‘General’

Big data, cibercultura y verificación de fuentes político-mediáticos en la ECL (sede UNMSM)

Convocada la XXVI Edición de la Escuela Complutense Latinoamericana (ECL) que se celebrará entre el 15 y 26 de octubre de 2018 en Lima, Perú, en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima (UNMSM) con la realización del curso “Big data, cibercultura y verificación de fuentes político-mediáticos”.

El curso está dirigido a estudiantes, licenciados, postgraduados y profesionales de España y Latinoamérica, aunque se trata de una actividad académica sin fronteras en la que pueden participar alumnos/as de cualquier parte del mundo.

La ECL ofrece ayudas de matrícula, alojamiento y desplazamiento. La matrícula estará abierta hasta el día 12 de octubre de 2018 y hasta entonces se podrán solicitar ayudas de matrícula. El plazo para solicitar la ayuda de alojamiento, o bien la ayuda de desplazamiento, finalizará el día 27 de julio de 2018.

El profesorado del curso está formado por dos docentes de la UCM, y otros tres docentes de la UNMSM, que impartirán un programa elaborado de forma conjunta. Cada uno de los cursos tiene una carga lectiva presencial de 50 horas. Además, los/as alumnos/as tienen una carga de 10 horas para realizar un proyecto o trabajo que tendrán que presentar unos días antes de la finalización del curso. 25 horas se impartirán por el profesorado español y las 25 restantes por el profesorado de Perú. Las clases se dictarán de lunes a viernes, en horario de 16:00 a 21:00 horas, en la ciudad de Lima.

El curso Big data, cibercultura y verificación de fuentes político-mediáticos se abordará, en primer lugar, el marco conceptual y científico del CAR (Computer Assisted Reporting), su evolución y actualidad con el uso de herramientas tecnológicas (basadas en algoritmos y propuestas para el diseño de aplicaciones) como elementos fundamentales en la conceptualización, diseño, creación, desarrollo y expansión de nuevas especializaciones en el ecosistema informativo y del conocimiento En segundo término, se tratará la imbricación del Periodismo y la Documentación en el tratamiento y procesos de verificación de fuentes documentales (Fact checking) procedentes del Big data que inunda las redacciones de los medios fagocitada por los medios sociales.

Finalizados el curso, a todos los/as alumnos/as que superen la prueba de evaluación y cumplan con la normativa de asistir al menos al 90% de las clases, se les hará entrega de un diploma firmado por los rectores de las dos Universidades, así como de un certificado acreditativo de la realización del curso con la calificación obtenida.

Más información sobre los contenidos del curso, matrícula, precios de los cursos, características de las ayudas ofertadas, etc., en la web de la Escuela Complutense Latinoamericana:

http://www.ucm.es/ecl/cursos-2

Matricula online

http://www.ucm.es/ecl/matricula-on-line-latino

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,
Categorias: General, New Media

La credibilidad del periodismo…y del periodista

El periodismo necesita de una declaración de principios para mantener su credibilidad. Primero, está la cuestión de quien es periodista. El debate de siempre ha sido ¿es periodista aquella persona que posee el titulo universitario de Licenciatura o Grado en periodismo? O ¿es periodista aquella persona que independientemente de su formación ha sido contratado por un medio de comunicación?

Para muchos, el periodista, en el sentido que ha acompañado al profesional de la información –antes oficio periodístico- es una especie en extinción. Una de las razones se da cuando escuchamos y vemos la sordidez con la que algunos profesionales, presentadores y comparecientes en los medios, principalmente, audiovisuales (y ahora digitales), tratan lo que ellos llaman noticias, nos cuesta creer que algunos personajes que tan reiteradamente afirman ser, tengan un titulo de periodista.

Si es periodismo lo que hacen, desde luego sólo nos quedan dos caminos: 1) estudiar otra profesión o, 2) buscar un nombre con la que los verdaderos periodistas puedan identificarse  tal como se hacía hace algunos años, con orgullo, cuando se tenía que cubrir, por ejemplo, una información en medio de conflictos bélicos, cubrir un evento social o político o hacer un reportaje sobre terrorismo.

