajos y los caramelos.

Veintiséis besitos, uno para cada uno.

Silbia López de Lacalle
Emilio García

UCC del IAA

		
Compartir:

31 comentarios

  1. Silbia y Emilio:

    Aunque no os conozco, me caéis muy bien. Me gusta mucho vuestra explicación, tan clara y bonita para los niños.

    Un abrazo
    Pedro

  2. Hola, señor administrador:

    Perdone la intromisión pero, me parece interesante comentarle una cuestión que, al igual que a mi Blog, también le afecta al suyo y a otros.

    Hay un caradura por ahí, que con un sitio que denomina Universo: Noticias del Cosmos, está exponiendo todos los días trabajos nuestros que, aunque no nos importe que cualquiera lo pueda hacer, lo que no es de recibo es que, lo haga y esté explotándo nuestro esfuerzo al poner anuncios.

    Como en mi Blog no he querido poner propaganda de ningún tipo, me molesta en extremo que otros lo hagan y, aunque trasladen mis trabajos de manera autómatáica cada día, a ese lugar, y, desde luego mantengan el nombre del autor, no por ello, está nadie autorizado para utilizar el trabajo ajeno para ganar dinero.

    He puesto una denuncia y, el buen señor, no se quien pueda ser, evita que se le contacte y no admite comentarios.

    ¡Vaya espabilado!

    Saludos cordiales y perdone la intromisión.

    emilio silvera

  3. Eu tô muito feliz por isso de verdade ,já vi muitos cursos que só vendem depois somem ,mas você teve o respeito conosco de conversa com a gente nem só isso mas também está preocupado com a gente com nosso desenvolvimento … Parabéns você realmente é grande
    ” Não são só números são pessoas” você disse isso e realmente acredito em você

  4. Your choice! Regardless, you should take care of yourself first and foremost before making any changes that may impact your community negatively.

  5. We are looking for a lot of data on this item. In the meantime, this is the perfect article I was looking for . Please post a lot about items related to 메이저사이트추천 !!! I am waiting for your article. And when you are having difficulty writing articles, I think you can get a lot of help by visiting my .

  6. Pluto’s orbit is unpredictable. Our solar system’s planets all orbit the sun in a relatively flat plane. Pluto, on the other hand, orbits the sun at an inclination of 17 degrees to this plane. Furthermore, its orbit is extremely eccentric and crosses that of Neptune.

  7. Pluto is round and round the sun, but its orbit overlaps that of Neptune, preventing it from meeting the criteria. According to resolution opponents, other planets in the solar system, including Earth, have not cleared the region around their orbits. Earth, for example, regularly collides with asteroids in and around its orbit.

Deja un comentario