Una aleación podría ayudar a proporcionar agua y electricidad en zonas remotas

Un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue -liderado por Jerry Woodall- han desarrollado una aleación de aluminio que podría utilizarse en un nuevo tipo de tecnología portátil para convertir el agua no potable en agua potable y a la vez extraer hidrógeno para generar electricidad.

[Isabel Rucandio - CIEMAT]

Esta tecnología podría ser utilizada para abastecer de agua potable y de energía a los pueblos y también para las operaciones militares. La aleación contiene aluminio, galio, indio y estaño. La inmersión de la aleación en agua dulce o agua salada provoca una reacción espontánea de ruptura de la molécula de agua generando hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno podría almacenarse en una pila de combustible para proporcionar electricidad y se podría producir agua limpia, en forma de vapor de agua, como un subproducto. El vapor de agua que se genera mata a las bacterias, pudiendo condensarse y generar agua limpia a partir de aguas residuales, de aguas saladas o sucias, de manera, que puede utilizarse como un método de desalinización del agua marina, o de depuración de aguas no potables. Además puede tener diversos usos potenciales como se muestra en el diagrama siguiente:

Los investigadores han elaborado un diseño, pendiente de patente, aunque no han construido todavía un prototipo. Se trata de una nueva tecnología portátil especialmente útil para las regiones que no dispongan de una red eléctrica y donde el agua potable es escasa. La unidad, incluida la aleación, la celda del reactor y el combustible, podría pesar menos de 100 libras y la electricidad generada podría suministrarse a un coste de unos 35 centavos de dólar por kilovatio-hora de energía. Además, los residuos de hidróxido de aluminio no son tóxicos y podrían eliminarse en un vertedero.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

Hola,
Tal vez sea yo que no me entero pero esto me parece una tontería digna de un Ig Nobel. La explicación de la tecnología puede leerse a continuación:
http://nanohub.org/topics/SplittingWaterUsingAluminum
Este hombre propone generar hidrógeno de manera “limpia”, es decir no a partir de metano (debe ser lo único que está bien) o a partir de electrólisis de agua que como él dice se hace con energías que no son limpias (en eso también tiene razón).
El chico propone una aleación de Aluminio, Galio, Indio y estaño. Algunos de ellos bien exóticos y caros y que por supuesto debe ser fundido en un estupendo lingote invirtiendo una ingente cantidad de energía en ello.
No contento con ello, la maravillosa reacción produce 8.8 kWh por kg de aluminio la mitad de la cual se pierde en forma de calor (supuestamente generamos agua pura) y el resto se obtiene en forma de hidrógeno que puede aprovecharse en una carísima y poco eficiente célula de combustible de las que debe haber abundancia en el frente de batalla o en cualquier mercadillo remoto en el tercer mundo.
Ojo que queda lo bueno. Asegura la sostenibilidad del invento con argumentos tan inteligentes como:
• Los metales valiosos se separan por centrifugación (una nueva aplicación para las centrifugas de la isla remota)
• El aluminio se puede regenerar empleando electrólisis (toma ya, que viva la eficiencia!!!), pero tranquilos lo hace De Nora Company que, textualmente, utiliza principalmente energía hidroeléctrica (tienen un embalse a la puerta) creo que le preguntan al electrón de donde viene y si es de una nuclear no le dejan pasar. Si es que la culpa es mía porque no sé distinguir el mW sucio del verde (de esos que vende Iberdrola en su publicidad).
• Así que ya sabes habitante de un lugar remoto lo que quede del lingote lo centrifugas y lo envías por paloma mensajera (otros medios emiten CO2 del malo) a De Nora junto con el hidróxido de aluminio en disolución (también por paloma mensajera) que allí lo regeneran mediante electrólisis de Hall-Heroult que usa sólo electrodos de TiB2 (el TiB2 crece en los árboles y sólo se usa energía verde con pedigree para producirlos) y no electrodos de carbono que emite CO2.
• Por el aluminio no hay que preocuparse, según mi querido Jerry Wodall hay 400 billones (de los anglosajones me imagino) de kg de chatarra de aluminio que por supuesto estará muy mal reciclar. Debe ser mucho más barato y limpio usar la bauxita para producir aluminio por el método Bayer (seguro que usan electrones de los verdes) para abastecernos de las materias primas para fabricar esta maravilla de aleación.
Y yo que pensaba que lo del panel solar y unas baterías era suficiente para llevar la energía a lugares remotos….
Lo dicho que el Nobel para este tío ya. Si es que los chicos de Purdue son unos tios listos pero listos de verdad y aquí atamos los perros con longaniza.

Saludos

(requerido)

(requerido)


*