Pero no sólo los pseudo profesionales hacen daño al verdadero periodismo, sino, también, la proliferación de medios digitales y mala praxis de las redes sociales que propagan información sin contrastar. En los últimos años, se ha fagocitado el termino Fake news (noticias falsas o bulos) que no hace sino causar un daño, muchas veces, difícil de reparar a personas, instituciones o medios.

Las Fake news se han convertido en el arma de algunas organizaciones o personas que amparándose en el anonimato que es característico de los medios sociales, propagan información que en la red produce el efecto “bola de nieve” al ser viralizada a nivel mundial por los millones de usuarios.

Etiquetas: , , , ,

El algoritmo como innovación en el tratamiento de datos masivos para el periodismo

Kevin Kelly (2012)[1], investigador y experto en tecnologías, dice que las tecnologías buscan para nosotros. Pero ¿Qué buscan? De esta afirmación y pregunta nos valemos para indicar que el uso de aplicaciones no se desarrollan per se para el periodismo o comunicación, sino que toca adaptar, desarrollar y diseñar un entorno más ad hoc para el funcionamiento de una determinada tecnología para los usos periodísticos . Un desarrollo que se basa en que un todo funcione según los flujos de trabajo o parámetros que tenga trazados. Es decir, un flujo-grama que es generado por un algoritmo.

Hoy, la técnica de los algoritmos juega un papel fundamental en la construcción de la nueva información. Solo necesitamos saber un poco de lógica para crear nuestro propio algoritmo que puede servir para procesar la información. Por ejemplo, la mayoría de agregadores de noticias están hechas por algoritmos que permiten seleccionar y encontrar información según el interés de cada usuario. Google es por excelencia, el rey de los algoritmos.

 

Pero ¿qué es un algoritmo? ¿Qué conocimientos son necesarios para crearlos? ¿Por qué se han convertido en una especie de piedra filosofal en la construcción de la información? ¿Qué relación guarda con el periodismo de datos? Para empezar, básicamente un algoritmo es el proceso de una acción. Un proceso o flujo de trabajo que está supeditado a ordenes (parametrizadas) que el creador del algoritmo ha configurado.

Según recoge la Wikipedia, un algoritmo es un conjunto prescrito de instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar una actividad mediante pasos sucesivos que no generen dudas a quien deba realizar dicha actividad. Dado un estado inicial y una entrada, siguiendo los pasos sucesivos se llega a un estado final y se obtiene una solución. El algoritmo se empleo en matemáticas, lógica, ciencias de la computación y disciplinas relacionadas.

Los algoritmos pueden ser expresados de muchas maneras, incluyendo al lenguaje natural, pseudocódigo, diagramas de flujo y lenguajes de programación entre otros. Muchos algoritmos son ideados para implementarse en un programa utilizando el pseudocódigo que es una descripción de alto nivel de un algoritmo que emplea una mezcla de lenguaje natural con algunas convenciones sintácticas propias de lenguajes de programación, como asignaciones, ciclos y condicionales, aunque no está regido por ningún estándar.

La relación existente entre un algoritmo y el periodismo de datos es cada vez más pertinente. El hecho más paradigmatico se desprende de una nota del Knight Center Periodismo para las Américas[2] que da cuenta en un post acerca de un terremoto de magnitud 4.4 que despertó a California el lunes 17 de marzo de 2014. El “primer reportero” en cubrir la noticia fue un algoritmo llamado Quakebot, recopilador de datos diseñado por el periodista y programador Ken Schwencke de Los Ángeles Times, según referencia la revista digital Slate.

