La Tierra se acaba en cuarenta años (que no son nada)

Según el presidente de la ‘Foundation on Economic Trends’, Jeremy Rifkin, la Humanidad tal y como se conoce hoy colapsará en los próximos 30 o 40 años y “todas” las especies acabarán a final de este siglo si el cambio climático se mantiene al ritmo actual. Un poco “fuerte” el asunto…


Señaló que las predicciones de los científicos del IV Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC, sus siglas en inglés) apuntan a un aumento de 3 grados centígrados de la temperatura de La Tierra en este siglo, lo que haría volver al Planeta a la temperatura y estadio climático de hace 3 millones del años, por lo que “clima, flora y fauna serán distintos”.

Asimismo, apuntó que una subida de 6 grados centígrados sería “el fin de la civilización humana”. Además, explicó que cada grado centígrado que aumenta la temperatura de la Tierra, la atmósfera absorbe un 7 por ciento más las precipitaciones provocando lluvias más violentas y sequías más largas.

Conseguir que el incremento de la temperatura del planeta no supere los 2ºC con respecto a los niveles preindustriales. Ese es el límite marcado por los científicos para evitar impactos dramáticos derivados del calentamiento global. Para ello habría que mantener la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera en 450 partes por millón. Si no, la temperatura podría dispararse por encima de ese nivel de seguridad.

Ya el IV Informe del IPCC (2007) alertaba de la posible desaparición del hielo en amplias zonas del Ártico, algo que “ya está sucediendo desde hace tres años”.

Según sugiere un estudio recientemente publicado en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS) se podrían reducir hasta un 20 por ciento las emisiones de carbono de los hogares, supongo que de los hogares contaminantes de los Estados Unidos (que por otra parte son los que tienen más dinero) y en general de los países ricos. Las acciones específicas para estas categorías van desde tareas que sólo hace falta realizar una vez, como instalar un mejor aislamiento y bajar la temperatura de los calentadores de agua, hasta tareas diarias como cambiar la forma de conducir.

En otra noticia, se nos informa de que “en opinión del director de la división de análisis económico de la Agencia Internacional de la Energía, Faith Birol, el sector energético necesita una inversión de 3,5 billones de dólares americanos hasta 2030, un 1 por ciento del PIB mundial, para contribuir a que el cambio climático no eleve la temperatura global media del planeta hasta 6 grados centígrados. O sea 10 años antes del colapso total…

A su juicio, estos nuevos parámetros deben girar, por un lado, en el impulso a las energías renovables, la nuclear y la cogeneración con captura y almacenamiento de CO2 en el ámbito de la generación eléctrica, junto con la determinación de un precio para el carbono; por el otro, en el sector del transporte, un 60 por ciento de las ventas mundiales de automóviles deben ser coches eléctricos o híbridos frente al 2 por ciento actual. Y esto en 21 años, escasitos.

Menos mal que el satélite ‘SMOS’ (Soil Moisture and Ocean Salinity) despegó con éxito poco después de las 03.00 horas de este lunes desde el cosmódromo de Plesetsk, en el norte de Rusia, informó la Agencia Espacial Europea (ESA, sus siglas en inglés).

 Este satélite consiste en una plataforma genérica denominada Proteus, proporcionada por la agencia espacial francesa CNES, que sirve de base para un innovador instrumento llamado MIRAS (acrónimo inglés de Radiómetro de Microondas empleando Síntesis de Apertura) desarrollado por EADS-CASA Espacio en España. SMOS es el primer satélite que llevará un radiómetro interferométrico en 2D a una órbita polar. ‘SMOS’ proporcionará datos para confeccionar mapas globales de la humedad del suelo al menos una vez cada tres días y mapas globales de la salinidad de la superficie de los mares, realizando un promedio cada 30 días. Gracias a esta monitorización regular y consistente, la misión permitirá comprender mejor el papel que juegan estas dos variables clave en la regulación del ciclo del agua.

La información proporcionada por ‘SMOS’ también permitirá mejorar los modelos del clima y de la meteorología, y tendrá aplicaciones prácticas en áreas como la agricultura o la gestión de recursos.

Lo malo de todo esto es que toda nuestra civilización está basada en el petróleo y sus derivados (ropa, plásticos, productos fitosanitarios, medicamentos, etcétera) junto a su producción y distribución.

