Cómo innovar y disfrutar en Navidad


Estamos en plenas fiestas navideñas, época de tradiciones, tiempo en familia y de regalos. Por eso, en esta última entrada del año de nuestro blog, queremos mostrar cómo la Propiedad Industrial está presente en muchas cosas que nos rodean.

El 21 de diciembre empieza el invierno, y un día después, en España, tiene lugar un rito que sirve de pistoletazo de salida al resto de eventos navideños: el sorteo de la lotería de Navidad.

 

Marca denominativa M3711049

Titular: Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado.

Este peculiar sorteo tiene varios protagonistas. Los primeros, los alumnos del colegio San Ildefonso, que se preparan a conciencia para templar los nervios ante las cruciales misiones que se les encomiendan: extraer las bolas y cantar de forma armónica los números y premios.  Pero hay otras estrellas de color dorado en este evento: los bombos de lotería. Uno grande, de 2,8 metros de altura y 800 kilos de peso que alberga las bolas correspondientes a todos los números, y otro más pequeño, de 70 centímetros de altura y un peso de 400 kilos, que contiene los ansiados premios.

El diseño de ambos bombos es el mismo desde hace más de 200 años y están fabricados de una aleación de cobre, plomo y estaño. En el año 2004, se incorporaron algunas mejoras técnicas, de la mano de la empresa especialista en maquinaria hidráulica y eléctrica del sector naval, Fluidmecánica Sur, para poder aumentar su capacidad sin perder eficacia.

Marca figurativa M3561923

Titular: Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado.

 

Y casi tan célebre como el Sorteo de Navidad es el nombre de Doña Manolita, administración de loterías que Manuela de Pablo fundó en 1904 y que es la que más premios ha repartido en la historia de este sorteo. Doña Manolita tiene varias marcas registradas.

 

Marca mixta M2989860

Titular: Grupo Adjer S.L.

Marca figurativa: M4117098

Titular: Grupo Adjer S.L.

¡Y tras el sorteo, comienzan las fiestas navideñas! Nos lanzamos a la calle en busca de manjares para servir en las comidas familiares y los regalos de última hora, y paseamos por las ciudades disfrutando de sus plazas y calles engalanadas con luces de distintos diseños. En este campo, destaca una empresa española, el grupo Ximenez Iluminación, ubicada en Puente Genil (Córdoba) que se encarga de la decoración lumínica de más de 600 ciudades de 40 países en los cinco continentes.

Madrid, Vigo y Nueva York, entre otras, lucen brillantes en estas fechas gracias a diseños de alumbrado navideño de esta empresa con más de 75 años de antigüedad.

D0521309-0001

Titular: Iluminaciones Ximenez S.A.

D0508445-05

Titular: Iluminaciones Ximenez S.A.

D0507097-07

Titular: Iluminaciones Ximenez S.A.

También decoramos el interior de nuestros hogares. En nuestras casas colocamos el árbol de Navidad con sus luces y decoraciones, nos gusta enviar felicitaciones a amigos y familiares…

En las bases de datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas, O.A.  (OEPM) podemos encontrar múltiples patentes, modelos de utilidad y diseños industriales relacionados con las decoraciones típicas de Navidad, en especial el árbol, sus adornos, y las postales navideñas como las que os mostramos a continuación:

U200700873: Árbol de Navidad iluminado.

U200300833: Árbol decorativo plegable

I0039045: Figuras de adorno de árboles de Navidad y similares.

I0155294: Postales de Navidad.

Como veis, hay muchas variaciones inventivas del árbol de Navidad que hoy en día adorna nuestros salones, pero ¿a quién se le ocurrió por primera vez la idea de un árbol artificial? La respuesta es que no se sabe con certeza. Existen varias posibles teorías sobre este invento que permite poder disfrutar de una decoración navideña perenne en el tiempo. Han sido tantas las invenciones relativas a este elemento, que existe un lugar específico del mismo en la Clasificación Internacional de Patentes, como os mostramos aquí.

 

 

 

De esta forma, se encuentran más de 700 patentes en Espacenet clasificadas en el símbolo A47G 33/04, siendo la más antigua del año 1921, y 1 550 patentes en la clasificación A47G 33/06, encontrando que la prioridad más antigua es de 1909.

DE342364C: Luz para árbol de Navidad que consta de un quemador de combustible líquido (1921).

ES1038951U: Árbol navideño desmontable.

ES1220779U: Árbol de Navidad artificial.

  

Cada época del año tiene sus dulces típicos y la Navidad no iba a ser menos; turrones, polvorones, mantecados, el roscón de Reyes, todos ellos están protegidos por una o varias modalidades de propiedad industrial, así como la maquinaria utilizada para su fabricación o envoltorio.

P200102084 Máquina de fabricación de dulces.

