¿Qué son los Informes Tecnológicos de Patentes (ITP)?

La entrada del blog de esta semana se centra en los Informes Tecnológicos de Patentes (ITP) que se realizan en la Oficina de Patentes y Marcas, O.A. (OEPM) y, en concreto, desde el Departamento de Patentes e Información Tecnológica. Esta herramienta puede resultar muy valiosa para particulares y empresas. En este artículo analizamos en profundidad este servicio para acercarlo a todos los potenciales usuarios.

Qué son los ITPs

Entre los distintos productos de Información Tecnológica que se realizan en el Departamento de Patentes e Información Tecnológica, el más destacado es el Informe Tecnológico de Patentes, también conocido como ITP.

El Informe Tecnológico de Patentes es un tipo de informe que recoge un análisis en profundidad de las patentes y otros documentos de literatura no patente que se han publicado a nivel mundial y que guardan relación con un proyecto de investigación y/o desarrollo o con una cuestión técnica determinada.

Estos informes tienen como objetivo proporcionar al cliente la información más precisa posible con respecto a una cuestión técnica determinada. El análisis exhaustivo de la tecnología existente con relación a un futuro desarrollo que proporcionan estos informes, puede ser útil para planificar actividades de I+D, evitando invertir tiempo y recursos en desarrollos que ya se han llevado a cabo por otros con anterioridad. En otros casos, estos informes proporcionan información para realizar estudios de patentabilidad, conocer nuevos productos o líneas de investigación, valorar contratos de transferencia de tecnología, detectar tecnologías de dominio público, prevenir posibles infracciones, oponerse a registros en trámite o ya concedidos a terceros, extender un registro al extranjero.

 

Folleto publicitario: Uso de los ITPs en distintos momentos de un proyecto de investigación.

 

Los ITPs son informes ofrecidos por la OEPM al margen del procedimiento de concesión de una patente o modelo de utilidad, y no son vinculantes en ningún caso para la Oficina en lo que se refiere a subsiguientes solicitudes de registro.

Los ITPs tienen un precio público de 440 euros + IVA y existe desde 2004 una Carta de Servicios que establece el compromiso de calidad de entregar los ITPs por parte de la OEPM en menos de 21 días hábiles desde la petición por el cliente.

 

Folleto publicitario: Para qué utilizan los ITPs algunos de nuestros clientes.

 

Desde cuándo hacemos ITPs

Como ya se comentó en el artículo sobre la historia de la Información Tecnológica en la OEPM (Marchamos nº 63) los ITPs comenzaron a realizarse en 1988 denominándose primero como “Informes sobre el Estado de la Técnica para información tecnológica”, y que en aquellos momentos solicitaba masivamente el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) para ser utilizados como información relevante en sus evaluaciones. Aunque en esos primeros años el CDTI fue el principal usuario de estos informes, las empresas y los organismos públicos de investigación también empezaron a hacer uso de los mismos.

La evolución del número de solicitudes recibidas en los últimos 10 años puede observarse en la siguiente gráfica.

 

Evolución de ITPs solicitados desde 2007.

 

Los datos del último año reflejan que los principales clientes de los ITPs son los agentes de la propiedad industrial. También se ha producido un incremento de los ITPs solicitados por las Universidades debido a que con motivo de la firma de un Convenio entre la OEPM y la CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) a finales del año 2016, se llevó a cabo una campaña sobre la importancia de realizar búsquedas para no efectuar investigaciones redundantes. Desde mayo de 2017 hasta diciembre de 2018, se han realizado 42 charlas, 15 talleres prácticos de búsqueda de patentes, 4 seminarios especializados en las Universidades.

Este año 2019 la Unidad de Información Tecnológica dirigirá sus actividades de sensibilización sobre la importancia de realizar búsquedas de patentes cuando se investiga, a los Centros Tecnológicos y a las unidades de innovación de los Hospitales públicos españoles integrados en la red ITEMAS.

Quién elabora los ITPs

La elaboración de ITPs es una más de las tareas asignadas a los/las examinadores/as de patentes como parte de su trabajo habitual. Siempre que la demanda y el objeto técnico lo permitan, los ITPs son realizados en la Unidad de Información Tecnológica. Cuando la demanda es alta o el objeto técnico es de un campo técnico muy determinado, se recurre a las Áreas de examen. En el año 2018, en el que se produjo un considerable incremento de la demanda, las áreas de examen han llegado a realizar hasta un 37% de los ITPs solicitados.