El último que cierre la puerta pero de todas formas vamos a ver si “yes, we can”.

De todas formas, siempre nos quedará China que provoca nieve a voluntad. Lean, lean…

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

nadien en este mundo save cuan do se acavara el ple neta tierra solo dios puede ser hoy mañana pasado o cuando el quiera asies que esten preparados por que de el juicio no los va a salvar ni la inteligencia ni el dienero si no solo creyendo en el

no creen de deveriamos hacer al por que no se acabe el mundo no lo cren por culpa del hombre……………… en 10 años ya no excistira la raza humana………..

Solo nos queda el potencial de una conciencia planetaria y global… y actuar en consecuencia.
Los logros del intelecto humano han sido muchos.
Pero la estupidez siempre se ha abierto camino para llegar mas lejos.

Y pensar que lo único que deberíamos hacer sería vivir con mayor sencillez, que está en manos de todos cambiar ese futuro (al menos intentarlo) y que el legado para nuestros hijos será la desolación.
Es triste y sobre todo, es tremendamente absurdo.

es increible como nos estamos destruyendo cada dia que pasa igual con un ciego que comina a un acantilado pudiendo evitar este final tan solo siendo menos egoistas, egosentristas creyendonos dueños del mundo en consecuencia que este planeta devemos conservarlo para nuestro hijos nietos visnietos y cualquier ser viviente que este comenzando a vivir su vida tiene el mismo derecho de tener y vivir en un “planeta sano” al igual como lo hicimos nosotros.
DIOS NO PERDONE

si parece que nos queda podo, y lo peor es que nadie cabia su estilo de vida, los dueños del mundo no queren invertir en tecnoligas no dependientes del petrolio, siendo que ya hay varias, nadie deja de usar auto, ni de fumar, ni de comer carne, nadie hace nada. solo se refugian en una mentira en un dios que los llevara aun cielo falso, ese dios que ha sido el mayor error en la historia del ser humano, que nos a retrasado por mas de mil años. parece que ala gente le gusta creer en cuentos de hadas. tenemos el privilegio de tener una gloriosa, inigualable y extraordinaria intelgencia que ningun otro ser vivo conocido la tiene y no la aprovechamos.
nos hemos condenado a nosotros mismos.

COMO SE ACABARA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y OTROS NUESTROS MALES SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL.

En la época de Jesucristo la población del mundo era 200 millones, en el año 1850 con el empiezo de la Revolución Industrial esta tenia 1.200 millones, y en el año 1997, cuando se celebro el Cumbre de Kioto, esta tenia 6.000 millones, cuando al descubrir la anomalía de este antinatural crecimiento de la población del mundo, y excesivo consumo de energía, producido principalmente en los países desarrollados, que ha causado las contaminaciones de Tierra, agua, aire, y el Cambio Climático, se ha creado el Protocolo de Kioto, que al no poder cumplir durante estos 13 años por ningunos países firmantes sus compromisos, la UI aprueba un nuevo y ambicioso plan para luchar contra Cambio Climático, según la que para el año 2020 de reducir el dióxido de carbón (CO2), en un 20%, mejorar la eficiencia energética en otro 20%, y que el 20% de la energía que se consume proceda de fuentes renovables.

Este Plan, que se preparó con anterioridad en las Conferencias Mundiales en Valencia, Bali, y Poznan, para aprobar en la XV Conferencia Mundial de las Naciones Unidas, en Copenhague, se acabo con un rotundo fracaso, y para salvar la ilusión de un posible futura aprobación, la única cosa que podrían hacer los participantes de la Conferencia es proyectar una nueva reunión, que se celebrara dentro de una nueva Conferencia Mundial, en el mes de Septiembre este año en México.

Desgraciadamente, como las Naciones Unidas que trataban durante los 35 años nuestros males, surgidos desde la Revolución Industrial (entre los que el Cambio Climático sólo es uno), como unos hechos dados y casuales, presentados por azar, y no como manifestados efectos de una causa común de todos, al no investigar que es esta causa, es por lo que nuestros males iban aumentándose progresivamente, empeorando nuestra situación en todos los campos, de nuestras actividades.

