Una teoría de hace 70 años resuelve este misterio de la naturaleza

Los círculos de hadas son pequeños aros de vegetación, extendidos de una forma aparentemente ordenada por el terreno árido

Una teoría matemática de Alan Turing, de hace casi 70 años, ha servido para desentrañar el misterio de los círculos de hadas, una curiosas formaciones vegetales que se dan en zonas desérticas.

Alan Turing es uno de los matemáticos más famosos de la historia. Entre sus descubrimientos más notables están su contribución a descifrar el código Enigma durante la Segunda Guerra Mundial, que ayudó a la derrota de los nazis y que sirvió de inspiración a la película 'Descifrando Enigma'.

No obstante, Turing (1912-1954) también es el creador del conocido como 'Patrón de Turing', la noción de que la dinámica de ciertos sistemas uniformes podía dar lugar a patrones estables cuando se perturbaban. Este "orden de la perturbación" se ha convertido en la base teórica de todo tipo de sucesos extraños y repetidos que se ven en el mundo natural.

Patrón de Turing

Touring sostenía que en ciertos sistemas, debido a perturbaciones aleatorias y un mecanismo de "reacción-difusión", la interacción entre solo dos sustancias difusibles era suficiente para permitir que emergieran espontáneamente fuertes estructuras.

Precisamente este 'Patrón de Turing' ha sido citado en un estudio, publicado en la revista científica 'Journal of Ecology' en el que se analiza el origen de los círculos de hadas, un curioso fenómeno que se da en desierto de Namibia y el noroeste de Australia Occidental.

Los círculos de hadas son pequeños aros de vegetación, extendidos de una forma aparentemente ordenada por el terreno árido.

Descubiertos por primera vez en Namibia, al principio se sostenía que los extraños círculos se debían a la actividad de las termitas bajo el suelo africano, pero el posterior descubrimiento de los círculos de hadas en el interior de Australia complicó la teoría, demostrando que se podían encontrar círculos de hadas sin ningún vínculo firme con las termitas.

Otra teoría defiende que los círculos de hadas se crean porque las plantas se organizan para aprovechar al máximo los limitados recursos hídricos en un entorno duro y árido, aunque no hay pruebas empíricas que lo demuestren.

Termitas, búsqueda de agua...

Para resolver este misterio, investigadores de la Universidad de Göttingen (Alemania) utilizaron aviones teledirigidos equipados con cámaras multiespectrales para estudiar los círculos de hadas desde arriba en la región de Pilbara, en Australia occidental.

"Sin la auto-organización de los pastos, esta área probablemente se convertiría en un desierto, dominado por el suelo desnudo"

De acuerdo con una de las hipótesis del equipo, una disposición de los círculos de hadas, según el patrón de Turing, sería más fuerte entre los pastos con mayor dependencia de la humedad.

Analizando la separación espacial de los pastos de alta y baja vitalidad, y utilizando sensores de humedad para comprobar las lecturas en el suelo, el equipo descubrió que los pastos más sanos y de alta vitalidad estaban sistemáticamente más fuertemente asociados a los círculos de hadas que los pastos de baja vitalidad.

En otras palabras, por primera vez, se tienen datos empíricos que sugieren que los círculos de hadas coinciden con la teoría de Turing de hace décadas.

"Lo intrigante es que los pastos están activamente diseñando su propio entorno formando patrones de huecos simétricamente espaciados", explica Stephan Getzin, de la universidad alemana en declaraciones citadas por Science Alert.

De forma cooperativa

"La vegetación se beneficia del agua adicional que proporcionan los grandes círculos de hadas, y así mantiene el ecosistema árido funcional incluso en condiciones muy duras y secas. Sin la auto-organización de los pastos, esta área probablemente se convertiría en un desierto, dominado por el suelo desnudo", añade.

Según los investigadores, los pastos que forman los círculos de hadas crecen juntos de forma cooperativa, modulando su entorno para poder afrontar mejor la casi perpetua sequedad de un ecosistema extremadamente árido.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..