Nuevas variantes genéticas asociadas a los Centenarios

Armenia_15 nov 2009_4007

La búsqueda de las variantes genéticas que determinan la “Superlongevidad” ha sido un reto desde hace muchos años. Un nuevo estudio publicado recientemente por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston, que ha combinado cuatro estudios de longevidad extrema“, ha identificado nuevas variantes genéticas en los cromosomas 4 y 7 que han podido asociarse con la supervivencia de los supercentenarios y con menores riesgos cardiovasculares y de la enfermedad de Alzheimer.

El proyecto de investigación analizó y combinó cuatro estudios (Estudio sobre Centenarios en Nueva Inglaterra de la propia Universidad de Boston, el estudio internacional The LONG LIFE Family Study, un estudio de centenarios en el sur de Italia y el estudio The Longevity Genes Project ) para construir una amplia muestra de 2.070 personas que sobrevivieron más de 100 años. Los investigadores llevaron a cabo diversos análisis bioestadísticos de asociación para descubrir y caracterizar variantes genéticas y polimorfismos asociadas a la longevidad, además detectaron variantes asociadas significativamente con menores riesgos de enfermedad cardiovascular e hipertensión.

Los datos y análisis de supervivencia obtenidos proporcionan apoyo a la hipótesis de que la composición genética de la superlongevidad se basa en una combinación de variantes comunes y más raras que cuando interaccionan facilitan la supervivencia en edades avanzadas (80-90 años ), y otras combinaciones específicas de variantes poco comunes y otras raras que añaden una ventaja adicional para la supervivencia a edades aún mayores (<100años).

Aunque las conclusiones de este estudio son relevantes sin embargo cabe destacar que los dos genotipos hallados más determinantes para explicar la superlongevidad, se presentan en una muy pequeña proporción de la población analizada, por lo que la mayoría de los casos de centenarios de la muestra sigue sin tener una clara asociación con variante genéticas determinadas por lo que este tipo de estudios debe ampliar las muestras de población para detectar estas asociaciones con un nivel estadísticamente significativo, lo que se hace complicado al ser muy limitadas estas bases de datos de supercentenarios.

Referencia: Paola Sebastiani, Anastasia Gurinovich, Harold Bae, Stacy Andersen, Alberto Malovini, Gil Atzmon, Francesco Villa, Aldi T. Kraja, Danny Ben-Avraham, Nir Barzilai, Annibale Puca, Thomas T. Perls. Four Genome-Wide Association Studies Identify New Extreme Longevity VariantsThe Journals of Gerontology: Series A, 2017; DOI: 10.1093/gerona/glx027

Compartir:

Deja un comentario