Basado en este hecho, y si continuamos tratar el tema de Cambio Climático, con el mismo erróneo enfoque, y tomamos en consideración sólo dos de los males, que ha causado el problema de Cambio Climático; el antinatural crecimiento de la población del mundo, y consumo de energía, que en el año 1997, cuando se pronuncio el Protocolo de Kioto esta era 6.000 millones, y hoy tenemos ya 6.700 millones, y para el año 2020 tendremos más 800 millones, en total 1.500 millones más, que existía en la fecha de entrada de Protocolo de Kioto, y el excesivo consumo de energía que esta ya extendido también entre los países económicamente emergentes, como China, India, Indonesia, Brasil, México, Sudáfrica, y otros países en vía de desarrollo, que significa 2/3 de la población del mundo, y cuyas demandas energéticas para el año 2020 puede alcanzar a niveles que se consume hoy en países desarrollados, esta demostrado que este antinatural demanda de energía, nuestro planeta no puede producir, y pensar de que durante estos 10 años, que tenemos hasta el año 2020, con nuestra futura avanzada ciencia y nuevos descubrimientos en campo de técnica y tecnológica, podríamos resolver este reto, que hasta hoy no hemos logrado, será un ingenuo creencia y un autoengaño.

Ante nuestros demostrados fracasos , después de 44 años mas tarde que yo expuse en mis artículos; CAUSA Y SOLUCIÓN DE LA ENORME EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA Y ARTICULO DIRIGIDO A LAS INTELIGENCIAS INQUIETAS, ambas publicadas en la Revista Arquitectura de Colegio de Arquitectos de Madrid, y en Semana Dominical de ABC, según la que; Es necesario reconocer que nuestro futuro depende en parte de resolver las consecuencias que pueden producirse ante este enorme aumento de población, y todos los otros tipos de trabajo que realizan las inteligencias a favor de servir las actuales demandas de la sociedad, siempre en creciente aumento, será afilando el cuchillo para cortar más fácilmente nuestra cabeza. En el citado artículo, expuse que la causa de este enorme aumento de población radica en el malentendido de la naturaleza humana y en una errónea relación con el mundo y su Creador. El medio de solucionarlo ésta en comprender la naturaleza del hombre, su destino, su lugar en el mundo, la naturaleza de dicho mundo y el objetivo del Creador para con él. En otras palabras, buscar la verdad.

Esta teoría en los ultimas Conferencias de las Naciones Unidas, ya esta por algunos delegados también reconocida, e incluso se pronuncio ya frase como: “Si todos en el mundo vivieran como una persona promedio de los países con altos ingresos, necesitaremos 2.6 planetas adicionales para mantenernos vivos”,

Para propagar este hecho, el Señor Al Gore, con un buen olfato de negocio, recoge en su película “Una verdad incomoda” los grandes daños causado por las industrias y fabricas a nuestro Medio Ambiente, (los que sinembargo para poder producir economicamente las demandas materialistas del hombre contemporáneo, entre los que también se encuentra el Señor Al Gore, por ser competitivas las mercancias en mercado, las industrias y fabricas no podían instalar los costosos instalaciones de maquinas depuradoras), obteniendo por esta película un OSCAR, y por sus Conferencias el Premio Nobel de Paz y Premio de Asturias, sólo por reconocer al hombre como responsable del Cambio Climático, que hoy ya es un conocimiento publico, ya que su idea de resolver el problema de Cambio Climático, respetando el materialista filosofía y el modo de vida del hombre contemporáneo, pidiendo que: usar bombillas de bajo consumo, conducir menos, reciclar mas, revisar los neumáticos, usar menos agua caliente, ajustar el termostato, plantar un árbol, y desenchufar los aparatos eléctricos”,refleja un desconocimiento sobre la real naturaleza de la especie humana, sin saberlo, que la conducta y actividades del hombre no es constante ni preestablecido, como de los animales, sino esto depende de su “filosofía del mundo y de la vida”,y estado psicosomático de su naturaleza especial humana, y que mientras mantiene este estado, ningún consejo puede cambiar sus conductas y actividades, así respetando nuestro erróneo modo de vida y el degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática, en que nos encontramos hoy, sus consejos no tendrá ningún efecto positivo, y sólo nos servirá para autoengañarnos, y posponer el inevitable catastrófico fin de nuestras Civilizaciones.

