Asalto chino a la Supercomputación

Celebrándose la Supercomputing Conference 2015 en Austin, EEUU, y puntuales a la cita, se anunció este pasado martes 16 la actualización invernal del famoso ranking bianual (junio/noviembre) Top500. Y para desgracia de los lectores, por sexta vez consecutiva, Tianhe-2 mantuvo el liderazgo (¡3 años completos!) con sus 33 petaflops. Esta falta de novedades contrasta con los constantes movimientos que hubo en la cabeza del ranking de la supercomputación en los anteriores años a la llegada del gigante chino. Entonces, ¿dónde está la noticia de este año?

Se suelen analizar los 10 primeros puestos por si hay nuevas entradas que puedan suponer un peligro inminente al Top1, pero solamente hay 2 “tímidas” entradas respecto a Junio 2015, en los puestos #6 (el americano Trinity, con algo más de 300.000 núcleos CPU y llegando a los 8 petaflops) y #8 (el alemán Hazel Han, segundo europeo en el ranking detrás del suizo Piz Daint, con 185.000 núcleos y 5,6 petaflops).

Sin embargo, la noticia que dan los medios es la de la subida en el número de instalaciones chinas, triplicando su presencia en el ranking de los 500 sistemas más potentes del mundo y pasando de 37 a 109 supercomputadores en el listado. Es cierto que la mayor parte de la nueva entrada está en la parte baja del ranking, pero no deja de ser el comienzo de una entrada a gran escala, teniendo ya más instalaciones que toda Europa (que pasa de 141 a 108 supercomputadores en lista).

El Departamento de Energía (DoE) estadounidense ya tiene proyectados desde hace un tiempo la creación de 2 supercomputadores con 5-10 veces más potencia que Tianhe-2, y que estarían en funcionamiento en 2016-2017, pero no deja de ser curiosa la reacción de los medios. Por nuestra parte, España mantiene en lista el Mare Nostrum en el puesto #91 (bajando desde el puesto #77 en el anterior listado y del #29 en junio 2013) y el Teide HPC en el #372 (respecto al puesto #259 en julio 2015 y #138 en noviembre de 2013). Si tienes más curiosidad aquí tienes toda la lista de noviembre: http://top500.org/list/2015/11/

Más interesante es la entrevista que hace una semana concedía un coautor del ranking Top500, Dr. Jack Dongarra, sobre el uso del benchmark Linpack (High Performance Linpack, HPL) para evaluar el rendimiento de estos sistemas, no siempre el mejor para medir la escalabilidad del comportamiento en problemas reales, y que puede llegar a distorsionar las arquitecturas de las instalaciones haciéndolas ineficientes para problemas reales aun comportándose bien en el ranking. Hace dos años, casualmente cuando Tianhe-2 se mostraba imbatible al llegar al trono, se propuso el proyecto High Performance Conjugate Gradient (HPCG) benchmark como nueva medida de rendimiento, que se acercaría más a los problemas para los que suelen utilizarse estos superordenadores.

Imagen del supercomputador Tianhe-2 (fuente: Top500)

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.


*