U200302060 Dispositivo cortador de turrón.

 

 ¿Sabéis cuál es la marca registrada más antigua de mantecados? Es “Exquisitos Mantecados Escorial Juan Álvarez Sevilla Felipe II”, que se solicitó el 2 de diciembre de 1909.

Marca mixta M0017047

Titular: Confitería Blancanieves Tejedor.

 

En los últimos años, hemos incorporado entre las actividades que hacemos en estas fechas, patinar sobre hielo, un plan que divierte a mayores y pequeños. En los últimos años se han desarrollado tecnologías para disfrutar del patinaje sobre hielo en cualquier ambiente y temperatura. Son las pistas de hielo ecológicas que están triunfando en todo el mundo, unas planchas de polietileno de elevada densidad molecular lubricadas que ofrecen gran deslizamiento. Permiten disfrutar del patinaje sobre hielo en cualquier época del año sin coste energético alguno.

U200302545: Pista de patinaje para patines de cuchillas.

 

Tradiciones, tiempo en familia y, por último, regalos. Pero si continuásemos hablando de la propiedad industrial de los juguetes y dispositivos electrónicos, regalos que están en la mayoría de las cartas dirigidas a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, “nos darían las uvas” antes de terminar este artículo.

Por ello, con esta última entrada del blog del 2021 nos despedimos hasta el año que viene y os deseamos unas felices fiestas y un próspero 2022 lleno de salud, alegría y muchas innovaciones.

 

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

Aerogeneradores sin palas, eólica 2.0. con Vortex Bladeless


 

En los últimos años, se vienen registrando en nuestro país valores máximos históricos en cuanto a generación de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables (59.860 MW a finales del 2020, 44 % de la generación total). La eólica sigue siendo la tecnología renovable más importante en el mix de generación nacional, suponiendo el 24,8 % de la producción total, la participación anual más alta registrada hasta la fecha según el informe de red eléctrica relativo a datos del 2020.

España es pionera en la investigación y desarrollo de inventos relacionados con esta tipología energética, liderando el ranking internacional entre los países con mayor porcentaje de energía eólica.  Y de uno de esos inventos queremos hablar hoy, en esta nueva entrada del blog.

Se trata de un dispositivo eólico desarrollado por la empresa emergente Vortex Bladeless S.L., una estructura esbelta y vertical fijada al suelo que, a diferencia del giro de las máquinas eólicas convencionales, se mueve oscilando en el plano perpendicular de la dirección del viento, esto es, vibra cuando entra en resonancia. ¿Cómo se produce este fenómeno? El viento genera remolinos en contacto con un cuerpo redondeado que hacen que, al atravesar el mástil o estructura, esta se impulse de forma alternativa.

Este movimiento del mástil es energía mecánica que se transforma en energía eléctrica gracias a un alternador diseñado específicamente, y que también se encarga de mantener ajustada o sintonizada la oscilación a las diferentes velocidades de viento.

 

El origen, la inspiración …

Esta energía que vemos aquí tan bien aprovechada con este ejemplo, fue, sin embargo, la causante del derrumbe del puente de Tacoma Narrows en Estados Unidos, cuatro meses después de que se construyera en 1940. Este dramático colapso estructural es uno de los ejemplos académicos más utilizados para explicar cómo funcionan ciertas resonancias aerodinámicas inducidas por el viento.

 

Inspirado en este suceso, el presidente y socio fundador de Vortex Bladeless, David J. Yáñez, comenzó a trabajar en la idea de utilizar esa energía en algo aprovechable. Era el año 2002 cuando conoció dicho suceso, mientras estudiaba ingeniería en la Universidad de Valladolid. El fenómeno de la resonancia aeroelástica se estudiaba entonces como un problema de inestabilidad, pero él vio una oportunidad diferente de producir energía.  La idea se fijó en su cabeza, y años más tarde, presentaría la primera patente en el mundo sobre un aerogenerador sin palas o aspas ES2374233B1, capaz de optimizar este tipo de resonancias aerodinámicas y generar energía eléctrica.  Lo hizo a través empresa DEUTECNO fundada por el mismo junto con su socio Raúl Marín Yunta.

Turbina de viento resonante por vorticidad (fig. 1 ES2374233B1).

¿Por qué desarrollar una nueva tecnología eólica si ya hay una que funciona?

