En busca de nuevos productos antimicrobianos con metales en su estructura para derrotar a las superbacterias

En busca de nuevos productos antimicrobianos con metales en su estructura para derrotar a las superbacterias


En busca de nuevos productos antimicrobianos con metales en su estructura para derrotar a las superbacterias

El uso inadecuado de grandes cantidades de antibióticos para controlar estas enfermedades en humanos y en animales ha creado condiciones excepcionales para la aparición de bacterias multirresistentes.

Un proyecto de la Universidad de Burgos (UBU) avanza en esta estrategia para hacer frente a bacterias como Staphylococcus aureus, Enterococcus faecium, Acinetobacter baumannii o Pseudomonas aeruginosa.

La catedrática de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Burgos (UBU) Begoña García dirige el proyecto 'Diseño y caracterización de complejos bioinorgánicos y clústeres cuánticos atómicos. Propiedades antimicrobianas en cepas resistentes. Propiedades antitumorales en oscuridad y bajo irradiación'. El objetivo es obtener potenciales antimicrobianos con metales en su estructura y el estudio de su actividad frente a bacterias hospitalarias multirresistentes o superbacterias.

El descubrimiento de los primeros antibióticos cambió drásticamente nuestra calidad de vida. Por primera vez en la historia, fue posible un control efectivo de enfermedades infecciosas. Desafortunadamente, el uso inadecuado de grandes cantidades de antibióticos para controlar estas enfermedades en humanos y en animales ha creado condiciones excepcionales para la aparición de bacterias multirresistentes.

Según el informe 'O'Neill' 2016 -encargado por el Gobierno de Reino Unido-, en el año 2050 estas bacterias causarán más muertes por resistencia a los antibióticos que el cáncer, convirtiéndose así en la primera causa de fallecimiento por enfermedad en el mundo.

Debido al uso indiscriminado de antibióticos, España se sitúa en los primeros puestos del mundo en cuanto a incidencia por bacterias multirresistentes: la amoxicilina más ácido clavulánico suponen el 50 por ciento del consumo de antibióticos en los servicios de Medicina de Familia y se consume 40 veces más que en Alemania, banalizando su uso a pesar de saber que destruye una cantidad "importante" de flora intestinal, la cual protege al organismo frente a las resistencias bacterianas.

A día de hoy, los mayores retos en la medicina moderna consisten en encontrar fármacos seguros, baratos y efectivos para tratar infecciones multirresistentes cuyo tratamiento ya no está asegurado en pacientes con lesiones traumáticas y en post-operatorios. Las perspectivas para el futuro son particularmente sombrías porque la fuente para el desarrollo de nuevos fármacos antibacterianos está virtualmente vacía.

El número de empresas farmacéuticas dedicadas a la producción de antibióticos se ha reducido drásticamente en los últimos años. Esta falta de innovación se debe a la dificultad para encontrar mecanismos alternativos de acción para los antibióticos. Por ello, entender los mecanismos de resistencia es fundamental para el desarrollo de nuevos tratamientos.

Una de las actuales estrategias en el desarrollo de pequeñas moléculas basadas en nuevos agentes antimicrobianos se centra en la síntesis de complejos metálicos que contienen antibióticos en su estructura. Esta aproximación tiene dos objetivos principales: por un lado, promover el desarrollo de nuevos fármacos con un mecanismo de acción desconocido para las bacterias patógenas y, por otro, crear un mecanismo que revierta la resistencia microbiana.

En comparación con los antibióticos originales, estos metalo-antibióticos muestran habitualmente un aumento de la actividad antimicrobiana, específicamente frente a cepas farmacorresistentes. Dentro de los compuestos que contienen metales, los clústeres cuánticos de tres átomos de plata han mostrado excelente capacidad antimicrobiana.

En este marco, el proyecto de la UBU trata de la síntesis de potenciales antimicrobianos con metales en su estructura y el estudio de su actividad antimicrobiana frente a bacterias hospitalarias multirresistentes o superbacterias como Staphylococcus aureus, Enterococcus faecium, Acinetobacter baumannii y Pseudomonas aeruginosa.

El proyecto es multidisciplinar y cuenta con químicos, biólogos y médicos. Se desarrolla en la UBU en colaboración con las universidades de Santiago de Compostela y las italianas de Palermo y Pisa. Los clústeres de plata son suministrados por la empresa de nanotecnología Nanogap, con sede en Ames (A Coruña).

Este es uno de los proyectos de la Universidad de Burgos que ha obtenido subvenciones del programa de apoyo a proyectos de investigación aprobados por la Consejería de Educación y cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Dentro de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación en la convocatoria de ayudas destinadas a las universidades de Castilla y León y centros públicos de investigación, la UBU ha logrado financiación para 10 proyectos, que han obtenido 120.000 euros de subvención cada una.

Comentarios

Sin duda hay una experiencia anterior positiva la Bacitracina de Zinc. No se absorbe en el intestino. Cuando se quiso hacer una Bacitracina Metilato (soluble en agua y absorvible) su efecto sobre los clostridium fué muy inferior. Cobre y Zinc seguramente están a la cabeza como minerales con efrecto antimicrobiano e inmunoestimulante. Hay que encontrar el complejo orgánico que mantega sus propiedades antimicrobianas, absorvible o inyectable, y que con mínimos efectos colaterales...además son nutrientes

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..