Amanecer sobre Ceres y Vesta

David ByN

Hace ya muchos años leí un relato de ciencia-ficción sobre los amaneceres en el asteroide Vesta. Como en “De la Tierra a la Luna”, de Julio Verne, la ciencia puede convertir un sueño en una realidad. La misión de la NASA DAWN, que despegará en unas pocas semanas, visitará este asteroide (el segundo más grande, después de Palas), y posteriormente el planeta enano Ceres .


Imágenes del HST de Ceres y Vesta (crédito NASA/ESA).

Aunque el lanzamiento se ha retrasado recientemente y se efectuará en septiembre, el perfil de la misión sigue siendo el mismo. Después de un encuentro con el planeta Marte con objeto de adquirir energía, la nave Dawn alcanzará el asteroide Vesta en el año 2012, para continuar su viaje hasta el planeta enano Ceres, al que sobrevolará tres años después, en el 2015. Es posible que la misión se extienda y que la nave incluso llegue a visitar el asteroide Palas. Recordemos que la misión New Horizons, sobre la que ya hemos hablado, tiene previsto visitar el planeta enano Plutón ese mismo año, en el 2015.


Comparación de los tamaños del planeta Marte, el planeta enano Ceres, y los asteroides Vesta, Ida, Eros y Gaspra.

Por tanto durante los próximos años se estudiarán en detalle dos de los tres planetas enanos (Ceres y Plutón, y quedaría fuera Eris), y varios de los asteroides de mayor tamaño (Vesta, con 428 km,, el segundo más grande y masivo; y posiblemente Palas, el mayor, con 570 km). Con anterioridad, la misión Galileo pasó por las proximidades de Gaspar (12.2 km) e Ida (32 km). NEAR ha hecho lo propio con Eros, un NEO (cuyo diámetro es de 16.8 km), y Matilde (56.8 km). Rosetta visitará durante su viaje al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko los asteroides   Lutetia (95.76 km, la visita ocurrirá el 10 de julio de 2010) y Steins (cuyo tamaño no se conoce, aunque la visita se realizará en el 5 de septiembre de 2008 y ya ha tomado datos del objeto a distancia).

  • Fotocomposición de varias imágenes de Ceres tomadas con el telescopio espacial Hubble, donde se puede apreciar la rotación (crédito N ASA/ESA).


    La estructura del planeta enano Ceres.

    Aunque ya se tiene una gran cantidad de información sobre estos dos cuerpos celestes del Sistema solar, incluyendo interpretaciones detalladas sobre su estructura y evolución, el estudio detallada que la misión Dawn tiene previsto realizar contribuirá de manera esencial al conocimiento de Ceres y Vesta. Entre otras cuestiones, Dawn verificará si la superficie del planeta enano Ceres tiene agua en estado sólido.


    Distribución de los elementos orbitales de varias decenas de miles de asteroides cuyas órbitas son conocidas. Claramente, los asteroides se agrupan en familias, que suelen estar relacionadas con asteroides de gran tamaño, de quienes toman el nombre. Nótese que Vesta está a 2.361 unidades astronómicas, y Ceres a 2.766 AU (fuente NASA).

    Los asteroides, junto con los cometas, son restos de la formación del Sistema Solar. La mayor parte de ellos se encuentran situados entre las órbitas de Marte y Júpiter (ver figura adjunta) y se agrupan en familias que suelen estar relacionadas con un gran asteroide que pudo dar origen a las mismas (esencialmente por ruptura de un objeto mayor debido al impacto con un cometa u otro asteroide).


    El cráter de impacto de Vesta. La parte sur de este asteroide presenta una profunda depresión, probablemente causada por un asteroide más pequeño (crédito NASA/ESA).

    De hecho, imágenes de alta resolución tomadas con el telescopio espacial Hubble muestran una profunda depresión en la superficie de Vesta, lo que indicaría la presencia de un cráter de impacto, ocasionado por el choque con otro cuerpo. En la superficie de la Tierra se han recogido meteoritos que, debido a su composición, se supone que provienen de este asteroide. Lo que es más, existen numerosas muestras que provienen del planeta Marte, como el archiconocido ALH84001, que pudiera contener fósiles de organismos que supuestamente hubieran vivido en aquel planeta..


    Ilustración de la evolución de la estructura interna del asteroide Vesta (crédito NASA).

    Así que en realidad no hay que enviar sondas espaciales a los asteroides o a Marte para conseguir muestras minerales de los mismos. Aunque, por supuesto, le investigación directa proporciona datos in situ y evita tanto la contaminación biológica como de otro tipo, así como los cambios debidos a todos los procesos acontecidos desde el impacto que los envió al medio interplanetario como la entrada en la atmósfera terrestre y el impacto subsecuente.


    Meteorito encontrado en la superficie de la Tierra, que probablemente formó parte de Vesta.

    De cualquier manera, habrá que esperar unos cuantos años para disponer de unas espectaculares imágenes tomadas con Dawn de Vesta y Ceres, y poder disfrutar, esta vez de verdad, de un amanecer en ellos.

    ENLACES:




    Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”
  • Etiquetas:

    Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

    Comentarios

    deberian tener mas informacion sobre el planeta

    el k lea es capullo y estupido

    Podrían enviarme una fotos del planeta Xena y su luna porfavor y a la vez recomendarme que telescopio podría yo comprar para empezar a conocer mas de lo que rodea a nuestro planeta, ya que soy fanatico de las estrellas pero por falta de recursos no tengo acceso a un telescopio que me permita observar y conocer de las mismas.

    Its so difficult to search any things for the work but without changeringtoneinwindows10mobile any help we can not do any things in this time.

    (requerido)

    (requerido)


    *