La otra persona, que por reconocer al ser humano como causante de Cambio Climático, al ser un reconocido científico y Fundador del Instituto Max Planck de Meteorología, el Señor Hasselmann, ha sido recientemente galardonado con 400.000 Euros, de Fundación BBVA con el Premio “Fronteras del Conocimiento”, quien juzgando su teoría, según con la que piensa resolver el problema de Cambio Climático, respetando también la materialista filosofía del hombre contemporáneo, diciendo que: La gente cree que se reduce la calidad de vida pero no es así, Hay que invertir en tecnologías, desviando recursos para ello. Si logramos vencer la crisis financiera será posible. El porcentaje que se dedica actualmente a estos menesteres es muy bajo, cuando se consignan mejores en las energías alternativas y renovables daremos un gran paso”. Otorgar 400.000 Euros para una teoría que cae en contradicción con si mismo, ya que, reconociendo, por un lado, la errónea conducta del hombre contemporáneo por el Cambio Climático, pero respetando la misma, e intentar resolver este problema, con los futuros avances científicos y tecnológicos, que se practicó hasta hoy, y que se demostró ser erróneo, y que según los datos reales, estarán aumentándose durante los próximos 50 años, con un grado acelerado, me parece un error.

Ante estos hechos, reconociendo ya que nuestros innumerables e interrelacionados males, son sólo los manifestados efectos de una causa común, y esta causa es el errónea conducta del hombre contemporáneo, para eliminar estos males tendríamos de centrar nuestras investigaciones en estudiar porque ha podido ocurrir este cambio negativote de la conducta y actividades de la especie humana. Este estudio, que formaba parte del programa de mi Centro de Investigación, me ha demostrado que encontrando el hombre con una materialista “filosofía del mundo y de la vida” y con el degenerado estado de su naturaleza psicosomática, que existía también en la época de Helenismo, en la antigua cultura de Grecia, que al llevar este erróneo modo de vida hasta su fin, el cambio allí se ha realizado por un proceso revolutivo y destructivo, en lo que ha nacido una justa y necesitada filosofía, pronunciada, en aquel tiempo por Jesucristo, con que se ha abierto un nuevo y esperado camino para una nueva cultura, que es la nuestra.

Al encontrarnos hoy en la misma situación como aquella, para evitar este catastrófico fin de nuestras civilizaciones, sabiendo que el perfecto estado que corresponde a nuestra naturaleza psicosomática, es lograr establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza, del que depende su justa “filosofía del mundo y de la vida”, que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, conociendo como era la jerarquía de valores, y la conducta y actividades de estas sociedades, podríamos aplicar estos conocimientos en nuestra búsqueda ya, sin esperar este inevitable catastrófico fin, que nos esperara, si continuaremos con nuestro erróneo modo de vida hasta su destrucción final.

Haciendo esto, como la gente hoy, debajo la influencia de su falsa “filosofía del mundo y de la vida”, y el estado degenerado de su naturaleza psicosomática, no estará dispuesta de aceptar ni una nueva “filosofía del mundo y de la vida”, ni capacitada para cambiar se erróneo modo de su vida, el resultado de este tipo de investigación, será muy difícil de poner en practica, y evitar con ello el inevitable destrucción final de nuestras civilizaciones, pero a pesar de esto elaborar la justa y necesitadas soluciones capaz de salvar el futuro de la humanidad, y reestablecer con ello el perfecto y armonioso desarrollo del mundo en nuestro planeta, este trabajo vendría bien para los supervivientes y nuevas generaciones, quienes a través de este destrucción planetaria estarán abiertos para aceptar esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”.

Madrid 05 de Marzo de 2010
F. Z. Lantos Dr. Arquitecto

NUESTRAS CIVILIZACIONES SE AUTODESTRUIRÁN ANTES DEl AÑO 2050

Si hoy cuando por el antinatural crecimiento de la población del mundo ha alcanzado la cifra de 7.000 millones, que es 35 veces más que existía en la época de Jesucristo, y el también antinatural consumo de energía se extendía entre los países económicamente desarrollados, que significa un tercio de la población del mundo, cuyas demandas materiales nuestro planeta ya no puede satisfacer, y como consecuencia de este acontecimiento se han presentado la crisis económica mundial, el sobrecalentamiento de la tierra y cambio climático, los insolubles contaminaciones de aire agua y tierra, la destrucción de biodiversidad etc., si tomamos en consideración que este negativo acontecimiento aun no ha llegado a su techo sino para el año 2050 se estima que la población del mundo llegara a la cifra de 9.600 millones que será como 47 veces más que existía en la época de Jesucristo, y el anormal consumo de energía se extenderá también entre los países económicamente emergentes como China, India, Brasil, México, y otros países en vía de desarrollo, que es de 2/3 de la población del mundo y que sumando estos negativos cambios significará más de doble lo que se consume actualmente, creo que no falta de ser un científico para demostrar que nuestro planetaria puede producir y satisfacer estas demandas y la destrucción planetaria será inevitable.

