Sushi fluorescente y lámparas con medusas

El sushi (鮨, 鮓, 寿司 o 壽司) es un plato de origen japonés con base en arroz cocido adobado con vinagre de arroz, azúcar, sal y otros ingredientes, como pescados o mariscos. Este plato es uno de los más reconocidos de la gastronomía japonesa y uno de los más populares internacionalmente .

Aunque normalmente se asocia el sushi con el pescado y el marisco, también puede llevar verduras o huevo, o incluso cualquier otro acompañante. Además, los productos frescos tradicionales que acompañan al arroz no tienen que ir siempre crudos El nombre sushi se refiere a la preparación del arroz y el acompañamiento, si bien es relevante en el sabor, no hace al plato en sí. Aunque existe una variedad de acompañamientos de sushi internacionalmente reconocidos y acostumbrados, lo ideal es que cada región adopte acompañamientos típicos del lugar con pescados o frutos de la región que estén identificados con el gusto y la gastronomía local. Sin embargo, debe abstenerse del uso de pescado de agua dulce crudo, dado que, a diferencia del pescado de mar, puede contener salmonela.

La preparación de sushi pueda parece complicada por el aspecto delicado del producto final buscando en internet hay lugares como este y este otro donde podemos encontrar recetas aparentemente fáciles.

Vean este video donde  se explican los pasos

Imagen de previsualización de YouTube

Lo que no esperaba encontrar era sushi fluorescente.  Una empresa americana ha decidido preparar sushi a partir de pescado genéticamente modificados que irradian luz. El pescado usado es el ‘danio cebra fluorescente‘.

 

Vean este interesante video sobre los peces fluorescentes

Imagen de previsualización de YouTube

De la proteína verde y otras proteínas fluorescente (Green Fluorescence Protein, GFP) y sus distintas aplicaciones ya tratamos en otro post de este blog. Esta proteína  existe desde hace más de 160 millones de años en los fotoórganos de una especie de medusa, Aequorea victoria. Los organismos bioluminiscentes son capaces de emitir luz transformando energía química en lumínica, como las luciérnagas, o bien mediante fluorescencia, absorbiendo luz de un determinado color (longitud de onda) y liberando la energía absorbida en forma de luz de una longitud de onda mayor.

El Premio Nobel  Shimomura quedó fascinado por la química de la bioluminiscencia y entre las décadas de 1960 y 1970 recopiló más de un millón de medusas en Friday Harbor (Isla de San Juan), estado de Washington. Dedicó los siguientes 40 años a examinar de forma meticulosa las proteínas encargadas del brillo. En los aproximadamente 300 foto-órganos de la medusa de cristal, Shimomura encontró una proteína, a la que llamó aecuorina, que producía luz azul, la cual posteriormente era convertida en luz verde por la acción de una proteína fluorescente verde (o GFP).

Por cierto, como ingrediente potencialmente útil para otras variedades de cocina, también se ofrece una mezcla de wasabi con pasta de pescado fluorescente. Esta creación sirve para rellenar los ‘maki’ —rollos envueltos en una hoja de alga— de tal modo que emitan luz en la oscuridad de una verbena o una cena romántica.

Entre otros ingredientes potencialmente comestibles, el sitio del fabricante sugiere carne de ratas fluorescentes, obtenida a partir de otro experimento científico similar

Aquí no acaban las sorpresas, una empresa americana, La Medusa Amazing (theamazingjellyfish.com), saca los cuerpos de las criaturas bioluminiscentes que han muerto por causas naturales y las encierran en resina, por lo que no sólo preservan sus cuerpos que brillan en la oscuridad como si fueran lámparas

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*