Virus en la Antártida

En un litro de agua de mar hay mil millones de virus. Científicos españoles han ido a la  busqueda de virus en la Antártida, a las lagunas de la Isla Livingstone. Hasta el momento en la Antártida se han investigado a fondo bacterias, hongos, líquenes, musgos… pero no virus. Los virus infectan a organismos y microorganismos, afectan a todo el ecosistema. La Península Byers en la Isla Livingston es una de las pocas zonas de la Antártida que se descongela durante el verano y ha sido designada como una de las Zonas Antárticas de Especial Protección debido al importante valor ecológico de sus lagos y ríos.


Esta investigación se engloba dentro del proyecto LIMNOPOLAR, que estudia los sistemas de agua dulce de la Península Byers.  Este proyecto ha sido financiado por el Programa Polar Español y la expedición a la Antártida fue posible gracias al apoyo logístico de la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, y del Buque de Investigación Oceanográfica Las Palmas de la Armada. En Limnopolar participan 16 científicos de varias instituciones españolas, de los cuales 13 van a las campañas antárticas en varios turnos cada año, durante el verano austral.

El resultado de estos trabajos ha sido publicado en la revista Science por científicos españoles (Alberto López-Bueno, Javier Tamames, David Velázquez, Andrés Moya, Antonio Quesada y Antonio Alcamí. High diversity of the viral community from an Antarctic lake. Science, Vol 326: 858-61. 6 de noviembre de 2009)  que han identificado, por primera vez, la presencia de casi 10.000 especies de virus en el agua dulce de un lago de la Antártida. Hasta ahora se conocía la presencia de bacterias, algas, hongos y otros microorganismos en el continente blanco, pero la existencia misma de virus apenas estaba documentada.

Para trabajar tuvieron que perforar en varios puntos el hielo de la superficie del lago, de hasta un metro de grosor, con un taladro para llegar al agua líquida. El muestreo se completó en pleno verano austral, unas semanas más tarde, cuando la superficie del lago se había fundido. Al final extrajeron 350 litros de agua, los filtraron y concentraron en tres litros y medio y los transportaron congelados a sus laboratorios en Madrid.

Foto Science.

Lo que más ha sorprendido a estos especialistas, es la gran diversidad de especies que han identificado en esas condiciones extremas, en ecosistemas considerados sencillos, ya que según los biólogos, la mayor diversidad debería encontrarse en ambientes cálidos y no en el continente blanco.

Los investigadores utilizaron por primera vez una aproximación metagenómica para describir cómo cambia la población viral en diferentes estaciones. La transición drástica de un lago cubierto de hielo en primavera a un lago abierto en verano da lugar a cambios notables en la comunidad viral, que pasa de estar compuesta mayoritariamente por virus pequeños de ADN de cadena sencilla a estar dominada por virus grandes de ADN de cadena doble, un fenómeno que los biólogos piensan que responde a un cambio estacional de los hospedadores, lo que ilustra la relevancia del papel que juegan los virus en estos ecosistemas.

La identificación de las secuencias de ADN fueron realizados en parte por la empresa Lifesequencing, en Valencia, con un sistema avanzado de secuenciación masiva desarrollado por la farmacéutica Roche. En las 90.000 secuencias genéticas de virus obtenidas se identificaron casi 10.000 especies virales.

Para saber más sobre virus les recomiendo este post de Miguel Vicente “Expulsados del paraíso: otra reinterpretación de los virus“, en esta web.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Océanos. Millones de virus. Publicado por Antonio Figueras el 30 abril, 2019 Comentarios (0) TweetLos océanos están repletos de virus. Esto es lo que se podría pensar de los hallazgos de publicados recientemente por un equipo internacional de investigadores. Han identificado cerca de 200.000 nuevos virus marinos, una cifra muy superior a los 15.000 conocidos hasta ahora, según un estudio publicado en la revista científica Cell. No olvidemos que en un litro de agua de mar hay mil millones de virus. [...]

Muy buen aporte a la ciencia

(requerido)

(requerido)


*