Investigadores de la Unidad de Procesos Biotecnológicos del Instituto IMDEA Energía participan en la XVIII Reunión de la Red Temática Lignocel

[Autora: Elia Tomás-Instituto IMDEA Energía]

 

Investigadores de la Unidad de Procesos Biotecnológicos del Instituto IMDEA Energía han participado en la XVIII Reunión de la Red Temática Lignocel que ha tenido lugar en Jaén del 6 al 7 de octubre de 2016. En esta edición, la reunión ha estado organizada por el Grupo de Investigación “Ingeniería Química y Ambiental” del Departamento de Ingeniería Química, Ambiental y de los Materiales de la Universidad de Jaén. 

La Red Temática “Retos enzimáticos, químicos y de ingeniería para la utilización de recursos agroforestales no alimentarios (lignocelulosa) en una bioeconomía más sostenible y menos contaminante (Red Lignocel)” está financiada por el INIA dentro del Programa Estatal de I+D+i orientada a los Retos de la Sociedad (Acción Complementaria AC2015-00008-00-00).

Un año más, la reunión de la Red Lignocel ha permitido a investigadores de diferentes centros y universidades nacionales compartir sus avances científicos en el ámbito del aprovechamiento de los materiales lignocelulósicos. Durante dos días, científicos e investigadores de renombre  han discutido temas tan interesantes y punteros como la utilización de nuevos hongos y enzimas o la síntesis de nanocelulosa, biocombustibes y nuevos productos de alto valor añadido a partir de los materiales lignocelulósicos. Los avances en las nuevas tecnologías para el pretratamiento de la biomasa lignocelulósica también han sido ampliamente comentados durante la reunión.

En ese contexto, los investigadores del Instituto IMDEA Energía presentaron su trabajo “Efecto del estrés mecánico sobre Kluyveromyces marxianus y Saccharomyces cerevisiae en procesos de producción de bioetanol”.  Este trabajo de investigación permite estudiar cómo afecta el estrés mecánico a las levaduras productoras de etanol. Este estrés mecánico viene provocado por la presencia de altas cargas de sustrato en el medio de fermentación. Las altas cargas de material lignocelulósico son necesarias para que la producción de bioetanol sea económicamente competitiva ya que a mayor concentración de azúcares en el medio de fermentación, mayores serán las concentraciones de etanol potencialmente alcanzables y, por tanto, menores los costes de la destilación. Los resultados de este trabajo ponen de manifiesto el efecto negativo que ejerce la presencia de sustrato sólido insoluble sobre la producción de etanol y permitirán diseñar nuevas estrategias para mejorar la producción de biocombustibles y otros bioproductos a partir de lignocelulosa.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*