Nuestra incondicional creencia y fe en las ciencias y tecnologías en resolver este problema y salvar con ello nuestro futuro es un autoengaño que sólo nos sirve para posponer este catastrófico fin, por lo que tenemos que abandonar este erróneo enfoque de tratar nuestros nuevos tipos de males surgidos desde la revolución industrial, y reconocer que estos males no han surgido por azar ni son causales sino los manifestado efectos de una causa común, que es el erróneo modo de vida del hombre contemporáneo, y para saber porque ha podido ocurrir esto hará falta conocer la verdadera e intrínseca naturaleza de especie humana, que es cuestión filosófica, que hoy es ignorada, y peor aún no figura en programa de investigación en ningún Organismo Oficial como las Naciones Unidas, Ministerio de Ciencia e Innovación, ni Organismos Particulares como las Fundaciones y distintos tipos de Centro de Investigaciones, siendo esto la causa que nuestros males se aumentan progresivamente tanto en numero como en grado

Evitar este catastrófico fin de nuestras civilizaciones ya no hay tiempo pero empezando reconociendo que la causa de todos nuestros nuevos tipos de males, surgidos después de la revolución industrial, es el mal entendido de la naturaleza de la especie humana, conocer la verdadera naturaleza del hombre, que ha causado nuestros nuevos tipos de males y convertir este conocimiento en una justa “Filosofía del mundo y de la vida” después del catastrófico fin de nuestra civilizaciones los supervivientes aceptaran esta “filosofía “ y con esto se salvará el futuro de las nuevas generaciones y se abrirá una nueva cultura, basada en esta justa y necesitada “filosofía del mundo y de la vida”.

Madrid 19 de Octubre de 2011.
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

¿PORFQUE NO SE PUEDE ELIMINAR NUESTROS NUEVOS TIPOS DE MALES, SURGIDOS DESDE LAREVOLUCIÓN INDUSTRIAL, CAUSADO POR EL ERRÓNEO MODO DE VIDA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO?

Como la causa de nuestros nuevos tipos de males, (ver mi adjunto ensayo) surgidos desde la revolución industrial, es la extrema materialista “filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo la que ha absorbido ya a todos los hombres de nuestras civilizaciones y destruido el perfecto estado de su naturaleza psicosomática, el hombre en este estado, convencido de valido su erróneo modo de vida, no reconoce este hecho, sino considera estos males como unos hechos dados y casuales, presentados por azar, y para resolverlos tratan cada mal directa y separadamente unos de otros y sin relacionarlos con una causa común de todos, cayendo a un error de un mal médico quien intenta curar los manifestado efectos de una enfermedad infecciosa en epidermis con pomadas, sin conocer la existencia de su causante, la de la infección.

Demostrado ya a través de las observaciones de las contradicciones entre sus ideas sobre la causa de estos males y de la realidad, que la causa de estos males es la extremada “filosofía del mundo y de la vida”, y el degenerado estado psicosomático de la naturaleza del hombre contemporáneo y la única solución para poder eliminar estos males es de recuperar la justa “filosofía del mundo y de la vida” y perfecto estado psicosomático de su naturaleza especial humana, si no logremos hacerlo estos males continuaran aumentándose tanto en números como en grados terminando destruir nuestras civilizaciones.

Conociendo de la historia de conducta y actividades de la especie humana, que el hombre obtuvo su justa ”filosofía del mundo y de la vida”, y el perfecto estado de su naturaleza logrando establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que existían en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento en nuestra cultura Cristiana, tenemos el ejemplo de cómo eran estos y nuestro objetivo para nuestra búsqueda, y la demostración que el hombre esta capacitada de establecer este perfecto estado de su naturaleza, correspondiente en cada caso a las circundan cías en que vive.