La respuesta es sencilla, sus ventajas son múltiples:

  • Esta nueva tecnología no precisa elementos mecánicos desgastables por fricción, como son palas, ejes, rodamientos u otros mecanismos, por lo que no precisa lubricantes y se minimizan los costes de mantenimiento y los tiempos de amortización.
  • La esperanza de vida útil es elevada. Los materiales empleados en su construcción, polímeros reforzados con fibras de carbono, acero, neodimio y cobre, tienen los requerimientos funcionales necesarios para trabajar alejados de sus límites operativos y con bajos niveles de fatiga o desgaste.
  • Los estudios preliminares sobre coste-efectividad pronostican una tecnología altamente competitiva.
  • Los cambios bruscos de la dirección de viento afectan menos a la operación del aerogenerador porque, por su sección transversal circular, están orientados a la dirección del viento.
  • No requieren frenos. Los dispositivos Vortex se detienen por si solos cuando la velocidad del viento excede el umbral del aerogenerador.
  • Es silencioso.
  • Respetuoso con el medio ambiente y con la fauna.

 

Aplicaciones

Aunque inicialmente se pensaba que el principio físico en el que se basa su funcionamiento sólo permitiría el desarrollo de máquinas de gran tamaño, posteriormente se comprobó el potencial de estas máquinas eólicas en el ámbito de la energía distribuida: entornos urbanos, residenciales.

Actualmente, se plantea el desarrollo de aerogeneradores de diferentes tamaños:

  • Vortex Nano.- Altura: 85cm, peso:1.7Kg, velocidad nominal: 5m/s, potencia nominal <2W. Desarrollado como prueba de concepto de la tecnología o mínimo producto viable de la tecnología. Orientado aplicaciones de señalización LED, pequeños sensores y ámbito académico.
  • Vortex Tacoma.- Altura: ~2.5m, peso: 14Kg, velocidad nominal: 9m/s, potencia nominal: ~100W. Aplicaciones semejantes a las de un panel solar. Ideal para ser ubicado en tejados combinado o no con paneles solares.
  • Vortex Atlantis.- Altura: entre 7 y 10m, peso: 420kg, velocidad nominal: 10,5m/s, potencia nominal: 2KW. Con aplicación en instalaciones de generación distribuida en espacios abiertos, puertos, pequeñas industrias, etc.
  • Vortex Goliat.- Altura: ~140m, peso: 270T, velocidad nominal: 12 m/s, potencia nominal 1MW.  Sus aplicaciones van dirigidas a grandes instalaciones eólicas de generación en llanuras, laderas, montañas o incluso en el mar.

 

Situación actual

Actualmente se está desarrollando la producción, industrialización y puesta en el mercado. Aunque la tecnología es inmadura, durante el año 2022 se comenzará este proceso de escalado e industrialización.

Hasta ahora se han instalado varios prototipos de estos aerogeneradores sin palas en universidades, centros de investigación, ayuntamientos y parques naturales. De esta forma, se obtienen métricas que permiten conocer su comportamiento y aplicar medidas de mejora.

También se está fabricando una preserie de Vortex Nano que, aunque no puede considerarse una acción comercial, es parte del proceso de desarrollo de la tecnología. Algunos de los participantes de esta campaña de “beta-tester” han realizado trabajos e investigaciones que han dado lugar a publicaciones científicas y presentaciones de los resultados en congresos internacionales.

Vortex Bladeless es consciente del largo camino que tiene que recorrer, pero lo hace acompañado de la propiedad industrial (PI) como medio de protección de su tecnología y desarrollos considerándola un aspecto crucial. Además, para realizar cualquier ronda de financiación o establecer cualquier tipo de colaboración con otras entidades, la PI es uno de los elementos más relevantes.

Las patentes de Vortex se están internacionalizando y países como EEUU, Europa, China, Rusia, Japón, México, etc. conceden sus solicitudes sin objeciones.  Ya son 5 familias de patentes las que avalan a esta start-up: WO 2012-017106, WO 2016-055370, WO2017174161A1, WO2018149942A1 y WO 2021-115640, siendo además,  fiel reflejo de su evolución histórica.

Sobre Vortex Bladeless: un pequeño equipo que hace posible un gran proyecto

Vortex Bladeless S.L. es una start-up abulense creada en 2013 y formada por 6 profesionales, con formación tecnológica y de ingeniería (mayormente industrial) complementado con otros perfiles en ADE y economía, que está luchando contra el viento para sacar lo mejor de él y hacer que la tecnología sea viable.

Su marca, su seña de identidad, fue diseñada por el cofundador Raúl Martín Yúnta, y nos habla mucho de la empresa, pues la V es una representación esquemática de la oscilación de un dispositivo y la denominación “vortex” evoca al fenómeno de la vorticidad, fundamento de esta tecnología.

Aunque se fundó en 2013, su origen está en otra empresa, Deutecno S.L., cofundada por David J. Yáñez y Raúl Martín Yúnta en 2008, que dedicó gran parte de su actividad al desarrollo de la tecnología que recogía la primera patente licenciada a la empresa. Posteriormente, tras recibir el apoyo de la Fundación Repsol y obtener diversos premios, se fundó la empresa Vortex Bladeless S.L., sobre la que se han cerrado exitosamente varias rondas de financiación.

