El aumento de la frecuentación humana del campo los fines de semana genera estrés en las aves esteparias

Investigadores de los Departamentos de Ecología y Biología de la UAM y del CSIC (Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos y Estación Experimental de Zonas Áridas) acaban de publicar los resultados de un estudio sobre cómo reacciona el sisón, un ave amenazada característica de medios agrarios abiertos, a la frecuentación humana de dichos ambientes durante el invierno. El trabajo, publicado en la revista Behavioral Ecology (http://beheco.oxfordjournals.org/content/early/2015/04/02/beheco.arv016.abstract), muestra que el nivel de estrés fisiológico en estas aves aumenta durante el fin de semana de forma significativa con respecto a los periodos previo y posterior al mismo.

El estudio ha constatado que durante los fines de semana hay una mayor frecuencia de actividades humanas en las zonas agrícolas, incluyendo presencia de cazadores, de paseantes y de ciclistas. Para medir el nivel de estrés generan estas actividades, los investigadores han empleado una hormona, la corticosterona, presente en las heces de los sisones. Los análisis han mostrado, que el grado de estrés aumenta con la intensidad de las molestias, particularmente las relacionadas con la caza, como son la densidad de cazadores o perros, o la frecuencia de tiros por minuto.

Los investigadores también comprobaron que durante los fines de semana los sisones pasan más tiempo vigilando o volando, comportamientos éstos típicamente anti-predatorios, ocupando, además, hábitats de menor calidad trófica. En cambio, tras el fin de semana, dedican más tiempo a comer, probablemente para recuperarse del gasto energético sufrido durante los fines de semana.

El trabajo señala que, aunque estas respuestas de comportamiento y fisiológicas permiten a los individuos hacer frente a situaciones estresantes, la exposición prolongada y repetida en el tiempo a dichas molestias podría llegar a tener efectos negativos en las poblaciones de sisón, dificultando el éxito de los programas de conservación.

Bando invernal mixto de sisones y gangas fotografiado en la zona de estudio (Campo de Calatrava, Ciudad Real). Foto: François Mougeot.

Autores: Rocío Tarjuelo et al. (TEG-UAM)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..