Piratas celestes: Newton, Halley y Flamsteed

David ByNNo solo navegan por el Caribe. Los piratas y corsarios se pueden encontrar en todos los ámbitos, incluso en ciencia. Un caso muy curioso, por los nombres de científicos involucrados (Newton y Halley), es el de las cartas celestes de John Flamsteed, cuyo fin era la mejora de la navegación.

Recientemente hemos asistidos a varios escándalos de pseudos-científicos que plagiaban resultados de colegas o, directamente, se los inventaban. También están los que piratean, por una razón u otra, los resultados de otros. Isaac Newton y Edmund Halley, sorprendentemente, entran en esta última categoría.

Carta celeste de John Flamsteed, correspondiente a las constelaciones de Perseo y Andrómeda (crédito Observatorio de Brera) .
La historia ocurrió en 1712, en el contexto de la búsqueda de un método astronómico para medir la longitud en alta mar (esto es, determinar la posición de un buque). El problema fue importantísimo en los siglos XV-XVIII, hasta su solución “satisfactoria” en 1773. Sobre esta interesante historia, que implica potencias coloniales, desarrollo científico y tecnológico, y egos humanos, hablaré otro día.

El hecho es que John Flamsteed, primer astrónomo real inglés, nombrado en 1675, tenía encomendado “la correcta determinación del movimiento de los cielos, las posiciones de las estrellas y la localización de la longitud con objeto de perfeccionar el arte de la navegación”. Después de más de 35 años desde el inicio de las observaciones sistemáticas, Flamsteed, observador infatigable y perfeccionista, seguía sin publicar sus cartas celestes. Newton (personaje verdaderamente curioso), como miembro del comité de longitud nombrado a la sazón por el parlamento inglés para encontrar un método preciso de determinar la posición en alta mar, con la ayuda de Halley, se hizo con la mayor parte de los registros de Flamsteed. Fueron publicados en 1712 sin reconocer el papel que Flamsteed había tenido en todo el proceso, la propuesta inicial de tan ambicioso proyecto, los años de medidas, las noches interminables tomando datos.

Como venganza, Flamsteed acaparó unas tres cuartas partes de la edición del atlas celeste de Newton y Halley y quemó los libros frente al Royal Greenwich Observatory. Clara señal de la reprobable actitud de Newton y Halley (cuanto menos poco ética) y una reivindicación de su trabajo. Finalmente, su monumental obra Historia Coelestis Britannica fue publicada en 1725, seis años después de su fallecimiento.

 


Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola David,

Interesante narración. La verdad es que a Newton no se le puede negar su enorme talento. Sin embargo se vio envuelto en varias trifulcas de corrupción y mala praxis, a parte de "sus otras actividades" de alquimista, etc., que a mi me extrañan algo menos, debido a que hay que tener en cuenta el contexto temporal del descubrimiento.

Empero Newton es de esos personajes en los que cuando más se estudia, menos bien te cae.

No se le puede negar su genialidad, pero tampoco su inclinación a la corrupción. Si lo cortes no quita lo valiente, lo cierto es que debería pasar a la posteridad tanto por ser un ejemplo de genialidad como un ejemplo a no seguir de ética científica. ¿que habría pasado si no

hubiera estado tan "pegadito" al poder. A lo peor, ahora, no habría sido tan recordado (o muy poco), ya que muchas de sus leyes hubieran sido descubiertas igual tarde o temprano.

No sé si la historia dicta sentencia a largo plazo, pero sí que la escribien los vencedores, con independencia de sus bondades y debilidades. Y esto irrita mucho a los franceses (y con razón), ya que de ser justos y no vivir bajo un imperialismo anglosajón la ciencia estaría repleta "de gabachos" más que de "perfidos albiones", es decir estaróamos en realidad bajo otro imperio.

Saludos

Juanjo

Juanjo

Jajaja. Gran arrojo el de Flamsteed, sí señor.

"De todo la viña del Señor"…incluso en el ámbito de la Ciencia!!!.

Es lamentable pero provechoso conocer esta inconducta de uno de los genios de la Humanidad: Newton y, Halley; puesto que este hecho deshonroso contribuirá a formar mejor el sistema de valores de todos quienes lo sepamos, en particular los niñas(os) y jóvenes.

También sería importante desarrollar una campaña para reivindicar el nombre casi olvidada de John Flamsteed para el gran público, -yo no lo conocía-. Siempre he pensado que deberíamos entregar un Nobel al equipo que contribuyó al desarrollo de las hojas electrónicas y los procesadores de palabras: ¡Cuanto incremento de productividad hemos conseguido a través de ellos!. Finalmente, por mi parte, enviaré esta nota de periodismo científico a quienes están en contacto permanente conmigo y les haré llegar esta web. Sería interesante añadir al pié de ésta, un espacio para enviar a un par de correos electrónicos acerca de la noticia. Saludos y felicitaciones.

There is apparently a bunch to know about this. I think you made various nice points in features also.

Extraordinary this post is totaly unrelated to what I used to be searching google for, nevertheless it was once indexed on the first page. I assume your doing one thing right if Google likes you sufficient to place you on the first page of a non comparable search.

I was very encouraged to find this site. The reason being that this is such an informative post. I wanted to thank you for this special analysis of the subject. I ate every bit of it and I submitted your site to some of the biggest social networks so others can find your blog.

A história é fascinante, sempre com personagens interessantes

Exceptional this post is totally irrelevant to what I used to be looking google for, by the by it was once filed on the principal page. I eyou’ret your doing one thing right if Google likes you adequate to put you on the principal page of a non practically identical pursuit.

Almost as I expected it to be.

This is Best article im also post a article

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..