Desde entonces, y a pesar de ser un proyecto pequeño, ha recibido premios y reconocimientos internacionales y está disfrutando de colaboraciones y apoyos desde la propia Comisión Europea, diferentes OPI, universidades y multinacionales: CIEMAT-CEDER, Universidad de Salamanca (EPSA), UNITEC, Centro Nacional de Supercomputación, Alfonso X el Sabio, Altair Engineering, Inc, etc.

Reconocimientos

Como veis, esta empresa ha puesto a nuestro país en la historia de los hitos y de los inventos y, como no podía ser de otra manera, los premios y reconocimientos no se han hecho esperar:

Además, uno de sus socios fundadores, David J. Yáñez fue reconocido por la revista Forbes como uno de los 100 españoles más creativos en el mundo de los negocios, en concreto, en el apartado de energía, en el que comparte protagonismo únicamente con otra empresaria de éxito (Andrea Barber de RatedPower).

El interés suscitado por el proyecto a nivel internacional ha sido extraordinario, especialmente y por este orden, en Asia, América y Europa, recibiéndose innumerables solicitudes de colaboración desde el ámbito industrial y académico.

Desde el ámbito social, también la recepción está siendo estupenda, ya que entidades como SEO Birdlife, la ONU, la Comisión Europea, cooperativas nacionales e internacionales, Asociaciones e Instituciones están ayudando a su realización o exponiendo sus diferentes perspectivas.

También desde nuestra institución, reconocemos el gran trabajo y esfuerzo de esta compañía por sacar adelante un proyecto tan innovador que cumple con muchos de los objetivos de la estrategia europea para el 2030: reducir factura luz, disminuir la dependencia del petróleo y el gas importando, mejorar la calidad del aire y, proteger el medio ambiente.

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

Centros Regionales de Información en Propiedad Industrial


La Oficina Española de Patentes y Marcas, O.A. (OEPM) tiene su sede en Madrid, pero, ¿sabes que puedes pedir información sobre propiedad industrial (PI) directamente en tu comunidad autónoma? Es más, ¿sabes que puedes presentar, por ejemplo, tu solicitud de marca sin desplazarte a Madrid o sin tener que utilizar Internet?

Los Centros Regionales de Información en materia de Propiedad Industrial (CC. RR.) están para ayudar al ciudadano en sus relaciones con la Administración.

Aunque la tramitación de las solicitudes en materia de PI se realiza siempre en la OEPM, las comunidades autónomas pueden recibir las solicitudes, y otorgar fecha de presentación, cuestión fundamental a la hora de hacer valer tus derechos. En concreto, son los centros regionales los que están habilitados para realizar este servicio a sus autónomos, pymes, y ciudadanos en general.

Además, en los centros se puede obtener información general sobre las diferentes modalidades de propiedad industrial e incluso información especializada sobre los activos intangibles, búsquedas de antecedentes, de información tecnológica, etc…

En la página web de la OEPM están disponibles los datos de contacto de cada Centro Regional por comunidades autónomas.  Al igual que las diferentes regiones de España, cada centro regional es único y muy distinto a los demás. A pesar de ello se ha conseguido crear una red española de PI que se ha consolidado a lo largo de los años.

 

Origen

El origen de los CC. RR. se remonta a los años ochenta, donde ya la OEPM colaboraba con las CC. AA. en materia de documentación y bases de datos para la difusión de la información sobre patentes.

En los años noventa, se intensificaron las actividades con las CC. AA. desarrollándose un modelo de convenio marco de colaboración, que fue finalmente aprobado por la comisión delegada del gobierno para la política autonómica en 1992.

Se aprovechó la colaboración de la OEPM con el entonces Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria y Energía para ir estableciendo contactos puntuales con las unidades competentes de las comunidades autónomas.

El trato personal fue enriqueciendo este trabajo colaborativo, y poco a poco se creó una red de contactos que llegaba a la mayoría de las CC. AA. Se trataba de personal al servicio de la Administración que se dedicaba en mayor o menor medida a la Propiedad Industrial en su ámbito laboral, intentando hacer más fácil el día a día de sus conciudadanos desde su área competencial.

Desde sus lugares de trabajo, ayudaban al registro de una marca o a buscar en las bases de datos de marcas o de patentes. Cada uno desde su comunidad, quería aproximar la PI a sus habitantes y así cumplir con la esencia de las comunidades autónomas, que es acercar la Administración al ciudadano.

 

A la necesidad de formalizar todas aquellas relaciones y canalizarlas de un modo adecuado, se sumaba la existencia de nuevos servicios ofrecidos por la OEPM, junto con la creciente demanda de información en materia de patentes en las comunidades.

