Fuerte aumento en las emisiones globales de CO2 a pesar de las reducciones en las emisiones de los países industrializados adheridos al protocolo de Kyoto

 Las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2), la principal causa asociada al calentamiento de la tierra, se han incrementado un 45% en el período comprendido entre 1990 y 2010, alcanzando en el año 2010 la cifra récord de 33 millones de toneladas. Este incremento tiene lugar a pesar de la reducción de emisiones de CO2 en los países industrializados en el mismo período. El incremento en la eficiencia de los sistemas energéticos, el uso de la energía nuclear y el incremento en la contribución de la energía renovable observado en estos años en los países industrializados no ha permitido compensar la fuerte demanda de combustibles fósiles para energía y transporte por parte de los países en vías de desarrollo, lo que ha hecho que globalmente las emisiones de CO2 se hayan incrementado fuertemente en estas últimas dos décadas.

 

 Autor: [R.M. Navarro – Instituto de Catálisis y Petroleoquímica (CSIC)]

 

El Centro de investigación de la Comisión Europea (EU Commision Joint Reseach Center) y la Agencia de evaluación ambiental holandesa (PBL Netherlands) han presentado recientemente  el informe “Tendencias a largo plazo en las emisiones globales de CO21 preparado a partir de los resultados de la base de datos de emisiones para la investigación atmosférica global (EDGAR) y de las últimas estadísticas de uso de la energía y materiales (consumo de energía, cemento, cal, amoníaco y acero).

 

El informe indica que aunque entre los países industrializados existen diferencias en sus tendencias de emisiones de CO2, el conjunto de los países industrializados podrá conseguir en 2012 alcanzar el objetivo de la reducción del 5.2% planteado en Kyoto. El objetivo se podrá conseguir gracias a la gran reducción en emisiones logrado por las economías en transición en los primeros años de la decáda de los 90 así como a las reducciones recientes asociadas a la recesión económica del periodo 2008-2009. El informe muestra diferencias en la reducción de emisiones de CO2 alcanzados por los diferentes países industrializados. En el período 1990-2010, la reducción de emisiones en la UE-27 y en Rusia fue del 7% y 28% respectivamente mientras que en EEUU las emisiones aumentaron un 5% y en Japón se mantuvieron más o menos constantes. Los países industrializados que ratificaron el protocolo de Kyoto y EEUU fueron los responsables de dos tercios de las emisiones globales de CO2 en el año 1990. Su contribución a las emisiones ha caído ahora a menos de la mitad de las emisiones globales de CO2 por la mayor participación de las economías emergentes (China e India  fundamentalmente).

 

El incremento en el crecimiento de las economías emergentes y la recuperación económica tras el año 2009 han sido las causas del récord global de emisiones de CO2 alcanzado en el año 2010 (5.8% de crecimiento respecto a 2009, con una emisión global de 33 millones de toneladas). Todas las economías han contribuido a este incremento liderado por China, EEUU, India y la UE-27, con incrementos del 10%, 4%, 9% y 3% respectivamente. El incremento observado en el año 2010 es muy significativo si lo comparamos con el observado en 2008, cuando se registraron las máximas emisiones de CO2 antes de la crisis financiera de ese año. En la actualidad los EEUU emiten 16.9 toneladas de CO2 per capita y año,  EU-27 8.1 toneladas y China 6.8 toneladas.

 

Las estimaciones para el crecimiento de las emisiones de CO2 indican que éstas estarán asociadas fundamentalmente a la generación de energía y al transporte tanto en los países industrializados como en los países emergentes y en desarrollo. De forma global las emisiones asociadas a la generación de energía suponen el 40% de las emisiones de CO2 y las asociadas al transporte el 15%. Se estima unas tasas de crecimiento anual para estas emisiones comprendidas entre el 2.5 y el 5%.

 

En el periodo transcurrido desde la ratificación del protocolo de Kyoto, los países industrializados han realizado esfuerzos para tratar de cambiar el mix de sus fuentes de energía primaria. En el período 1990-2010 han reducido su dependencia del carbón (desde el 25% al 20% del total de la producción de energía), del petróleo (desde el 38% al 36.5%) y han aumentado la participación del gas natural (desde el 23% al 27%),  la energía nuclear (desde el 8% al 9%) y las renovables (desde el 6.5% al 8%). Adicionalmente han hecho progresos en programas de eficiencia energética para fomentar el ahorro (aislamientos, mejora eficiencia motores, mejora eficiencia combustibles,…). Sin embargo, los esfuerzos realizados por los países industrializados no han podido compensar el incremento en la demanda global de energía y transporte que ha hecho que globalmente las emisiones de CO2 se hayan incrementado fuertemente en las últimas décadas a pesar del protocolo de Kyoto. Estos hechos deberán ser considerados en los próximos años en todos los esfuerzos que se lleven a cabo para mitigar el crecimiento de las emisiones de CO2 (Convención para el cambio climático, la Acción Bali y el Acuerdo de Cancun).

  

  

A pesar de los esfuerzos, las emisiones globales de CO2 no se han logrado controlar debido al aumento en la demanda energética global para producción y transporte

 Más información

[1] Long-term trend in global CO2 emissions”, EU Commision, Joint Reseach Center and PBL Netherlands Environmental Assesment Agency

 edgar.jrc.ec.europa.eu

 www.pbl.nl/en

  

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La información del sitio es muy interesante y actual.

Me gustaría estar enterada sobre las actualizaciones. Que debo hacer?

(requerido)

(requerido)


*