Grafeno contra las picaduras de mosquito

Esta innovación podría ayudar a reducir los problemas de salud asociados con una serie de enfermedades infecciosas y disminuir la necesidad de pesticidas para erradicar los mosquitos que las transmiten

Unos investigadores estadounidenses han desarrollado una innovadora película hecha con grafeno que protege a las personas frente a los mosquitos que transmiten enfermedades. El trabajo se ha realizado en el Brown University Superfund Research Center y sus resultados se publicaron en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los científicos hallaron que una película seca de grafeno parecía interferir con la capacidad de los mosquitos de detectar la piel y el sudor, ya que no aterrizaban ni intentaban picar. Cuando examinaron de cerca los videos tomados de los mosquitos en acción, se dieron cuenta de que estos insectos aterrizaban mucho menos frecuentemente sobre el grafeno que sobre la piel desnuda. La película de grafeno también proporcionaba una barrera fuerte a través de la cual los mosquitos no podían picar. En cambio, cuando la película estaba húmeda, no impedía que los mosquitos aterrizaran sobre la piel.

Inicialmente los investigadores buscaban que la película de grafeno actuara como una simple barrera mecánica, pero tras ver cómo se comportaban los mosquitos, empezaron a sospechar que en realidad no estaban interesados en picar, afirma Robert Hurt, uno de los participantes en el trabajo.

Hasta este estudio, la protección anti-picaduras era una función inexplorada de los materiales basados en grafeno. Los resultados muestran que el grafeno, que es una retícula de carbono, podría ser una buena alternativa a las sustancias utilizadas ahora mismo en los repelentes anti-mosquito y a la ropa protectora.

Grafeno contra las enfermedades infecciosas

Los mosquitos amenazan la salud pública al transportar virus infecciosos como la Fiebre Amarilla, el Zika o el virus del Nilo Occidental, que ocasionan la discapacidad y la muerte de millones de personas cada año.

Hace unos años, Hurt empezó a idear trajes con grafeno para proteger a trabajadores frente a sustancias peligrosas en lugares de limpieza medioambiental, y prestó especial atención a una gran cantidad de literatura científica que demostraba las calidades impermeables del grafeno.

El grafeno es invisible a simple vista, y sin embargo es más duro que el diamante, más fuerte que el acero y más conductor que el cobre. Desde su descubrimiento en 2004, el grafeno se ha utilizado para una gran cantidad de campos, entre ellos para servir como barrera y de filtro.

Esta innovación de usar el grafeno para repeler mosquitos podría ayudar a reducir los problemas de salud asociados con una serie de enfermedades infecciosas y podría disminuir la necesidad de utilizar pesticidas para erradicar los mosquitos que las transmiten.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Los datos personales recogidos en este formulario serán tratados de conformidad con el nuevo Reglamento Europeo (UE) 2016/679 de Protección de Datos. La información relativa a los destinatarios de los datos, la finalidad y las medidas de seguridad, así como cualquier información adicional relativa a la protección de sus datos personales podrá consultarla en el siguientes enlace www.madrid.org/protecciondedatos. Ante el responsable del tratamiento podrá ejercer, entre otros, sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de tratamiento.