Quakebot fue diseñado por Schwencke para recopilar datos de interés periodístico de alertas publicadas por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), introduciéndolos a una plantilla noticiosa escrita con anterioridad. La nota preliminar se guarda en el sistema de manejo de contenido del periódico mientras se envía una alerta por correo a un editor humano, quien revisará la nota y decidirá si la publica en línea o no. Cuando Quakebot recibió una alerta del USGS señalando un terremoto de magnitud 3.0 o mayor (algo menor no causaría mucho impacto) a las 6:25 a.m., hora del Pacífico, mandó un correo a Schwencke quien publicó la nota pocos minutos después, asegurando que Los Angeles Times fuera el primer periódico en reportar la noticia. Y esto es sólo el principio…



[1] Kevin Kelly fue editor ejecutivo de la revista Wired durante siete años. Ha escrito para The New York Times, The Wall Street Journal y The Economist. Previamente ha Publicado el libro Fuera de Control y el bestseller New Rules for a New Economy.

Etiquetas: , , , , , , ,

Como generar ingresos y rentabilidad económica en la universidad pública….en Estados Unidos. El modelo IRP de UC Berkeley (2)

El IRP (Investigative Reporting Productions / Producciones de Reportajes de Investigación) es una creación de Lowell Bergman , un veterano periodista investigador cuyo trabajo con ABC News, 60 Minutos, The New York Times y Frontline le ha valido un Pulitzer, varios Emmys y muchos otros premios (destaca su investigación de la industria tabacalera que también inspiró la película de 1999, The Insider, protagonizada por Al Pacino y Russell Crowe). En la UC Berkeley (donde también es Catedrático distinguido Reva y David Logan en Reportajes de Investigación), Bergman lleva muchos años recorridos: más allá de la enseñanza sobre reportajes de investigación, también ayuda con la recaudación de fondos y la conexión de los proyectos de los estudiantes con programas de televisión que buscan difundirlos en esa universidad.

Según el artículo de Ricardo Bilton (@rbilton) titulado “With a big Amazon streaming deal, Berkeley’s journalism program is building a new revenue streamy  publicado en la web de la Nieman Foundation de la Universidad de Harvard, Bergman, que tiene 71 años y dirige, desde 2006, Investigative Reporting Program  en la UC Berkeley, sostiene que el IRP (Investigative Reporting Productions) se formó para institucionalizar el proceso de producción y desarrollar un modelo más sostenible para la producción periodística mediante, en parte, la diversificación de los flujos de ingresos (hasta ahora, la financiación del programa de periodismo proviene de donaciones)

Estos son tiempos muy tumultuosos para el periodismo. La administración actual ha estado hablando de eliminar la financiación de la Corporación de Radiodifusión Pública, que es un importante ente financiador para el tipo de trabajo que hacemos. Cualquier forma en que podamos construir un flujo de ingresos más diverso sólo puede hacernos más sanos y editorialmente más independientes.

Por tanto, el interés de Amazon es comprensible, dado lo agresivamente que ésta y otras compañías de servicios de streaming, han logrado producir y distribuir en los últimos años (Amazon Studios fue uno de los principales compradores en Sundance este año). Sin embargo,  el interés de Amazon no se limita al video. Las ideas de proyectos de IRP también podrían convertirse en series de podcast en Audible, la plataforma de audio de Amazon, que ha estado construyendo un contenido original estable. Con el acuerdo de Amazon también viene la promesa de la distribución más allá del mercado de los EE.UU. El acuerdo también posibilita al IRP para trabajar con grupos externos que buscan convertir ideas de reportajes en producción documental.

En este sentido, el IRP ya ha comenzado a presentar ideas de proyectos a Amazon. Bergman no ha entrado en detalles sobre el tipo de trabajo en marcha, pero afirma, según recoge Binton en su artículo, que, en términos generales, la compañía se enfoca en temas relacionados con la justicia juvenil, el cambio climático y la política. Los proyectos de Bergman, como los documentales de primera línea “Violación en los campos” y “Violación en el turno de noche”, que investigan el tráfico laboral y el abuso sexual de los trabajadores migrantes, también ofrecen indicios de la dirección que podría seguir la empresa. “Amazon está interesado en casi todo”, dijo Bergman, quien agregó que el IRP es capaz de lanzar en cualquier otro lugar los proyectos que Amazon no cree que sería un buen producto para su servicio. En este nuevo mundo de la producción y distribución de videos “hay todo tipo de lugares donde podemos ir”, ha dicho Jhon Temple, Redactor jefe del Investigative Reporting Program en UC Berkeley.

