CULTURA: ¿CIENCIA VERSUS HUMANIDADES?

El pasado día  17 la Unión Astronómica Internacional, organismo cuya misión es promover y salvaguardar la ciencia de la astronomía en todos sus aspectos mediante la cooperación internacional, anunció los ganadores de sus premios anuales. Tengo el honor de haber recibido uno de ellos. En mi caso, por una tesis defendida en un programa de Filosofía y Letras. Pero, ¿qué impulsa a un investigador consolidado a defender una segunda tesis doctoral en un campo tan distinto? No es la primera vez que escribo sobre la relación entre las denominadas “ciencias duras” y las humanidades, en un intento de romper esa falsa dicotomía.

La sección “Education, Outreach and Heritage” (División C)  me ha concedido el premio a la mejor tesis doctoral defendida en el año 2021. Titulada Cosmografía: la ciencia de los dos orbes, ha sido dirigido por la Dra. Margarita Box Amorós, en la Universidad de Alicante. Mi primera tesis trató sobre problemas astrofísicos en el programa de Físicas de la Universidad Complutense de Madrid, en 1996. En esta ocasión se enmarca en las disciplinas de Geografía e Historia y está centrada en el  denominado «problema de la Longitud», abarcando desde los inicios de la Historia y resaltando el papel de Portugal y España en los siglos XV-XVIII. Pero además he intentado unir dos áreas que normalmente se perciben como separadas. Un error que nuestra sociedad tecnológica tendría que solvertar. Incluyo a continuación el colofón de la tesis, en donde espero que se justifique este intento y todo el tiempo que he dedicado a este trabajo.

En general, se considera que una persona tiene una cultura aceptable si posee un conocimiento mínimo sobre los escritores clásicos, los principales del Siglo de Oro y algunos posteriores; sobre pintores hasta Picasso; y cierta familiaridad con el arte y la literatura, incluyendo el cine, del siglo XX. Se supone que alguien verdaderamente culto debería hablar varios idiomas, conocer la diversidad de estilos literarios, y distinguir las sutilezas del arte contemporáneo. Sin embargo, no se suele incluir en esta lista un conocimiento somero de las matemáticas, de la física, la química o la geografía. No se suele listar la biología entre los conocimientos esenciales de una persona erudita. En una sociedad donde el acceso a un ordenador y a internet empieza a ser indispensable, unas nociones básicas sobre el funcionamiento de los ordenadores, sobre las herramientas que nos proporcionan, no se tienen en cuenta. Hace 100 años se consideraba que un analfabeto era aquella persona que no podía leer o escribir a un nivel básico, porque no era capaz de comunicarse con la sociedad en la que vivía y carecía de acceso a las inmensas fuentes de conocimiento que representan las bibliotecas o a las noticias sobre la actualidad con la prensa escrita. Si trasladamos el símil a la actualidad, está claro que quien no maneja un ordenador de una manera adecuada, explotando todas las posibilidades de la red, se ha quedado atrás.

En la Antigüedad, los helenos no establecieron diferencias entre las distintas áreas del saber. Así, el vocablo latino «ars» (arte) equivale al griego «téchne» (ciencia). Al final del Imperio romano y durante la Edad Media se consideraba que el currículum escolar estaba formado por siete asignaturas o artes liberales, agrupadas en dos grupos diferenciados: el «trivium» y el «quadrivium», según la definición de Marciano Capella del siglo V EC. El primero comprendía la gramática, la retórica y la dialéctica o lógica, y trataban sobre la capacidad de pensar y de transmitir esa información. El segundo grupo, que se apoyaba en el primero aunque fue definido mucho antes, tal vez por Platón, incluía la aritmética, la geometría, la astronomía y la música. Hasta el siglo XIII aproximadamente, era impensable contemplar una educación clásica sin estas siete líneas del saber. Como fundamentos de la educación, fueron incorporadas durante el renacimiento carolingio en los siglos VIII y IX EC, durante los reinados de Carlomagno y Luis «el Piadoso»: unas breves décadas en donde se recuperó el gusto por el saber y donde se copiaron numerosos textos clásicos en los scriptoria de los monasterios. Por desgracia, dado que los soportes de pergamino o papiro, aun más frágil, son perecederos, aquellos textos que no se transcribieron han terminado perdiéndose.

Independientemente de que con la implantación del método científico, la ciencia se haya desarrollado de una manera específica, fundamentada en el uso de formulación matemática y restringida por determinados criterios, la evolución posterior de las humanidades y de las ciencias siguen líneas en cierta manera paralelas. Hasta el siglo XVI no habría un inicio de diferenciación neta. Desde Galileo Galilei, que para regresar a Florencia se hace nombrar matemático y filósofo de los Medici, pasando por Isaac Newton y René Descartes, hasta llegar a la Ilustración, no se puede decir que haya una separación clara entre este tipo de actividades, aunque la divergencia hubiera comenzado antes. Estos son hombres educados desde una perspectiva global. Incluso posteriormente, casi diría hasta bien entrado el siglo XX, la educación era mucho más inclusiva. Hasta hace un par de décadas en España se seguía teniendo la oportunidad de estudiar al menos un año de latín, aún en el caso de especializarse en ciencias. Existe una tendencia cada vez más clara a separar la ciencia de las humanidades y en cierta medida a relegar a estas últimas. Debiera quedar claro que, verdaderamente, la ciencia también es cultura y que el desarrollo de verdaderos ciudadanos requiere una formación integral.

Por tanto, se necesita regresar a los postulados del humanismo y a los principios definidos por Pico de la Mirandola. Conseguir unas humanidades más próximas al método científico, pero sobre todo una ciencia verdaderamente humanista.

Más en:

Obviedades: la ciencia es cultura

Circe, Homero, la cultura clásica, la hiperespecialización y los científicos

Astrofísica + Humanismo, TEDx León

 

Compartir:

9 comentarios

  1. Türkiye’de en güvenilir şekilde casino siteleri listesine kolayca ulaşmanız artık mümkün. Sitemizi takip ederek sektördeki güvenilir olan casino sitelere ulaşabilirsiniz. Uzman ekibimizin yaptığı değerlendirmeler üzerinden casino siteleri hakkındaki tüm detaylara ulaşabilir, sitelere giriş yapabilirsiniz.

Deja un comentario