Cómo se elabora un ITP

Aunque la elaboración de un ITP tiene similitudes con el trabajo habitual de los/las examinadores/as de patentes en la elaboración de Informes sobre el estado de la técnica (IET) la realización de un ITP comporta también importantes diferencias tanto de enfoque como en la forma de presentar los resultados.

La diferencia principal entre IETs y los ITPs es que estos últimos son un servicio completamente orientado al cliente, cuyo propósito es ayudar al máximo en la consecución de los fines que este exprese en su petición. Los ITPs, por tanto, deben intentar ayudar al cliente dando respuesta a las cuestiones que plantea. Además, no se debe olvidar que si bien los IETs son documentos oficiales y públicos, los ITPs, por el contrario, son informes privados y absolutamente confidenciales, leídos exclusivamente por sus destinatarios.

Este enfoque de fondo se refleja, lógicamente, en la forma de presentar el análisis y conclusiones del informe. A diferencia de los IETs, que se redactan en formularios establecidos y codificados, con la información requerida por ley, los ITPs son mucho más libres y creativos en cuanto a su contenido y redacción y, lo que es más importante, deben incluir siempre -en la medida de lo posible y en función de la finalidad del informe- explicaciones, indicaciones y recomendaciones encaminadas a ayudar al cliente en la consecución de sus objetivos.

Además, una de las cuestiones fundamentales para realizar un buen Informe es hablar con el cliente. Se trata de algo indispensable, sobre todo si no se comprende el objeto sobre el que se tiene que realizar la búsqueda o si no se dispone de información suficiente, incluso si se considera oportuno, para comprobar que lo solicitado responde a lo que se ha comprendido. El contacto con el cliente es algo muy apreciado que se suele poner de manifiesto en las encuestas que recibimos.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el/la examinador/a deberá realizar una búsqueda de anterioridades muchas veces más amplia que la que exige un IET, en parte porque a veces los objetos técnicos de los ITPs son más “difusos” o más extensos que los de una solicitud de patente, y en parte por el enfoque de servicio al cliente mencionado más arriba. A continuación se seleccionan los documentos más cercanos, pero teniendo en cuenta que en un ITP no basta con citar unos pocos que puedan cuestionar la novedad o la actividad inventiva, sino que hay que recoger todos aquellos que le puedan servir al cliente para entender mejor y tener una visión amplia de la cuestión. Los documentos más cercanos, que se denominan relevantes, se analizan después en detalle comparándolos con el objeto de búsqueda y, a partir de dicho análisis, se establecen unas conclusiones y recomendaciones orientadas a la finalidad que el cliente haya declarado en su petición de servicio. Por último, se añaden los listados con las referencias bibliográficas (con enlaces a los documentos correspondientes en Espacenet) de todos los documentos encontrados que de una forma u otra tienen que ver con el objeto técnico del informe.

Para facilitar el trabajo de los/las examinadores /as y estandarizar la elaboración de los ITPs, entró en producción en 2016 a instancias de la Unidad de Información Tecnológica, la aplicación informática ITEA que sustituyó al antiguo “Escritorio del examinador”.

La aplicación ITEA automatiza por un lado la gestión del flujo de peticiones, asignaciones y entregas de productos de Información Tecnológica (no sólo ITPs) y, por otro, facilita la redacción de los ITPs.

Satisfacción de los clientes

Los ITPs, como el resto de productos de Información Tecnológica de la OEPM, se encuentran certificados mediante el sistema integrado de gestión de Calidad y Vigilancia Tecnológica conforme a las normas ISO 9001 y EN 166006 que llevan implantadas en nuestra Oficina desde 2008.

Con cada ITP que se realiza se envía al destinatario una encuesta de satisfacción. Las respuestas recibidas son de gran utilidad para detectar posibles áreas de mejora de los servicios. Por ejemplo, hace unos años se modificó el formato de los Informes para ajustarse mejor a las demandas de los solicitantes.

 

Cambio de formato de ITP.

 

Para terminar, solo añadir que los ITPS, aun habiendo pasado ya más de treinta años desde que empezamos a realizarlos, siguen teniendo una utilidad manifiesta como podemos ver con lo que los clientes indican en las encuestas de satisfacción año tras año. Con el tiempo, el formato y las herramientas de búsqueda y elaboración de los informes han ido cambiando y mejorando, contribuyendo así a hacer que los Informes Tecnológicos de Patentes sean el producto de información tecnológica estrella de la OEPM.

 Unidad de Información Tecnológica

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*