La Escuela de Posgrado en Periodismo de la Universidad de California Berkeley es una de las más prestigiosas del mundo. Y con esta iniciativa marca las pautas de cómo la universidad pública se adapta a los tiempos modernos. Obviamente, es también una cuestión de mentalidad y deseos de hacer cosas que rompan los moldes a los que hemos estado –y estamos- acostumbrados. Es la mentalidad del Win To Win (Ganar, Ganar) sin que esto menoscabe el principio de la universidad sobre el adoctrinamiento de la ciencia.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Como generar ingresos y rentabilidad económica en la universidad pública….en Estados Unidos. El modelo IRP de UC Berkeley (1)

With a big Amazon streaming deal, Berkeley’s journalism program is building a new revenue stream (Con un gran acuerdo sobre streaming de Amazon, el Programa de Periodismo de Berkeley está construyendo una nueva fuente de ingresos) es el título del artículo de Ricardo Bilton (@rbilton) publicado en el sitio de la Nieman Foundation de la Universidad de Harvard.

Servicios de streaming como Amazon Prime Video y Netflix están desesperados por disponer de más contenido y están dispuestos a pagar por ello. Una nueva rama del programa de periodismo de investigación de Berkeley está tratando de aprovechar esa situación.

Cuando se trata de vídeo, es un vendedor del mercado para los creadores de contenido. Los servicios de streaming como Netflix, Amazon Video y Hulu están inmersos en una carrera por el contenido, abriendo nuevas oportunidades de ingresos y canales de distribución no sólo para grandes compañías, sino, también, para equipos de producción más pequeños.

Esta es una oportunidad que la Universidad de California, Berkeley, espera aprovechar. En 2015, el Programa de Reportajes de Investigación de la Escuela de Posgrado Periodismo de la Universidad formó la empresa Producciones de Reportajes de Investigación (IRP por sus siglas en ingles de Investigative Reporting Productions), una compañía sin fines de lucro de producción de documentales y docu-series originales. Dentro de sus últimas estrategias, la organización, que fue formalmente reconocida por la universidad en mayo de 2017, firmó su primer gran acuerdo de distribución con Amazon, la cual buscar tener los derechos de ser la “primera en ver” (lo que significa que visualiza nuevas ideas antes que cualquier otra empresa) los proyectos que salen de la organización IRP. Ha sido una de las primeras grandes acciones de Amazon, que anteriormente no se había asociado con una organización de noticias de tal capacidad, promovida y fomentada desde la universidad.

El acuerdo es significativo, tanto para la universidad como para su escuela de periodismo, porque cambiará de manera significativa cómo el programa (IRP) produce, financia y distribuye sus proyectos, explicó John Temple, director del Programa de Reportajes de Investigación.

Por primera vez desde la grave caída del modelo económico del periodismo, existe un mercado comercial fiable para la producción de contenidos de no ficción. Esto es el resultado de Internet y el videostreaming y estas empresas están pagando bien y están interesados en la alta calidad. ¿Por qué no aprovecharse de eso?

Mientras que las universidades públicas son un buen lugar para aprender como producir documentales, el “lento batir” de sus burocracias, a menudo, las hace inadecuadas para cumplir con los requisitos típicos de la producción de video, que exige velocidad y flexibilidad. Esto es cierto, en particular, con la dotación de personal. A menos que el programa tenga un flujo constante de nuevos proyectos, las restricciones monetarias significan que los programas de periodismo no pueden contratar a operadores de cámara y editores a tiempo completos.