En el año 2000, estas relaciones cristalizaron en el Convenio Marco de colaboración entre la OEPM y las diferentes comunidades autónomas. A este convenio se fueron adhiriendo paulatinamente las diferentes comunidades según el momento político de cada una. Cada firma del convenio marco era celebrada como una victoria. Un triunfo para la Propiedad Industrial.

Con esta base, se fueron constituyendo lo que hoy conocemos como Centros Regionales de Información en materia de Propiedad industrial.

 

Reuniones anuales

Como consecuencia de todo ello, se ha instaurado la celebración de reuniones anuales, realizadas desde el año 2001 (a excepción de 2020, por la situación de pandemia debido al coronavirus). En el transcurso de estas reuniones, además de servir de canal de actualización en materia de PI, se intercambian experiencias de trabajo, que resultan muy enriquecedoras y de gran utilidad para todos, lo que permite establecer vías de colaboración entre las diferentes entidades.  Así, se ha conseguido crear una “familia de la Propiedad Industrial”.

Recientemente ha tenido lugar la última de estas reuniones en La Rioja. Durante dos días se trabajó intensamente, lo que permitió que se trataran las novedades más importantes surgidas a lo largo del último año en materia de PI, especialmente aquellas que atañen a los centros regionales en su actividad diaria. Además, se realizaron una serie de ponencias presentadas por personal de la OEPM con los temas siguientes:

Posteriormente, en una sesión abierta, cada uno de los centros expuso su visión sobre las relaciones con la OEPM y su proyección de futuro, destacando el interés unánime de renovar el convenio de colaboración entre los CC. RR. y la OEPM.

El segundo día de reunión tuvo lugar en el Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), centro de investigación en Viticultura y Enología, creado por el Gobierno de La Rioja, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de La Rioja, e integrado en el espacio europeo de investigación, y que pretende llegar a ser un centro de referencia en I+D de la vid y del vino.

XX Reunión anual de CC. RR, La Rioja, 9 y 10 de noviembre de 2021

XVII Reunión Anual de CC. RR, Zaragoza, 23 de octubre de 2017.

XVIII Reunión anual de CC. RR., Valladolid, 25 de octubre de 2018.

 

Red Europea de Centros de Información en materia de patentes

Por otro lado, a nivel supranacional, los centros regionales participan de forma conjunta en otros proyectos como es el Proyecto PATLIB 2.0. que integra la Red Europea de centros de información en materia de patentes, creada en el año 2020 gracias al impulso dado por la Oficina Europea de Patentes (OEP).

La colaboración de la OEPM con cada uno de estos centros regionales permite el desarrollo de un sistema integrado de formación, información y sensibilización que facilita a universidades y empresas de la región la adecuada protección de sus derechos de Propiedad Industrial. Esto contribuye a la mejora de la competitividad del tejido empresarial de la comunidad autónoma y facilita a las universidades realizar una adecuada transferencia de conocimiento.

Desde la OEPM queremos reconocer y agradecer el gran papel que hacen estos centros para conseguir una mayor sensibilización y difusión de la información tecnológica y la propiedad industrial en todas sus facetas.

 

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

¿Conoces las Prácticas Comunes de examen para marcas comúnmente denominadas CP8, CP9, CP11 y CP12? ¿Alguna vez has escuchado las palabras GERIVAN o BUBBLEKAT o a una sardina ladrando?


 

 

 

 

 

 

 

 

Si leíste la entrada del blog titulada ¿Conoces las Prácticas Comunes de examen para marcas o diseños elaboradas por la EUIPO con las Oficinas Nacionales Europeas? te sonarán. Si conoces las palabras GERIVAN o BUBBLEKAT, entonces ya eres un experto.

El CP8, el CP9, el CP11 y el CP12 son las últimas Prácticas Comunes elaboradas y publicadas por la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) junto con las Oficinas Nacionales Europeas, entre otras, con la Oficina Española de Patentes y Marcas, O.A. (OEPM), y cada una, está dedicada a las siguientes cuestiones:

Veamos algunas particularidades y ejemplos que pueden resultar de interés en cada una de ellas:

CP8 – Comunicación Común sobre el uso de una marca en una forma que difiera de la registrada.

El CP8 surge con el objetivo de evaluar todos los tipos de cambios que pueden tener lugar en el signo cuando este se utiliza en una forma que difiere de la registrada, en concreto cuando se añaden, omiten o modifican elementos, o cuando estos cambios aparecen de forma combinada. De ahí, que el CP8 tenga mucha aplicación práctica en los procedimientos de prueba de uso, así como en los procedimientos judiciales de caducidad.

