En el ecuador de la campaña de observación II

Benjamín Montesinos

Retomo el relato de David del mensaje anterior. Efectivamente, a Carlos y a mi nos tocó la segunda parte de la noche, a eso de la 1.15 empezamos el cambio de instrumento y….

 

Os cuento antes por qué usamos un instrumento distinto. Amelia y David quieren observar estrellas (u objetos subestelares) que son muy fríos y además poco luminosos. Cuanto más frío es un objeto, más “roja” es su distribución de energía. Ellos deseaban obtener espectros en el infrarrojo, es decir, un registro de la luz dispersada (como si se interpusiera un prisma en el camino óptico) para poder analizar en detalle esa distribución de energía en ese rango de longitudes de onda. Al ser los objetos débiles, se debe usar un instrumento que no disperse demasiado la luz… si se usara una “resolución” muy alta, hablando en nuestra jerga, los tiempos de exposición para cada objeto serían prohibitivos. Carlos y yo, por otra parte, queremos observar en el rango óptico estrellas, más o menos de tipo solar, en un radio de unos 80 años luz del Sol. Estas estrellas son más brillantes y nos podemos permitir obtener espectros con mucha mayor resolución. Por eso, el instrumento que usamos es distinto.

Nuestra “media noche” no empezó mal. Había algunos cirros, pero la transparencia era bastante buena y los tiempos de exposición razonables… sin embargo a la tercera estrella que intentamos, la temperatura exterior bajó de repente y la humedad relativa subió. La humedad alta es uno de los grandes enemigos de los telescopios. Por un lado se condensa el agua en las superficies ópticas, y como no se pueden limpiar así como así, eso se ha de evitar. Por otro lado, puede haber problemas con la electrónica… uno nunca desea que ocurria un cortocircuito en alguna de las fuentes de alimentación o en cualquier otro componente. Resultado: como la humedad subió por encima del 85%, tuvimos que parar una exposición de 30 minutos cuando faltaban 8 para que terminara, cerrar la cúpula y esperar… desafortunadamente no pudimos volver a abrir así es que tocó aguantar hasta más o menos las 6.30 de la mañana, y visto lo visto, a dormir. ¿Qué hace uno entre tanto? Te da tiempo a todo, entre ojeada y ojeada al marcador de humedad y temperatura, estudias, comes algo (en este observatorio te preparan un “supersnack” en una bolsa que te subes al telescopio), lees… hay tiempo para todo.

Y esta noche es nuestra última. Son las 15.40. Subo al telescopio dentro de diez minutos a tomar algunos ficheros de calibración. Crucemos los dedos. Os contaremos cómo va.

Compartir:

5 comentarios

  1. I’m speechless. This can be a very good blog and really enticing too. Great paintings! That’s now not in point of fact a lot coming from an newbie publisher like me, nevertheless it’s all I may say after diving into your posts. Great grammar and vocabulary. Now not like other blogs. You truly realize what you?re speaking approximately too. So much that you just made me need to explore more. Your blog has transform a stepping stone for me, my friend.

  2. As far as me being a member here, I wasn’t aware that I was a member for any days, actually. When the article was published I received a notification, so that I could participate in Comments, so perhaps that is it. But we’re certainly all members in the world of ideas.

Deja un comentario