Empero en nuestro caso como nuestros nuevos tipos de males son ya tan numerosos y graves y el tiempo que tenemos para realizar el necesitado cambio de nuestro modo de vida es tan corto que esto ya no se puede realizar, y continuando vivir de acuerdo con nuestro erróneo modo de vida hasta final, nada y nadie puede salvar nuestras civilizaciones de su autodestrucción, que según los datos conocidos de esta situación, esto se ocurrirá antes del año 2050.

A pesar de esto, en este periodo de transición, sabiendo que la única solución de poder anular nuestros nuevos tipos de males, que amenazan ya nuestras subsistencias es restablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, empezando desarrollar la solución y teoría de cómo alcanzar este meta no sería inútil, ya que después del inevitable catastrófico fin de nuestras civilizaciones, los supervivientes, aprendiendo de este negativo acontecimiento, estarán dispuesto de abandonar sus erróneos modo de vida y aceptar esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”, desarrollada y preservada en este documento, que será capaz de salvar sus futuros y abrir con ello un nuevo camino para una renovada vida y cultura.

Budapest 02 de Septiembre de 2012
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

SÓLO TRATANDO LA CAUSA DE NUESTROS MALES SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL PODRÍAMOS ENCONTRAR LA SOLUCIÓN NECESARIA PARA ELIMINARLOS

Acostumbrados a que cuando se presenta un mal, lo más natural y lógico es tratarlo directamente sin relacionarlo con una causa, método éste, que podría valer, si los males no se presentaran en masa, como está ocurriendo desde la Revolución Industrial entre nuestras civilizaciones y que antes, estos tipos de males, no existían, y que son:
• El antinatural y desenfrenado crecimiento de la población del mundo: en la época de Jesucristo nuestro planeta tenía 200 millones de habitantes, hoy tenemos 6.400 millones, y para el año 2050 se espera que se alcancen los 9.600 millones.
• El anormal crecimiento del consumo de energía, que tomando como mínimo normal el exigido por nuestra naturaleza psicosomática para una unidad, que se consumía por persona en la época de la Edad Media, esto al lograr mejorar la situación física de las sociedades en la época del Renacimiento se duplica y llega a la justa necesidad de nuestra naturaleza psicosomática, pero que por nuestra filosofía extremadamente materialista hoy es 3-4 veces más y que para el año 2050, cuando esta falsa filosofía se extienda por todas las partes de nuestro planeta, tendremos una exigencia para una media de 4-5 veces más consumo de energía por persona que el que existía en la época de Jesucristo. (ver HOJA nº 5)
• La fiebre de las migraciones desde las zonas rurales y conflictivas hacia las grandes ciudades existentes, que antes de la Revolución Industrial no existían y hoy el 50% de la población del mundo vive en grandes ciudades, entre las que se encuentran 30 desordenadas Metro. Mega ciudades e indefinidas Conurbaciones con 5-30 millones de habitantes, pero que, para el año 2050 se espera que el 70% de la población del mundo se amontonará en monstruosos y deshumanizados laberintos, cuyos verdaderos nombres tendrían que ser Necrópolis, ya que dentro de ellos reinará el caos, inaguantable ruido, todo tipo de contaminación, fealdades, inseguridad ciudadana, nuevas enfermedades incurables y todo tipo de crímenes. (ver HOJA nº 8)
• El sobrecalentamiento de la Tierra y el Cambio Climático, que no existía antes de la Revolución Industrial.
• La destrucción del medio ambiente de la Naturaleza; deforestaciones, desertizaciones, envenenamiento de las aguas de nuestros ríos, lagos y mares, lluvias acidas, etc.
• Desastres naturales, tsunamis, incendios forestales, inundaciones, etc.
• Destrucción de la biodiversidad, que cada año aumenta.
• Nuevos tipos de enfermedades incurables como el sida, alzheimer, paludismo, cáncer, enfermedades psíquicas, etc.
• Envejecimiento de la población, que es la mayor amenaza para nuestras sociedades.
• Pérdida de la fecundidad, de la especie humana,
• Pérdida de valores morales y espirituales.
• Pérdida de amor entre hombre y mujer y entre padres e hijos.
• Desviaciones y desnaturalizaciones de la vida sexual.
• Violencia de género.
• Drogadicción.
• Desinterés por la práctica religiosa y valores espirituales, viviendo los hombres de nuestras civilizaciones sin una ideología aceptada y compartida, sin un horizonte en el que pueda prosperar el entendimiento y el progreso cultural y humanista.
• La pérdida de capacidad creativa, haciendo a los hombres insensibles para descubrir y disfrutar de las bellezas producidas en la Naturaleza y por ellos mismos y el amor que irradian el comportamiento de los animales.
• Las injusticias sociales.

