Cambio de tendencia en el emprendimiento. Presentación del Informe GEM España 2011

GEM España 2011

Esta mañana asistimos en la Residencia de Estudiantes del CSIC a la presentación del informe GEM España 2011, que este año patrocinan la Fundación Xavier de Salas y el anterior Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Ricardo Hernández Mogollón lo dirige con la colaboración de la plataforma española de equipos GEM de Investigación sobre emprendimiento y la dirección técnica habitual de Alicia Coduras. El nuevo equipo ha mantenido la línea de años anteriores, con algunas secciones nuevas como la dedicada a la dinámica emprendedora en años inciertos. Esta sección muestra, por ejemplo, un mayor porcentaje de personas con idea de crear una empresa, lo que podrá materializarse en los próximos meses en un aumento del número de emprendimientos.

En el informe del año pasado (ver post de entonces) se apreciaba el estancamiento de muchos indicadores y decíamos que 2010 no era aún el año de las buenas noticias para el emprendimiento. Tampoco lo es el año 2011, con un porcentaje de creación de empresas por necesidad muy similar al de 2010 (26%). La cuarta parte de los emprendedores, un 10% más que el año pasado, lo es porque se ha quedado sin trabajo, y con ello la tasa de actividad emprendedora TEA ha crecido significativamente (un 35%) este año hasta situarse cerca del 6%, un nivel próximo al de 2005 pero aún insuficiente. Es posible que nuestra economía necesite como mínimo un 7%.

Un dato positivo es que los emprendedores motivan un cierto repunte de las iniciativas con voluntad de innovación o  que invierten en tecnologías de última generación, aunque el dato negativo es que se reduce la actividad en sectores tecnológicos. Se refuerza el papel de la mujer, de los jóvenes y de las personas mayores de 50 años, y la edad media de los emprendedores innovadores se sitúa en 38 años.

Respecto a la financiación, se mantiene el volumen medio de inversión en las nuevas empresas (30.000 euros), pero predominan las actividades que requieren menos capital (la inversión más habitual es de 10.000 euros). También aumenta el porcentaje de empresas que exporta el 75% de su facturación o más, pero al mismo tiempo disminuyen las que exportan menos del 25%. Y respecto al género, aunque las mujeres tienden a emprender más en solitario, muestran más incertidumbre que los hombres y sus empresas son algo menos innovadoras, ya se equiparan a aquéllos en cuanto al uso de nuevas tecnologías.

Por Comunidades Autónomas, como cabía esperar, el incremento de la TEA está correlacionado con el de la tasa de paro. Y respecto al intraemprendimiento (emprendimiento desde el seno de las empresas activas), su tasa es baja si la comparamos con otras economías basadas en la innovación. aunque esto se puede explicar en parte por la reducida dimensión promedio de las empresas españolas.

Tres aspectos del entorno emprendedor español son valorados positivamente por los expertos encuestados: el acceso a infraestructuras físicas, la valoración de la innovación por los consumidores y el apoyo a la mujer emprendedora. Otros cinco mejoran respecto al año anterior: la valoración de los programas gubernamentales, la dinámica del mercado interior, el fomento del alto crecimiento y la formación profesional y la educación superior. También se refleja la necesidad de seguir mejorando y reduciendo los trámites administrativos.

Posiblemente estos resultados muestran que la economía española se está acomodando a una nueva situación en la que el emprendimiento será una actividad mucho más habitual, tal vez como lo era hace algunas décadas, y un buen síntoma es el aumento en el prestigio social de los emprendedores. Aunque con niveles bajos de  relevo empresarial (nºde emprendedores / nº de empresas consolidadas) y más destrucción que creación de empresas aún no hay ningún motivo para las celebraciones, sí se puede hablar de un cambio de tendencia en 2011, e incluso de algunos brotes verdes. Con ello damos respuesta a la pregunta que nos hacíamos en este mismo blog hace un año.

Enhorabuena de nuevo al actual equipo, pero también al anterior liderado por el Instituto de Emperesa , que han convertido el GEM España en una guía básica en este complejo mapa del emprendimiento que nos preocupa y nos ocupa hoy más que nunca.



Posts relacionados:

  1. 2010 no fue el año de las buenas noticias para el emprendimiento. Presentación del informe GEM
  2. El duro impacto de la crisis en el emprendimiento: Informe GEM España 2009
  3. Emprendimiento y alpinismo, aventuras paralelas en “La Cumbre Infinita”
  4. Impacto de la crisis y el desempleo sobre el emprendimiento tecnológico
  5. Nueva edición del libro-guía NEBTs sobre el emprendimiento de base tecnológica
Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*