Para evaluarlo, el CP8 recomienda dos etapas de evaluación:

  • 1ª Etapa: evaluar el signo en su forma registrada, teniendo en cuenta sus elementos distintivos y visualmente dominantes, y
  • 2ª Etapa: evaluar las diferencias del mismo con el signo en su forma utilizada y observar si los elementos que constituyen el carácter distintivo del signo en su forma registrada están presentes o modificados en el signo en su forma utilizada. Por lo que respecta al efecto de los cambios, resulta necesario tomar en consideración el mayor o menor grado de carácter distintivo del signo registrado.

Por ejemplo, en el caso expuesto, se observa que la adición de “Bubblekat Winery” correspondiente a la marca de la casa o a su razón social, en ningún caso estará alterando el carácter distintivo del signo en su forma registrada y, por tanto, será un uso simultáneo y aceptable.

Otras situaciones destacadas en estas prácticas comunes son:

  • Adiciones y omisiones al signo registrado. Si los elementos añadidos u omitidos son de pequeño tamaño o el cambio de posición no es evidente, no alterará el carácter distintivo. Igualmente ocurrirá si el elemento añadido u omitido es descriptivo o débil.

  • Modificación de algunas características, como el tipo de letra, tamaño, color o posición. En marcas denominativas, dependerá de que la denominación siga siendo identificable en la forma utilizada.

            En el caso de las marcas puramente figurativas, es probable que, al modificarse la representación, se altere el carácter distintivo. En el caso a continuación, se observa como la forma registrada es un plátano morado de fantasía y posteriormente, la forma utilizada, es la forma natural. Por lo tanto, no será un uso aceptable.

 

CP9 – Comunicación Común sobre el carácter distintivo de las marcas tridimensionales (marcas de forma) con elementos denominativos y figurativos cuando la forma carece de carácter distintivo en sí misma.

El alcance de esta práctica común CP9 es la apreciación de la distintividad de las marcas tridimensionales (marcas de forma) consistentes en productos, envases o contenedores y otros.

Para ello, habrá que tener en cuenta los siguientes principios de valoración: función de la marca, el tamaño y la proporción, el carácter distintivo (o descriptivo) en referencia a los productos, percepción del consumidor y la realidad del mercado, apreciación de los elementos y de su conjunto. Una forma no distintiva, que incorpore un elemento distintivo tiene carácter distintivo en su conjunto. Asimismo, se debe tener en cuenta si hay contraste y si es claramente identificable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CP11 – Comunicación Común sobre nuevos tipos de marcas: examen de los requisitos formales y motivos de denegación.

El CP11 surge como consecuencia del impacto de la eliminación del requisito de representación gráfica en la Directiva (UE) 2015/2436 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2015, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas. Con ellas, tratan de recoger principios comunes para el examen de requisitos formales y los motivos de denegación o nulidad de los nuevos tipos de marcas. En concreto, para las marcas sonoras, movimiento y holograma que, si bien ya se podían solicitar, ahora se ha permitido su representación mediante otros formatos nuevos. Igualmente, para las marcas multimedia al poder únicamente representarse mediante archivo digital y formato MP4.

Algunos de los principios comunes son:

  • Si hay discrepancia entre la representación y la descripción, prima la representación.
  • No es posible apreciar identidad entre distintos tipos de marcas.
  • En las reivindicaciones de prioridad dependerá del tipo de marca y del caso concreto, teniendo en cuenta de que lo que se analiza es la identidad o cuasi-identidad, no el tipo de representación o el riesgo de confusión. En marcas sonoras, por ejemplo, habrá que evaluar que el sonido o melodía sea igual.
  • Al analizar la prohibición absoluta del artículo 5.1.b) sobre el carácter distintivo del signo, también habrá que tener en cuenta el tipo de marca en concreto. En marcas sonoras, por ejemplo, se analizará que el mismo resulte perceptible y que su duración sea intermedia.
  • Igualmente, la prohibición absoluta del artículo 5.1.e) para los signos constituidos exclusivamente por la forma y otra característica…necesaria para obtener un resultado técnico, también se ha considerado como posibles características, el sonido, el movimiento, o la combinación de ambos. Por ejemplo, dar un aplauso para encender la luz, se considerará como una función técnica para poner en marcha el producto.

 

 

 

 

 

CP12 – Comunicación Común sobre la prueba en fase de Recurso (presentación, estructura y tratamiento de la confidencialidad)

El documento de práctica común CP12 se hace público con la finalidad de brindar un conjunto de principios rectores, no vinculantes, en relación con las pruebas en los procedimientos de recurso sobre marcas, tanto para el beneficio de los examinadores, así como de los usuarios.