Estas limitaciones son la razón por la cual, históricamente, estos tipos de proyectos de video de larga duración fueron subcontratados a empresas privadas, que entregaron la mayor parte de la producción. Sin embargo, esa solución creó su propio problema, ya que las universidades no pudieron conservar los derechos sobre el material producido por terceros y, por lo tanto, no recibieron los potenciales ingresos. Ahora, el IRP y el acuerdo de Amazon ayudan a resolver ambos desafíos, permitiendo que el programa de periodismo produzca más fácilmente un puesto nuevo de trabajo al mismo tiempo que la universidad conserva los derechos de propiedad intelectual.

En España, este es un modelo que la universidad española puede y debe desarrollar. Existen los instrumentos legales como el conocido Artículo 83-LOU de universidades y la posibilidad de crear Spin-Off (o EBT / Empresa de Base Tecnológica),  incluso, Startups (Empresas emergentes). El reto por innovar en esta línea es el siguiente paso.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Premios “Excelencia Academica” de la Complutense

Enhorabuena a todos los premiados/as. La Universidad Complutense entregó el pasado 24 de febrero sus Diplomas de Excelencia Docente a los 545 profesores que obtuvieron más de 85 puntos sobre 100 en cada una de las dimensiones que valoró el programa Docentia de Evaluación Docente el pasado curso 2015-16. Esta ha sido la segunda edición de un acto que trata, como indicó el rector Carlos Andradas, de “agradecer vuestro esfuerzo, porque sabemos que lo que hacéis os supone un gran esfuerzo, y más en unos últimos años que no han sido fáciles” o, en palabras de la vicerrectora de Calidad, María Castro, “de reconocer  muchas cosas que se hacen día a día con nuestros estudiantes para desarrollar una de las tareas más importantes que tiene la universidad: la docencia”.

Como explicó la vicerrectora María Castro, este año se ha querido aprovechar también la celebración de este acto de reconocimiento a la labor docente para debatir sobre el propio sistema de evaluación, Docentia, que se basa fundamentalmente en las opiniones de los estudiantes. Así mismo, como indicó también el rector Andradas, por ahora los resultados de Docentia únicamente son reconocidos en este acto. “¿Debería tener otras consecuencias?”, se preguntó la directora de la Oficina de Calidad de la UCM, Ángeles Blanco. La respuesta es compleja, y como el mismo rector señaló a la conclusión del acto, hay que ir “poco a poco viéndolo”. Eso sí, de acuerdo, con la profesora Blanco, las investigaciones que se están haciendo sobre Docentia están dejando claro que “son estadísticamente fiables y están relativamente mucho más libres de sesgo que cualquier otra fuente que se utilizase para evaluar”. Además, añadió, son una excelente fuente de “feedback” para los profesores y “su utilidad para fines formativos es unánime”. Por supuesto, y en eso también coincidieron el rector y la vicerrectora María Castro, Docentia es “un sistema vivo que debe seguir perfeccionándose, refinándose y mejorándose en el análisis de sus datos“, concluyó Ángeles Blanco.

Ah! Olvidaba decirlo: Tambien, fui uno de los premiados. Pero es un premio que comparto con mis alumnos/as.

Información extraída de  Tribuna Complutense. http://www.tribuna.ucm.es/43/art2656.php#.WNv7Eri22M8

Etiquetas:
Categorias: General

Periodismo en nuevos formatos

El periodismo en nuevos formatos, implica, analizar, descubrir, consensuar, debatir, indagar, estudiar e investigar los nuevos medios para el desarrollo del periodismo en Internet. Dada la evolución de las tecnologías de la información y su impacto en el ecosistema informativo y mediático, no cabe sino afrontar nuevos retos con iniciativas ambiciosas.

Por ello, en primer lugar, y aunque nos cueste creerlo, debemos asumir que la transformación del periodismo es una realidad. En segundo lugar, y como consecuencia de dicha transformación, la enseñanza-aprendizaje de la disciplina ciberperiodística tiene que adaptarse a estos cambios y exigencias innovadoras en la docencia.

