Gráfico de barras. / Geralt (PIXABAY)

Gráfico de barras. / Geralt (PIXABAY)


Más productividad y visibilidad científica pese a la escasez de recursos

La universidad española ha mejorado su productividad científica, su visibilidad y el número de patentes concedidas pese a la pérdida de recursos humanos y materiales en los últimos años. Ésas son algunas de las conclusiones que apunta el nuevo informe anual sobre la I+D+i universitaria de IUNE, un observatorio de la Alianza 4U (Universidad Autónoma de Barcelona -UAB-, Universidad Autónoma de Madrid -UAM-, Universidad Carlos III de Madrid -UC3M- y Universidad Pompeu Fabra -UPF-).

La nueva edición del informe del Observatorio IUNE analiza la actividad investigadora del Sistema Universitario Español (SUE) durante la última década. Para ello, contempla una gran batería de indicadores con datos de 79 universidades españolas públicas y privadas desde el año 2006 al 2015.

DATOS ECONÓMICOS E INVESTIGADORES

Según las conclusiones del informe, el leve incremento del gasto interno por investigador en España en 2015 no consigue igualar las cifras de 2008. Por su parte, los ingresos generados por la investigación (I+D) han disminuido en un 19% entre 2008 y 2014, con descensos muy llamativos de hasta casi el 67% en algunas universidades. Los ingresos liquidados por operaciones no financieras de las universidades, según la CRUE, ha bajado desde el 2008 en un 14,02% de media, llegando en el caso de algunas universidades a superar el 18%.

La evolución del número de investigadores en el sistema científico español es también decreciente, con una caída del 9,1% entre 2010 y 2015, con una leve mejoría en el último año analizado. El número de profesores en el SUE se ha incrementado ligeramente (un 8,65%), con un crecimiento acumulativo medio del 0,93%.

PRODUCTIVIDAD Y COLABORACIÓN EN LA I+D+I

La productividad de los profesores casi se ha duplicado en este periodo. En la Web Of Science (WoS), plataforma que recoge las referencias de las principales publicaciones científicas, la media de publicaciones de cada profesor al año ha pasado de 0,49 documentos en 2006 a 0,83 en 2015. Por comunidades autónomas, Cataluña lidera la relación de las más productivas, siendo responsable del 25,68 %, seguida de Madrid (con un 19,91%) y Andalucía (con un 15,63%).

Al desagregar la producción por áreas temáticas, los datos muestran que las Ciencias Experimentales siguen siendo las más representadas (con un 36 de las publicaciones), aunque baja con respecto a 2006 (42%). Cabe destacar la mejora de la presencia de las Ciencias Sociales (10,80% al final del periodo frente a 7% al inicio) y de Arte y Humanidades (5,89% frente a 3,51%).

En relación a la colaboración científica, el informe destaca el incremento de la colaboración internacional, que alcanza el 48,11% en el 2015 respecto al 36,80% de 2006. En este sentido, Estados Unidos sigue siendo el país con el que más se colabora, seguido de Reino Unido y Alemania.

IMPACTO DE LA INVESTIGACIÓN

En cuanto al impacto de las investigaciones, el informe destaca, en términos de visibilidad, el incremento de las publicaciones en las revistas del primer cuartil (el 25% de las revistas de más alto impacto internacional), que ha pasado del 49,09% al 53%. Por otra parte, es destacable el incremento del número de patentes concedidas, que se ha incrementado un 125,36% desde 2006.

El análisis de la competitividad indica un descenso de los proyectos presentados en los planes nacionales con respecto a los internacionales, un dato indicativo de la búsqueda de oportunidades en el ámbito europeo (programa Marco /Horizonte 2020).

Sobre la atracción de talento, se aprecia un incremento de los contratos postdoctorales Juan de la Cierva y Ramón y Cajal a partir del año 2013. Los contratos predoctorales FPU (formación de profesorado universitario) sufren una bajada considerable en 2008, con un repunte en 2015. El número de tesis se ha incrementado en casi un 113%.

Comentarios

Pues sí, parece que somos más imaginativos, buscamos el dinero y la coautoría fuera, y nos hemos vuelto más productivos con menos medios. ¡Pero que nuestros gobernantes no se cuelguen medallas! En primer lugar el informe muestra un panorama desolador por lo que se refiere al número de contratos para investigadores jóvenes o que comienzan. Estamos hipotecando nuestro futuro o mandando a esa gente excelentemente preparada a producir en otros países. Por otra parte, una investigación verdaderamente de primera línea requiere de verdad un esfuerzo inversor. Si queremos premios nobel habrá que invertir más. Si no, nos quedaremos ocupando un lugar honroso, pero de segunda fila.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Los datos personales recogidos en este formulario serán tratados de conformidad con el nuevo Reglamento Europeo (UE) 2016/679 de Protección de Datos. La información relativa a los destinatarios de los datos, la finalidad y las medidas de seguridad, así como cualquier información adicional relativa a la protección de sus datos personales podrá consultarla en el siguientes enlace www.madrid.org/protecciondedatos. Ante el responsable del tratamiento podrá ejercer, entre otros, sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de tratamiento.