Tiburones: apps y surf

Hace tiempo que la ciencia apareció en el mundo de las apps. Recientemente, un equipo de biólogos marinos de la Universidad de Stanford ha creado una app gratuita llamada Shark Net (para sistema operativo iOS) que utiliza señales de robots para alertar a usuarios de la ubicación de los tiburones más cercanos. La app es gratuita pero donando una cantidad se tiene acceso a  “Scar Girl” – un modelo de tiburón en 3D model, fotografías y videos. Todo lo recaudado se destina a la invetsigación en la Universidad de Stanford University (visitad GTOPP.org para más información.

El proyecto Tagging of Pacific Predators (TOPP) (Etiquetando a los predadores del Pacífico), cuyo objetivo ha sido colocar marcadores acústicos a los grandes depredadores del Pacífico, como tiburones, para seguir sus movimientos gracias a sensores colocados en boyas.

En este video podemos ver como se marca un tiburón.

Imagen de previsualización de YouTube

El proyecto se inició como parte del Censo de la Vida Marina (CVM), un ambicioso programa en el que participaron miles de científicos de todo el mundo entre 2000 y 2010 para catalogar la vida que existe en los mares del planeta. El proyecto de CVM permitió descubrir a los investigadores la existencia de “puntos de encuentro” en el Pacífico, frente a las costas de Canadá y Estados Unidos, donde se concentran múltiples especies, desde tiburones blancos hasta ballenas, pasando por atunes o albatros.

Con los datos proporcionados por TOPP, los científicos de la Universidad de Stanford, liderados por Barbara Block, descubrieron que los tiburones blancos “tienen el instinto de volver a su lugar de origen tan aguzado como el de los salmones”, que regresan con precisión a los ríos en que fueron desovados tras recorrer miles de kilómetros en el mar. Los tiburones migran periódicamente desde las islas Hawai hasta un lugar a medio camino entre Hawai y la costa del Pacífico norteamericana. Pero hacia finales del verano se desplazan a los “puntos de encuentro” frente a la costa norteamericana.

Ahora, con la ayuda de la empresa Liquid Robotics, Block ha empezado a utilizar en el Pacífico una tablas de surf controladas a distancia, como los aviones de reconocimiento no tripulados, que recorren el océano para recoger las señales de los marcadores acústicos instalados en los tiburones.

Este robot flotante, que desde fuera parece una tabla de surf amarilla, capta señales de escualos a más de 330 metros de profundidad en el océano y envía sus posiciones a los investigadores mediante transmisiones vía satélite. En un periodo de prueba de ocho días, el planeador, fabricado por la empresa con sede en California Liquid Robotics y que se mueve a una velocidad menor que la de una persona al andar, realizó 200 detecciones de 19 tiburones diferentes.

El planeador, de unos dos metros de largo cuenta con paneles solares en su parte superior y un sistema para usar la energía generada por el movimiento de las olas) en su parte inferior. Sólo puede detectar criaturas que hayan sido previamente marcadas por los científicos con un pequeño transmisor que funciona con una batería y que emite una señal cada dos minutos. Miles de animales están etiquetados con los transmisores.

La financiación del programa procede de un premio Rolex obtenido por Block este año y dotado con 104.000 dólares (84.700 euros), además de la proporcionada por otros patrocinadores, con la colaboración de instituciones como el Acuario de la Bahía de Monterey (California).

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*