Dentro del documento, se inscriben las siguientes cuestiones:

  • Tipos de pruebas y su admisibilidad en la fase de recurso. Si es prueba nueva, prueba presentada por primera vez, complementaria o presentada fuera de plazo.
  • Medios y fuentes de prueba (facturas, auditorías, estudios de mercado, catálogos, anuncios o material publicitario, declaraciones juradas…etc.), incluidas su autenticidad, veracidad y fiabilidad. En el documento, se expone un listado con recomendaciones, también para las pruebas online.
  • Formas de presentar las pruebas: estructura y presentación, incluidos los formatos, el tamaño y el volumen admisibles, índice de anexos y plantillas.
  • Y, por último, la confidencialidad de las pruebas de tipo empresarial frente a terceros o frente a terceros y a la otra parte.

Por último y para concluir, destacar que estas guías no son vinculantes, sino que tratan de ser recomendaciones prácticas con principios comunes para garantizar una mayor seguridad jurídica, claridad, calidad y facilidad de uso e interpretación común para todos.

*Los ejemplos utilizados en la presente entrada ha sido seleccionados de las Prácticas Comunes, donde pueden consultarse los mismos junto con los textos completos.

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

Presentación de solicitudes internacionales de patente: caso especial de la regla 19.4 del PCT


La internacionalización de los derechos de propiedad industrial y, en especial, de las patentes, es un aspecto complejo y que requiere de información previa de cara a la toma decisiones sobre aspectos tales como a que oficina hay que dirigirse, cual es el procedimiento a seguir, que idioma utilizar, etc.

La vía internacional del Tratado de Cooperación en materia de Patentes, más conocida por sus siglas en inglés, PCT, permite solicitar la protección de una invención en más de 150 Estados contratantes, mediante una única solicitud “internacional”, sin necesidad de cursar de manera individual varias solicitudes de patentes nacionales o regionales. No es un procedimiento de concesión porque son, posteriormente, las diferentes Oficinas nacionales y regionales las competentes para otorgar, o no, la patente durante la “Fase nacional” establecida en dicho tratado.

 

Ahora bien, ¿Qué Oficina nacional o regional se debe elegir para presentar la primera solicitud? ¿Existe algún aspecto legal o requisito a la hora de hacer dicha elección que pueda afectar al otorgamiento de la fecha de presentación internacional?

En este artículo pretendemos resolver, de forma clara y precisa, estas y otras cuestiones en lo referente a las solicitudes internacionales PCT, especialmente de solicitantes españoles o residentes en España, a pesar de que se trata de un asunto de una cierta complejidad.

 

¿Qué Oficina nacional o regional se debe elegir para presentar la primera solicitud?: Oficina Receptora Competente

El lugar de presentación (Oficina Receptora, OR) de una solicitud internacional PCT adquiere gran importancia debido a los distintos aspectos legales implicados, principalmente el otorgamiento de la fecha de presentación, el idioma de publicación internacional de la solicitud, o la validez de la solicitud, entre otros.

En el marco del Tratado PCT, la solicitud internacional se presentará en la OR, que además verificará y tramitará la solicitud, de conformidad con el Tratado y su Reglamento (art. 10 PCT), siendo los Estados contratantes del PCT los que determinan el Órgano nacional que actuará como tal OR.

La elección de esta OR condiciona, además, cuáles deben ser las Administraciones Internacionales de Búsqueda (ISA, por sus siglas en inglés) y de Examen (IPEA, por sus siglas en inglés) que podrán actuar como tales respecto de sus solicitantes, y determina también el importe de las tasas que el PCT y su Reglamento, reservan a favor de la OR.

Como principio general, debemos tener en cuenta que la OR competente será la Oficina nacional del Estado contratante en el que resida el solicitante, o del que sea nacional.

No obstante, este principio general debe matizarse, tal como se desarrolla posteriormente en este artículo.

En el caso de España, es la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) quien actúa como OR respecto de las solicitudes internacionales de los nacionales españoles y aquellas personas con sede social o domicilio en España (art. 162.1 y 163 de la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes).

Hay que tener en cuenta que, cuando la invención ha sido desarrollada en España y la solicitud internacional no reivindica la prioridad de una solicitud anterior española, dicha solicitud debe ser presentada en la OR de la OEPM. El incumplimiento de esta obligación privará de efectos en España a la solicitud internacional.

 

El idioma de la solicitud internacional

Si la solicitud internacional se presenta en la OR de la OEPM, el idioma de la solicitud deberá ser el español, pues se trata del “idioma prescrito”, en el sentido del Artículo 11 del PCT. Por otra parte, el artículo 163.3 de la Ley de Patentes establece que la solicitud internacional presentada en España se redactará en español.

 

Se debe destacar que, si el idioma de la solicitud es el español, el idioma de la publicación internacional será también el español, con independencia de que la Oficina Europea de Patentes (OEP) haya sido elegida por el solicitante como la ISA, lo que implicará que deba aportar una traducción al inglés. Esta traducción se tiene en cuenta a los fines de la búsqueda internacional, exclusivamente.