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Los elementos del ciberperiodismo

Este libro, que trata sobre el ciberperiodismo profesional, tiene sus orígenes durante mis estancias en el Center for Science and Innovation Studies de la Universidad de California Davis (2014)  y en el RCC de la Universidad de Harvard, (2015)  EE.UU. Pero, sus antecedentes se derivan de los debates entre académicos y profesionales que se iniciaron en marzo de 2003, durante el desarrollo del Primer Congreso Internacional de Ciberperiodismo en la Universidad Antonio de Nebrija hasta su cuarta edición en 2006. Posteriormente, con la realización de los Congresos Internacionales de Periodismo en Red en la Universidad Complutense de Madrid, a dichos debates y discusiones del periodismo en Internet se sumarían las reflexiones, análisis y estudios que se han plasmado en libros y revistas de calidad científica, contribuyendo al crecimiento bibliográfico sobre el Ciberperiodismo y los Nuevos medios.

Pero ¿Por qué Ciberperiodismo y Nuevos medios? Y sobre todo ¿Qué elementos posee la disciplina profesional del ciberperiodismo que difiera de los Elementos del Periodismo estudiados por Kovach y Rosenstiel?

La respuesta a la primera pregunta tiene su razón en la secuencia lógica y evolutiva del libro “Ciberperiodismo, Nuevos enfoques, conceptos y profesiones emergentes en el mundo Infodigital”, publicado en 2001 en coautoría con Alberto Miguel Arruti. La segunda, respecto a los elementos, viene dado por la serie de principios, normas y pautas que se han creado y consolidado en el nuevo ecosistema del periodismo en Internet, tanto, desde una perspectiva informativa, narrativa y de negocio y con el ingrediente de la constante innovación.

Es sabido que la evolución de las  tecnologías disruptivas emergentes y su impacto en el periodismo y los medios derivan en una transformación del periodismo como realidad palpable. (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Rompiendo tabúes sobre el periodismo ciudadano

Al comienzo de cada curso, en las clases de ciberperiodismo, toca abordar el tema del periodismo ciudadano, por lo que me permito articularlo en esta entrada. El periodismo ciudadano, tiene sus orígenes en Estados Unidos, a raíz de la publicación del libro, en 2003, titulado “We, the media” escrito por Shayne Bowman y Chris Willis y prologado por el “guru” Dan Gilmor, ex_editor del San Jose Mercury News.

En dicho libro se analiza el periodismo participativo que se da a través de nuevos elementos interactivos. Los investigadores y profesionales estadounidenses, muy dados a encapsular modelos y tipos periodísticos, tales como CyberJournalism, Data Journalism, Inmersive Journalism, Glass Journalism, propusieron también el término Citizen Journalism. Traducido este último de forma literal al castellano es “Periodismo ciudadano”. Pero aquí está el primer error: lo que ha primado es la traducción literal y no la traducción en su contexto. La traducción en su contexto es periodismo (con participación del) ciudadano. Y ¿qué periodismo no busca la participación del ciudadano? ¿Acaso desde que se inventó el periodismo en el siglo XVIII no se buscaba la participación ciudadana? El periodismo de Mariano Nipho ¿no buscaba acaso la participación del ciudadano considerando que fue pionero de las Cartas al director, entre otras características del periodismo de hoy? Más aun, cuando un reportero escribe en un periódico ¿lo hace para que lo lean los ciudadanos o lo hace para leerse a sí mismo? Por tanto, periodismo ciudadano o periodismo participativo, bienvenido sea! (más…)

Etiquetas:
Categorias: General

El colapso de Internet

 La Web es un caos informacional. Algunos científicos desde hace un tiempo, vienen advirtiendo que Internet está a punto de colapsar, debido a la demanda de fibra óptica, lo que significa que se transmitirá mayor cantidad de información de una manera más veloz cosa que podría conllevar el colapso de la red.