Todos estos males que no existían en la época del Renacimiento y que empezaron a manifestarse lentamente desde la Revolución Industrial y se empezaron a sentir con más fuerza sus efectos negativos desde la mitad del siglo XX, han dado lugar a que las Naciones Unidas con bastante retraso, en el año 1976, en la ciudad de Vancouver (Canadá) empezara a organizar sus conferencias mundiales, eligiendo para cada conferencia uno de los manifestados males, aceptando cada uno como un hecho dado y natural y tratándolos directa y separadamente de otros males y sin relacionarlos con una posible causa.

El resultado de este erróneo enfoque, que se ha mantenido hasta hoy, a pesar de que en ninguna de estas conferencias se han obtenido sus deseados objetivos y nuestra situación, en todos los campos que han tratado, ha empeorado, estudiando el programa de las tres conferencias preparativas celebradas ya en Valencia, Bali y Poznan, sobre el Cambio Climático, que se clausurará en Diciembre de 2009 en Copenhagen, no han servido para cambiar este erróneo enfoque extendiéndose por todas las partes de nuestro planeta y se estima que para el año 2050 el consumo de energía por persona llegará a ser 4-5 veces mayor de lo normal e intrínsecamente necesitada por nuestra naturaleza, todo indica que la causa de todos ellos es la errónea conducta y actividades de la especie humana.

Para demostrar este hecho y para dar una idea de la imposibilidad de resolver nuestros problemas continuándolos tratando como hasta hoy, sólo tendríamos que aunar los primeros 4 males que figuran en esta lista, los que afectan directamente unos a otros, para obtener el real y aterrador grado de nuestra situación.

Haciendo esto y tomando en consideración que la población mundial hoy, con sus 6.400 millones de habitantes, es 32 veces más que la que existía en la época de Jesucristo y que para el año 2050 se espera que esta cifra alcance los 9.600 millones de personas, y una media de consumo de energía de nuestras sociedades de consumo que hoy es de 3-4 veces mayor de lo normal, pero que esto continua, y para el año 2050 puede ser 4-5 veces más de lo normal, multiplicando estos dos factores, comparándolos con el estado de la época de Jesucristo significaría 47 (aumento de la población mundial) x 4-5 (aumento del consumo de energía) sería igual a 188-235 veces más consumo de energía que la que existía en la época de Jesucristo, en el mismo tamaño del planeta.

Empero, como además de este cambio se ha producido la fiebre de las migraciones desde las zonas rurales y conflictivas hacia los grandes núcleos urbanos existentes, concentrándose el 50% de la población del mundo en caóticas y deshumanizadas grandes ciudades en las que se encuentran hoy 30 así llamadas Metro y Mega ciudades e indefinidas Conurbaciones con 5-30 millones de habitantes, pero que según las estimaciones de las Naciones Unidas esta tendencia continuará hasta el año 2050, cuando ya el 70% de la población del mundo vivirá en estas monstruosas ciudades que se convertirán en indefinidas aglomeraciones, cuyos verdaderos nombres tendrían que ser Necrópolis, ya que por los inaguantables ruidos, fealdades, todo tipo de contaminaciones, inseguridad ciudadana, robos y crímenes, la vida en ellas será insoportable. (ver HOJA nº 8)

El resultado de tratar estos tres acontecimientos juntos será de todo tipo de contaminaciones que destruirán la biosfera de nuestro planeta causando el calentamiento del mismo y un Cambio Climático que son los temas que se discuten en la citada Conferencia de las Naciones Unidas, esperando que dentro de los próximos 42 años, los que nos quedan hasta el año 2050, con la ayuda de nuestros científicos y con nuestros avances tecnológicos, podamos producir el doble cantidad de energía que es la que se tendrá que crear por el continuo aumento de la población del mundo y el crecimiento de la demanda para más consumo de energía por nuestras sociedades de consumo y que estas energías sean además limpias.