 

Otro aspecto muy importante regulado en la Ley de Patentes y que afectan también a las solicitudes internacionales PCT se refiere a las solicitudes cuyo contenido pueda ser de interés para la defensa nacional, la tramitación secreta de la solicitud, o la autorización para presentar una solicitud en el extranjero.

 

 

¿Qué ocurre si el solicitante no puede cumplir con alguno de los requisitos necesarios para el otorgamiento de la fecha de presentación internacional?

El principio general que rige esta materia establece que la fecha de presentación internacional será aquella en la que, en caso de incumplimiento de alguno de esos requisitos, se subsane el defecto

 

Sin embargo, existen dos casos excepcionales cuya solución se encuentra en el Reglamento PCT:

-       Cuando el solicitante es de nacionalidad extranjera y residente en el extranjero y quiere cumplir con el requisito del artículo 163.2 de la Ley de Patentes (presentación en la OEPM de las solicitudes sin prioridad), pero, por razón de su nacionalidad o país de residencia, la OEPM no puede ser la OR competente. Este caso puede darse cuando la invención haya sido desarrollada en España, pero el solicitante, y titular del derecho, es de nacionalidad extranjera y residente en el extranjero.

-       Cuando el solicitante español, por una razón especial –un contrato con una universidad o un centro de investigación extranjero, por ejemplo-, desee cumplir con el citado requisito del artículo 163.2 LP, pero presentando la solicitud internacional en un idioma distinto del español con objeto de que la solicitud internacional se publique en ese idioma, justificado en razón del contrato. En este caso, en atención a la residencia y/o nacionalidad española del solicitante y en atención a que se trata de una solicitud internacional sin prioridad, el solicitante español se vería obligado a presentar la solicitud en la OR de la OEPM, lo que implicaría la publicación internacional de la solicitud en español, cosa no deseada por el solicitante del ejemplo.

 

Solución de la Regla 19.4

Con objeto de evitar la situación indeseada de obtener una fecha de presentación internacional posterior a la fecha de recepción de la solicitud, los solicitantes disponen de una vía poco conocida, que es la vía de la Regla 19.4 del PCT, por la cual, el solicitante presenta la solicitud en la OEPM, y pide de forma expresa –mediante una carta incluida en la solicitud internacional- que la OEPM envíe la solicitud internacional a la Oficina Internacional de la OMPI, con la finalidad de que ésta actúe como OR competente a los fines del procedimiento internacional. En ese supuesto, la OEPM recibe la solicitud PCT en nombre de la Oficina Internacional, cuya OR otorgará como fecha de presentación internacional la fecha de recepción de la solicitud en la OEPM, siempre que, en esa fecha de recepción, la solicitud cumpliera los requisitos del Artículo 11 del PCT. Téngase en cuenta que la OR de la Oficina Internacional es Oficina competente respecto de los nacionales y residentes de todos los Estados contratantes, y además, es la única OR competente respecto de cualquier idioma de la solicitud.

Ejemplo:  un solicitante de nacionalidad extranjera con domicilio en el extranjero desea cumplir con la obligación de depositar en España la solicitud internacional –sin prioridad- en atención a que la invención se desarrolló en España.

En este caso, vería igualmente satisfecho su deseo de cumplir con la obligación, pero la solicitud internacional sería tramitada por la OR de la Oficina Internacional.  

 

Un aspecto importante que deseamos destacar es que, en estos casos, al recibir la OEPM la solicitud internacional, lleva a cabo el control relativo a la defensa nacional.

 

Con independencia de las situaciones especiales explicadas en los párrafos anteriores, puede darse una situación normal en la que el solicitante español o residente en España desee presentar la solicitud internacional en una OR distinta de la OEPM. Este es el caso en el que la solicitud internacional reivindica la prioridad de una solicitud nacional anterior, puesto que, en ese supuesto, no rige la obligación del artículo 163.2 de la Ley de Patentes. Las dos opciones son la Oficina Internacional de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y la Oficina Europea de Patentes (OEP).

 

Conclusión

La elección de la OR en la que presentar la solicitud internacional condiciona aspectos legales y procedimentales que conviene valorar antes de depositar la solicitud internacional. Ahora bien, la vía de la Regla 19.4 del PCT le ofrece al solicitante español o al extranjero cuya invención se haya desarrollado en España, opciones interesantes, y al mismo tiempo, la posibilidad de cumplir con la normativa española.

 

 

Más información sobre el sistema PCT: Folletos informativos de la OEPM sobre PCT

 

 

Carlos García Negrete

Jefe de Servicio de Patente Europea y PCT

 

Etiquetas:
Categorias: Patentes, Propiedad Industrial