Fukushima: el fondo del mar se mueve

El terremoto de Fukushima de  9 grados en la escala Richter se produjo cerca de la fosa marina de Japón que va de norte a sur del océano Pacífico. Esta fosa existe porque la placa del Pacífico se mueve hacia el oeste, golpeando y metiéndose bajo la plataforma continental Okhotsk.  Esta acción de subducción crea tensión entre las placas tectónicas que se libera en forma de terremotos. Este terremoto también ha alterado el fondo marino.

Como consecuencia del terremoto, según un artículo publicado en la revista  Science indican que el fondo marino se movió 50 metros lateralmente y 16 en vertical. Así lo han determinado investigadores de la Agencia Japonesa para la Ciencia y la Tecnología Marina y Terrestre, tras comparar los nuevos mapas del fondo oceánico realizados en este año con los mapas que databan de 1999.

 

Por ejemplo los datos a lo largo de un transecto (marcado en amarillo debajo) cerca del epicentro del terremoto marcado con una X en el mapa indican que la placa de Okhotsk se movió 50 metros en dirección este sureste hacia la fosa.

 

Asimismo, han comparado los datos de profundidad que muestran que el terremoto elevó la placa Okhotsk 10 en la zona que se hunde la plataforma y cuyo lateral también se elevó de cuatro a seis metros. “Creemos que esta elevación adicional contribuyó a la generación del impulso que generó las olas del tsunami“, ha explicado uno de los investigadores que dirigieron la investigación Toshiya Fujiwara, a la citada revista por correo electrónico.

En este contexto, si la placa Okhotsk se desplazó 50 metros hacia la fosa, según Fujiwara, los datos de varias agencias japonesas y universidades muestran que el suelo oceánico en Tohoku se movió cinco metros hacia el mar. Aguas adentro, la plataforma se movió de 15 a 31 metros en la misma dirección este-sureste y cerca de la fosa oceánica se movió 50 metros. Este incremento en el desplazamiento gradual sugiere que la placa se estaba tensionando desde la costa hacia la fosa, cambiando los patrones de estrés en su camino. Según Fujiwara, el gran número de réplicas de terremotos sugieren esa tensión.

Muchos terremotos serios este 2011 y de momento no llega el Big One… de California (falla de San Andrés)

Figuras: Captain Blood y Wikimedia Atlas del  Mundo (Japón y Asia); NOAA; Japan Agency for Marine-Earth Science and Technology (mapa de fosa y gráfico de desplazamiento horizontal); ZENRIN y Google Maps (terremotos de réplica).

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*