Ante estos hechos, los que en los próximos 42 años, que nos quedan hasta 2050, van a aumentarse, incluso duplicarse, sólo un ingenuo e infundado optimismo en nuestros futuros avances científicos y tecnológicos puede justificar la opinión de que estos van a poder producir esta desorbitada cantidad de energía limpia que necesitaremos para poder mantener nuestra vida sana y salvar el medio ambiente de nuestro planeta, del que depende el bienestar y la felicidad de todas las vidas que lo componen.

Como ante el insignificante resultado obtenido hasta hoy en el campo experimental de nuestras tecnologías para producir suficiente materias primas que puedan satisfacer las demandas de nuestras sociedades de consumo, excepto los organizadores de estas conferencias mundiales de las Naciones Unidas, muchas personas que poseen sentido común ya están reconociendo de que nuestros males no han surgido al azar sino que como además de estos 4 tipos de males que aquí he tratado, existen paralelamente muchos nuevos tipos de males que afectan nuestro modo de vida, detrás de éstos tiene que existir una causa y lo que es la errónea conducta y actividades del hombre contemporáneo.

Si es así, que lo demuestran los hechos, entonces para encontrar la solución para eliminar estos males tenemos que concentrar nuestras investigaciones sobre el estudio de la verdadera naturaleza de la especie humana y basados en este conocimiento ver la posibilidad de cómo lograr cambiar sus erróneas conductas y actividades.

En esta búsqueda nos ayudará la historia de la conducta y actividades del hombre, según la que, estando la naturaleza humana compuesta no sólo de Instinto, como en el caso de los otros seres animados (animales) en la que está impresa la Verdad sobre la Existencia, también de Espíritu, la cual es idéntica en carácter con el Espíritu Supremo y posee los mismos dones y facultades con los que a través de esto el hombre puede conocer la Verdad, pero como estas dos fuentes para obtener la Verdad, al no estar aisladas una de la otra, sino que están fusionadas en una unidad inseparable, la influencia de una sobre la otra modifica ambas y el hombre puede tener 3 posibilidades para realizar su vida, a saber; 1/ puede sobrevalorar las necesidades de la parte de su Espíritu a costa de las necesidades de la parte de su Instinto, situación que existía en la época Arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la Edad Media de nuestra Cultura Cristiana, y que en ambos casos ha determinado su “filosofía del mundo y de la vida” que ha definido sus jerarquías de valores y actuaba como guía para sus conductas y actividades. Los resultados de este tipo de conducta obtenidos en los campos de sus actividades han causado muchos tipos de males de cuya causa ellos no eran conscientes y mientras duraba esta errónea “filosofía del mundo y de la vida”, ningún intento valía para poder eliminarlos. 2/ sólo cuando a través de las contradicciones manifestadas entre sus ideas y de la realidad se presentaron con más claridad y estaban empezando a interesarse por otra parte de su naturaleza, por su parte física instintiva, y lograron establecer el justo equilibrio entre ambos, que ha ocurrido en la época Clásica de la antigua cultura de Grecia y en el Renacimiento de nuestra Cultura Cristiana y obtener con ello su justa “filosofía del mundo y de la vida” que guiaba durante estas épocas sus conductas y actividades, han desaparecido los anteriores males, sin ninguna intención especial sino de manera natural y espontánea casi sin darse cuenta de ello.

Como no eran conscientes del papel que tenía el estado psicosomático en este deseado y feliz estado de sus naturalezas, al experimentar las mejoras físicas en sus vidas cotidianas como consecuencia de sus nuevos tipos de intereses obtenidos en el desarrollo de las ciencias y conocimientos prácticos sobre la vida, poco a poco pierden interés por sus vidas espirituales, cambiando esto con los intereses de sus vidas físicas-instintivas, llegando, sin darse cuenta de ello, a su tercera posibilidad, a su exageradamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y la pérdida del justo equilibrio entre la parte de su espíritu e instinto, que es sin embargo la condición indispensable que el hombre puede también, como los otros seres animados (animales) por debajo de su nivel, adaptarse con su conducta con la perfección a las Leyes de la Naturaleza, sin perturbar su perfecto y armonioso desarrollo del que depende el bienestar de todas las vidas que la componen, incluida su felicidad.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*