El caudal de información que posee Internet es tan vasta qué bien podríamos decir que la red de redes es el repositorio del quinto elemento: la información.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Minnesota, el flujo de videos, fotografías, textos, audios, juegos, canciones, llamadas y demás archivos que viajan por la Web crece a un promedio anual de 50 por ciento desde hace una década. En tres años, los datos que circulan en Internet duplicarían su volumen cada 12 meses.

Pero, el peligro sobre la red que venimos utilizando en casa, en el trabajo, para el ocio, etc., podría significar el fin de la red que conocemos. En mayo de 2015, los principales ingenieros, físicos y empresas de telecomunicaciones del Reino Unido fueron convocados a una reunión en la Royal Society de Londres a finales de este mes para discutir qué se puede hacer para evitar la crisis, según publica el Daily Mail. De acuerdo a un portavoz de la Royal Society, “las redes de comunicación se enfrentan a una potencialmente desastrosa ‘crisis de capacidad’ ya que la demanda de datos en línea supera la capacidad de las fibras ópticas que llevan las señales de internet”. A su juicio, la reunión de expertos servirá para “discutir por qué nos estamos dirigiendo hacia una crisis de capacidad, lo que se puede hacer para evitarla, y el impacto de no hacer nada: racionamiento de datos, el final de neutralidad de la red y el aumento de los costes de navegación”.

Y ¿Qué pasaría si la web  se colapsa y deja de funcionar? Según publica la revista Esquire  y que cita el canal de noticias RT, especialistas de la compañía estadounidense de soluciones de almacenamiento de datos NetApp, dibujando un escenario real, han revelado en detalle a la revista qué es lo que nos esperaría durante un día entero sin Internet.

Un día completo sin conexión a la Red global afectaría a más de 1.750 millones de usuarios de ‘smartphones’ y aficionados a las redes sociales. Un número incontable de gente que revisa su correo electrónico diariamente se quedaría sin sus mensajes, al mismo tiempo que 4,9 millones de usuarios de Skype se verían privados de 2.000 millones de minutos de conversaciones.

Más aún, si Internet colapsara por tan solo 24 horas, no se enviarían 500 millones de tuits y no se compartirían 70 millones de fotos en Instagram. Al mismo tiempo, 864 millones de usuarios de Facebook no serían capaces de compartir unas 4.750 millones de publicaciones ni tampoco enviar 10.000 millones de mensajes. YouTube, por su parte, dejaría a sus usuarios sin más de 4.000 millones de reproducciones de videos.

Sin embargo, eso no sería lo más serio. De acuerdo con las estimaciones de la empresa, se verían afectados 1,5 millones de los granjeros que cada día a través de Internet hacen “un seguimiento de las previsiones meteorológicas, precios de mercado y volúmenes de cosecha”.

La catástrofe tendría que ver también con el sector financiero, puesto que cada día se realizan numerosas transacciones económicas. El comercio en Internet se vería afectado perdiendo 2.000 millones sólo en dólares, y los más perjudicados, según los expertos, serían empresas como Amazon o eBay.

La energía y la salud tampoco serían ajenas al desastre mundial. “Se calcula que la conectividad de dispositivos a datos móviles o por satélites implementados en aplicaciones de gas y petróleo por todo el mundo rondará los 1,12 millones para 2018″, señala la revista.

En cuanto al sector de la medicina, se verían amenazados los historiales médicos electrónicos que cobran más y más popularidad entre los médicos. De este modo, se estima que un 78% de los profesionales en ambulatorios y un 59% en hospitales hacen uso de ellos.

Respecto al transporte, 87.000 vuelos no podrían despegar, y sería imposible realizar los 58,3 millones de seguimientos de paquetes que se llevan a cabo a diario.

Y por último, el colapso mundial de Internet durante un día afectaría a 903 millones de abonados a la televisión de pago.

Etiquetas:
Categorias: General