Sushi, el final del atún y la subasta

El New York Times publicó recientemente un artículo en el que se volvía a insistir en que las pesquerías de atún del Pacífico están al borde del colapso. Ya en Septiembre del 2007 la UE prohibió la pesca del atún rojo (que vive en el Atlántico y en el Mediterráneo) en lo que quedaba de 2007 ya que que  se había superado la cuota general de capturas asignada a la flota comunitaria. En otros dos posts (La tragedia del atún,  y Obama y el atún “rojo” volvimos sobre el mismo asunto.

Ene ste artículo se hacia referencia al informe de la Comisión Internacional para el estudio de del Atún y especies similares del Pacífico Norte y analizaba los datos tomados desde 1952 hasta 2011. Los datos incluyen el número de atunes capturados, su peso y cuanto esfuerzo se necesitó. El esfuerzo se puede medir por ejemplo como el tiempo invertido en la captura.

Las noticas son muy malas. La población ha caído  más de un 96%. El impacto es muy similar al que las pesquerías están causando en otras especies como los tiburones. Por ejemplo, las poblaciones de tiburón martillo, han descendido hasta un 95%, según los datos aportados por la Asociación de la Conservación Mundial (IUCN).

¿Quién tiene la culpa? La mayor parte de la actividad pesquera del atún del Pacífico tiene lugar en la costa de Japón, donde no hay cuotas establecidas. El 80% de este atún se emplea en la preparación de sushi como rollitos de atún  y shashimi.

Como escasea, los precios se disparan y como ejemplo el cinco de enero se pagaron 1,8 millones de dolares por un atún de 221 kilos de peso.

Las fotografías son del Business Insider y en este reportaje se pueden ver como son las subastas de atún en Tokyo.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*